Qué hacer si mi perro no quiere beber agua

Qué hacer si mi perro no quiere beber agua

Tu perro debe beber agua para mantenerse perfectamente hidratado. Si notas que tu mascota empieza a beber cada vez menos agua, la pérdida de fluido acabará por provocar problemas de salud graves, llegando a necesitar en casos extremos goteo intravenoso. Si percibes este comportamiento en tu perro, ponte manos a la obra para evitar que se ponga enfermo. En unComo.com te contamos qué hacer si tu perro no quiere beber agua.

Pasos a seguir:
1

Cada perro es un mundo y sus hábitos de ingesta de agua variarán según su actividad física, el ambiente en el que viva y su alimentación. Por ejemplo, un perro muy activo, que viva en una zona de mucho calor y se alimente con pienso que contenga bastante sal, seguro que beberá más agua, porque lo necesitará. Es muy importante que te fijes en sus hábitos, y que siempre tenga a su libre alcance agua fresca, y limpia. Recuerda cada día ver sus cuencos de agua repartidos por casa, comprobar si hace falta agua limpia y si es necesario rellenar o cambiar.

2

Para saber si tu perro está deshidratado, si no has percibido cambios en la cantidad de agua, o si simplemente pasas tanto tiempo fuera de casa que es imposible saberlo con certeza, te recomendamos que pellizques la piel entre sus omóplatos. Si su piel vuelve a su forma normal rápidamente es que está perfectamente hidratado, pero si observas que el rebote es lento, es muestra de que tu mascota no toma suficiente agua.

3

Los motivos por los que tu perro no bebe suficiente agua son diversos, van desde el estrés, a cuando sufren ansiedad, o incluso enfermedades de tipo viral. La causa puede ser la leptospirosis, parvo, moquillo o rabia, entre otras dolencias que afectarán a su escaso deseo o necesidad de hidratarse. También es posible que tenga algún tipo de herida en la boca o los dientes que le impida beber. La mejor forma de prevenir los problemas de hidratación es estar muy pendiente de los hábitos, y llevar un diario de lo que bebe tu perro. Además siempre debe tener agua limpia y fresca que le apetezca.

4

Cuando sepas que tu perro no toma suficiente agua lo que debes hacer es incentivar este hábito tan imprescindible para su salud. Una de las formas de motivar a tu perro para que beba, es comprar una buena fuente de agua para él, y que tenga siempre agua limpia, descalcificada y corriente que atraiga su atención.

Otro consejo para que consiga una mayor cantidad de fluidos es que le alimentes también con pienso blando, ya que suele tener más cantidad de agua. También puedes añadir un poco de agua a su comida habitual, para incorporar un extra de hidratación a su alimentación. O incluso, puedes hacer un caldo especial para él a base de carne y verduras con nada de sal, será un buen alimento y le aportará una buena dosis de líquido.

5

Sea como sea si no consigues que tu perro beba, tendrás que acudir al veterinario y no demores demasiado, porque podría ser tarde para tratar ciertas dolencias. Recuerda que la deshidratación puede ser mortal para tu compañero, y puede ser un síntoma de que algo grave le ocurre. Sé prudente y consulta con tu profesional veterinario.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hacer si mi perro no quiere beber agua, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.