Compartir
Compartir en:

¿Puedo bañar a mi perro después de comer?

1 vez compartido
 
¿Puedo bañar a mi perro después de comer?

Si eres el feliz compañero de un perro, y sobre todo si es la primera vez que tienes uno, te habrás dado cuenta de que es común preguntarse cosas sobre su cuidado y su salud en general. Para dar a nuestros fieles amigos lo mejor para que disfruten junto a nosotros y estén sanos y felices debemos informarnos al máximo sobre todas sus necesidades y cómo cuidarlos adecuadamente.

Por esto, en unCOMO te desvelamos las respuestas a las preguntas más habituales que giran en torno a la vida de nuestros compañeros peludos. Así que, sigue leyendo este artículo para descubrir la respuesta a esta duda bastante frecuente: ¿puedo bañar a mi perro después de comer?

También te puede interesar: ¿Puedo bañar a mi perro con mi champú?

¿Se puede bañar a un perro recién comido?

Debido a que el proceso de digestión de los canes es bastante lento, NO debes bañar a tu perro después de comer. Pues habrá pasado muy poco rato digiriendo el alimento y, por lo tanto, es fácil que se produzcan problemas de salud desde leves hasta muy graves. Así, es mejor evitarlo y dejarle hacer la digestión tranquilo, teniendo en cuenta que la digestión normal de un perro puede durar de 4 a 6 horas, pero que en procesos más complicados por el tipo de alimento o si la cantidad ingerida ha sido excesiva este proceso puede durar hasta más de 10 horas.

Si lo lavas poco después de alimentarlo, entre el estrés que puede producir la situación del baño a algunos canes y el contraste de la temperatura del agua con su cuerpo, puedes provocarle desde vómitos y diarreas pasajeros hasta un corte de digestión.

¿Cuánto tiempo debe pasar para bañar a mi perro después de comer?

Debido al tiempo que tarda una digestión media en los canes, recomendamos que por lo menos esperes 5 horas para asear a tu peludo tras haberle dado su comida. Si puedes esperar más tiempo mejor, de hecho, lo ideal es bañarlo primero y darle su comida después. De este modo, además de evitar problemas de salud, también lo puede interpretar como algo positivo por haberse dejado bañar o puede servirnos para que mejore su percepción del momento del aseo, ya que aprenderá que después viene algo bueno.

Asimismo, es importante saber que tampoco debes jugar ni permitir que tu fiel compañero corra jugando con otras mascotas justo después de comer, pues haciendo ejercicio físico con el estómago lleno puede producirle desde vómitos hasta un corte de digestión o una torsión gástrica. Es muy importante que repose mientras dure la digestión, sobre todo al principio de esta.

Pero, si es realmente necesario asear a tu mascota después de que haya pasado poco rato de la última vez que ha comido, te recomendamos que le laves solo las partes muy sucias con paños húmedos o toallitas. Pero, si tu mascota es realmente tranquila, está encantada de bañarse porque se acostumbró muy bien desde el principio, puedes bañarla poco después de haber comido con mucha calma y con la temperatura del agua lo más similar a su cuerpo, unos 38ºC, para evitar problemas de nervios o contrastes de temperatura que deriven en un problema digestivo.

Síntomas del corte de digestión en perros

Como el corte de digestión es una condición de la cual su gravedad depende de muchos factores, es decir que puede ser que solo sea un rato de malestar como que haya que acudir a urgencias e incluso llegar a producirse la muerte del animal en casos graves, resulta vital conocer cómo podemos detectar el corte de digestión lo antes posible. De hecho, es necesario conocer cómo saber si a tu perro le duele la barriga, para que así siempre que detectes algún síntoma puedas actuar a tiempo y bien. Por este motivo, te contamos cuáles son los principales síntomas de un corte digestivo en perros:

  • Retortijones, molestias estomacales y sonidos que provienen de su tripa.
  • Eructos y espasmos abdominales.
  • Mareos, náuseas y visión borrosa.
  • Exceso de babeo, vómitos, diarrea y barriga hinchada.
  • Inquietud y quejidos.
  • Bajada de tensión y pulso débil.
  • Descenso de la temperatura, escalofríos y pitidos en los oídos.
  • Mucosas blanquecinas o rosa muy pálido.
  • Desmayo y en casos muy graves parada cardiorrespiratoria.

