Compartir
Compartir en:

Qué enfermedades transmiten las cucarachas a los humanos

Qué enfermedades transmiten las cucarachas a los humanos

Las cucarachas no solo resultan desagradables para la mayoría de las personas, sino que además también son el medio de contagio de múltiples afecciones y trastornos, algunos de ellos de suma gravedad. Ante esta situación, procurar la limpieza y un control de plagas de forma regular en nuestros hogares y ambientes de trabajo forma parte de las medidas para evitar que estos animales se propaguen.

Si quieres conocer qué enfermedades transmiten las cucarachas a los humanos te lo explicamos a continuación en unCOMO para que consideres todas las medidas a tu alcance para evitar la propagación de estos insectos.

Cómo las cucarachas transmiten enfermedades

Las cucarachas se han relacionado con la suciedad y por ende, con trastornos de salud que puedan ser originadas por la falta de aseo. La realidad es mucho más amplia que esta, ya que hay todo un conjunto de condiciones que hacen posible la propagación de enfermedades a los humanos.

En primer lugar, hay unas 3500 especies de cucarachas, pero la gran mayoría vive alejada de los centros urbanos, al aire libre. Sin embargo, hay especies sinántrópicas (se adaptaron a las condiciones de vida humana en centros poblados) que requieren lugares oscuros y cálidos para poder vivir y reproducirse, así como conductos de agua temporalmente secos. Es por ello que es común encontrarlas en radiadores de refrigeradores, desagües o alcantarillas.

Cuando un insecto de este tipo tiene contacto con los alimentos deja restos de su saliva, en la que se encuentran bacterias que son una de las fuentes de enfermedades, pero no la única. Las cucarachas también pueden excretar virus debido a que sus intestinos pueden albergar otras bacterias causantes de graves trastornos. El contacto directo con los insectos puede ocasionar reacciones alérgicas que pueden manifestarse en la piel o como enfermedades de las vías respiratorias, al igual que ocurre con la aspiración de partículas de polvo que contengan alérgenos provenientes de estos insectos.

Así que, si bien una extrema higiene en el hogar es importante, la realidad es que la sola presencia de un solo ejemplar es suficiente para ser causante de enfermedades, ya que hay varias vías de contagio: ingiriendo un alimento contaminado por esta, por aspiración de alérgenos o por contacto. Esto no debe ser un motivo para el desaliento en cuanto al aseo del hogar, sino más bien para ser aún más precavidos. Una sola cucaracha ya debe ser motivo de alarma.

Peste bubónica

Entre las enfermedades que transmiten las cucarachas a los humanos está la peste bubónica. Se trata de una enfermedad potencialmente mortal, causada por la bacteria Yersinia pestis. Si bien esta condición está asociada con las ratas (ya que se propaga a través de sus pulgas), lo cierto es que también puede ser transmitida a los humanos por cualquier otro animal infectado, como las cucarachas. Una vez que un humano tiene la enfermedad, puede contagiar a otros a través de de la saliva expulsada por la tos característica que genera. Otros síntomas característicos de esta enfermedad son:

  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Dolor en los ganglios linfáticos
  • Tos fuerte
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Malestar general
  • Dolor muscular

Disentería

Se le llama disentería a un conjunto de trastornos intestinales provocados por una infección. Esa enfermedad suele contraerse por el consumo de alimentos contaminados, aunque también está asociada a la ausencia de medidas higiénicas. Existen dos tipos de disentería:

  • Bacilar: producida por la bacteria Shigella, que entra por la boca y se reproduce en el intestino. Se caracteriza por una diarrea severa y acuosa que puede durar desde algunos días hasta una semana.
  • Amebiana: se produce cuando una persona infectada no tiene una higiene adecuada, especialmente después de ir al baño, con lo que puede contaminar a otras personas. También causa diarrea, pero en este caso puede haber sangre y dolor al evacuar.

Descubre en este otro artículo de unCOMO Cómo recuperarse de la disentería.

Fiebre tifoidea

Otra de las enfermedades que transmiten estos insectos a las personas es la fiebre tifoidea. Este padecimiento es causado por la bacteria Salmonella typhi que se encuentra en alimentos contaminados. Una vez en el intestino entra al torrente sanguíneo y de allí a los nódulos linfáticos, la vesícula, el hígado y el bazo, entre otros. Algunos de los síntomas de la fiebre tifoidea incluyen:

  • Manchas rosas en el abdomen y el pecho
  • Fiebre superior a los 39 grados
  • Alucinaciones
  • Confusión
  • Cambios de humor
  • Sangrado nasal
  • Heces con sangre

Hepatitis A

La hepatitis A es una inflamación del hígado causada por el virus del mismo nombre (conocido también como VHA). Se produce por el contacto con heces de otro enfermo, ausencia de medidas higiénicas o consumo de alimentos contaminados por moscas o cucarachas. Estos son algunos de los síntomas característicos de la hepatitis A:

  • Ictericia
  • Orina de color oscuro
  • Nauseas
  • Vómitos
  • Debilidad
  • Picazón
  • Heces pálidas
  • Fiebre

Gastroenteritis

Una de las enfermedades más comunes que transmiten estos insectos a los humanos es la gastroenteritis. Se trata de una inflamación de la membrana intestinal, causada por una bacteria, virus o parásitos que se encuentran en alimentos o bebidas contaminados. Entre las señales de alerta se encuentran:

  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Deshidratación
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza

Lepra

La lepra es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Mycobacterium leprae, uno de los múltiples microorganismos que transmiten las cucarachas a los humanos. La bacteria se propaga a través del aire, cuando una persona sana inhala las gotas de saliva provenientes de estornudos o tos de una persona enferma. Los síntomas de esta afección incluyen:

  • Lesiones en la piel que son difíciles de sanar
  • Ausencia de sensibilidad en las extremidades
  • Debilidad muscular

Remedios caseros para eliminar las cucarachas

Las medidas de aseo e higiene básicas son el punto de partida para evitar la proliferación de cucarachas en el hogar. Pero también hay remedios caseros que se pueden aplicar para prevenirlas o eliminarlas.

  • Hojas de laurel: esta planta emana un olor que resulta tóxico para las cucarachas. Por eso se utiliza como insecticida natural poniendo hojas picadas en las esquinas de la casa o en los lugares donde se sospecha que vivan o se reproduzcan.
  • Bicarbonato y azúcar: mezclar ambos ingredientes a partes iguales y aplicar esta mezcla detrás y debajo de los muebles, en las esquinas, así como en los lugares oscuros y cálidos. El azúcar atrae a las cucarachas, pero el bicarbonato emana gases que resultan nocivos para ellas.
  • Ácido bórico: se utiliza esparciendo el polvo por las áreas de la casa que sean susceptibles a las cucarachas. Este ingrediente actúa como un veneno para este tipo de insectos.

Antes de aplicar cualquiera de estos remedios, hay que asegurarse de que ninguno de ellos esté al alcance de mascotas o niños. Del mismo modo, evitar que entren en contacto con los alimentos.

Descubre en este otro artículo más remedios caseros para matar cucarachas.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué enfermedades transmiten las cucarachas a los humanos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Qué enfermedades transmiten las cucarachas a los humanos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué enfermedades transmiten las cucarachas a los humanos
1 de 6
Qué enfermedades transmiten las cucarachas a los humanos