Estos signos debemos tenerlos presentes en general en cualquier momento que veamos que algo cambia en el comportamiento o aspecto de nuestra mascota. Pero debemos recordarlos sobre todo si hemos bañado a nuestro perro, ha jugado o hecho bastante ejercicio o se ha metido en un río, lago o el mar poco rato tras haber comido; ya que son estos momentos en los que es más probable que pueda suceder.

Asimismo, también puede pasar si ha comido con mucha ansiedad o antes o después de hacerlo se ha puesto muy nervioso o ha pasado una situación de estrés. Por lo tanto, recordemos que es mejor prevenir que curar y asear a nuestro compañero antes de darle su comida, igual que evitar el ejercicio después de comer, etc.

Qué hacer si a mi perro le da un corte de digestión

Si reconoces en algún momento alguno de estos signos que te pueden indicar que tu perro está sufriendo una posible interrupción de la digestión por haberse alimentado antes o después de realizar ejercicio o bien, haberlo bañado u otras situaciones que puedan causar estrés justo tras haber comido, deberás saber qué pautas seguir ante esta situación. Así, toma nota de las siguientes indicaciones sobre qué debes hacer si a tu can le da un corte digestivo:

  1. Retira su comida y su agua y no lo fuerces a beber aunque veas que vomita.
  2. Intenta calmarlo y observa cuáles son los síntomas más fáciles de reconocer como diarreas, vómitos, desmayo, desorientación debida a la visión borrosa y los pitidos en los oídos, entre otros.
  3. Llama de inmediato a tu veterinario habitual o a las urgencias veterinarias y comenta con detalle todo lo que has observado en ese breve rato.
  4. Permite que los especialistas revisen bien a tu peludo y sigue el tratamiento que te indiquen.

Es vital que si en poco rato no vemos que nuestro can mejora y parece que no se trata de algo leve y pasajero, es decir que no es una simple indigestión en perros, contactemos con el veterinario para actuar de inmediato. Pues solo así podremos asegurarnos de hacer todo lo posible para estabilizarlo y que no empeore su situación, consiguiendo una recuperación más fácil, incluso llegando a impedir su muerte si el caso llegase a ser grave, como en uno en que se diera parada cardiorrespiratoria.

Consejos para bañar a tu perro en casa

Ahora ya sabes que no debes asear a tu mascota recién comida, para terminar, queremos darte algunos tips para que conozcas cómo bañar a tu perro en casa de forma adecuada y segura para su salud:

  • Evita lavarlo después de haber comido, justo tras haber hecho mucho ejercicio, tras vacunarlo o ponerle un producto antiparasitario y otras situaciones especiales que requieren evitar el estrés, la humedad y el cambio de temperatura que puede suponer el baño.
  • Es más recomendable lavar al can entre comidas, habiendo pasado el máximo de horas tras su última comida, se aconseja un mínimo de 5 horas.
  • Debes usar productos indicados para tu mascota, como un cepillo adecuado para su pelo y un champú indicado para su tipo de piel y de manto.
  • Recuerda que, teniendo en cuenta que la temperatura normal de los canes adultos está entre los 38,5-38,9ºC, la temperatura ideal del agua para su aseo está normalmente entre los 37–39ºC.
  • Debes proceder siempre con tranquilidad y procurar que tu mascota no sufra estrés. Por ello es bueno acostumbrarlos de pequeños a los ratos de higiene y enseñarles a disfrutarlos.
  • No permitas que el agua y el jabón entren en sus oídos ni en sus ojos.
  • Asegúrate de retirar todo el champú del pelaje y seca a tu compañero al máximo, evitando que quede humedad en cualquier pliegue o rincón que pudiera derivar en un problema cutáneo u otras condiciones.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo bañar a mi perro después de comer?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre ¿Puedo bañar a mi perro después de comer?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Descubre vídeos interesantes
Órdenes de adiestramiento de perros
Barbie en español - juguetes y aventuras
Manualidades para mascotas
Manualidades caseras fáciles de hacer - DIY
¿Puedo bañar a mi perro después de comer?
1 de 4
¿Puedo bañar a mi perro después de comer?