Compartir
Compartir en:

¿Puedo bañar a mi perro con mi champú?

1 vez compartido
 
¿Puedo bañar a mi perro con mi champú?

Es muy frecuente que surjan dudas de todo tipo a la hora de cuidar a nuestras mascotas, sobre todo si es la primera vez que tenemos una. Así, debemos responsabilizarnos y comprender que es nuestro deber informarnos al máximo de sus cuidados básicos y de los posibles problemas que pueden llegar a tener. Por ejemplo, una de las preguntas que más aparece en la mente de quienes comienzan a convivir con canes es si se puede usar el mismo shampoo que usamos nosotros para bañarlos a ellos.

Por esto, desde unCOMO queremos ayudarte a cuidar bien de tu amigo peludo y en este artículo vamos a despejar la siguiente duda: ¿Puedo bañar a mi perro con mi champú? Sigue leyendo para conocer la respuesta y otros detalles importantes para bañar a tu mascota.

También te puede interesar: ¿Puedo bañar a mi perra recién parida?

¿Es bueno usar mi champú para asear a mi perro?

Para asear a un can lo primero que debemos tener presente es el material que vamos a necesitar para hacerlo bien, es decir deberemos tener a mano algunas cosas básicas como un cepillo indicado para el tipo de pelo de nuestro peludo, shampoo también adecuado y un par de toallas limpias. Pero, ¿qué jabón se puede utilizar? Ante la duda sobre si se puede lavar a un can con nuestro jabón, la respuesta es clara: NO puedes bañar a tu perro con tu champú.

Las razones por las cuales no es buena idea usar nuestro jabón para asear a nuestra mascota es que los canes tienen una piel y un pelo distintos a los nuestros. Por ejemplo, el pH de la piel de los canes es de 7 y el nuestro es de 5.5, por lo que nuestro shampoo resulta demasiado ácido para la dermis de nuestro compañero. Usar estos productos para personas en tu fiel amigo hará que, tras pocos lavados, sufra de los siguientes problemas:

  • Eliminación de la fina capa de grasa natural y necesaria para la salud de la piel y el pelo
  • Irritación, sequedad y descamación de la piel
  • Picor
  • Alergias cutáneas
  • Heridas en la piel debido al rascado constante por el picor y el malestar
  • Infecciones en la piel
  • Hongos
  • Sequedad y pérdida de brillo en el pelo
  • Caída del pelo

Qué champú usar para bañar a un perro

Por todo lo comentado, ya sabes que no se puede asear a un can con gel de persona ni con nuestros shampoos, por lo que debemos usar un champú indicado para perros y, además, elegir uno adecuado al tipo de piel y pelo de nuestra mascota en particular. Por ejemplo, entre los jabones que podemos encontrar en tiendas para mascotas los hay específicos para pelo liso, duro o rizado, para pelaje corto o largo, para canes de color negro o blanco, para cachorros, para razas específicas, con tratamientos especiales para la dermis y también con distintos olores.

Así, el champú de avena para perros es el más indicado para cachorros y para pieles sensibles o alérgicas por ser suave y calmante, el de pelo duro es indicado para razas con el pelo áspero y seco, de tipo alambre, pero si queremos eliminar parásitos externos del pelaje de nuestro amigo debemos utilizar un champú antipulgas. Al haber tantas opciones lo más recomendable es pedir consejo a los especialistas veterinarios para elegir el mejor jabón para tu peludo. Eso sí, para no dañarle la nariz y el sentido del olfato, es mejor evitar siempre los que lleven perfumes fuertes.

Consejos para bañar a tu perro

Ahora que ya sabes que la respuesta a tu duda sobre si puedo bañar a mi perro con gel normal o con shampoo es claramente que no y que conoces mejor qué tipo de champú usar para asear a tu mascota, te ofrecemos algunos tips para bañar a tu perro:

  • Antes de comenzar a bañar a tu perro en casa reúne todo el material que vas a necesitar. Cepillo, jabón adecuado, acondicionador, toallas y pipeta antiparasitaria es todo lo que puedes llegar a necesitar si aseas por completo a tu mascota.
  • Para cortar las uñas y el pelo te recomendamos que lleves a tu mascota a una peluquería canina o al veterinario.
  • Actúa siempre con tranquilidad para que tu compañero se sienta lo más relajado posible ante una situación que puede incomodarle. Por ello es importante que desde cachorros los acostumbremos a disfrutar del rato de baño.
  • Cepilla su pelo antes de empezar a mojarlo para conseguir así que el agua y el jabón lleguen mejor a todas partes y evitar enredos.
  • La temperatura del agua debe ser tibia o un poco caliente, la temperatura normal de los canes está entre 37-38ºC.
  • Comienza por mojar la cabeza y masajearla un poco para que se relaje. Evita que el agua entre en sus ojos y en sus oídos. Poco a poco moja todo su cuerpo y después aplica un poco de jabón, masajea bien hasta obtener espuma y aclara con agua abundante.
  • Escurre al máximo el agua del manto de tu mascota, sécalo con las toallas y deja que se seque él mismo frotándose en ellas y correteando, así se relajan más. Pero no debes dejar que quede ninguna parte de su cuerpo con humedad para evitar problemas de piel.
  • Acaba de secar su pelo con un secador con temperatura templada y colocado a cierta distancia para evitar molestarlo. Si dispones de un expulsador de aire para canes, un tipo de secador especial para ellos usado en peluquería canina, es mejor que utilices este antes que un secador normal.
  • Por último, vuelve a cepillar el pelaje para desenredarlo bien. Asimismo, no aconsejamos el uso de colonias o perfumes.

Cómo prevenir que el perro se ensucie

Lograr que tu fiel compañero esté siempre limpio es muy complicado, piensa que es un can y que debe relacionarse con otros animales, salir a pasear, correr por el campo, etc., por lo que siempre terminará por mancharse en algún momento. Asimismo, debes pensar que los perros no se pueden bañar a diario, de hecho es importante que tengas muy claro cada cuánto bañar a tu perro. Lo más sano para ellos es asearlos como mucho cada mes y medio más o menos, a excepción de cuando se ensucian demasiado por algún motivo, pero realmente la frecuencia de baño dependerá de cada animal, de su estado de salud y de su estilo de vida.

Pero, es cierto que hay formas de conseguir que tu fiel compañero esté limpio por más tiempo. Para lograrlo te recomendamos que sigas estos consejos para prevenir que tu peludo se ensucie:

  • Limpia diariamente el suelo de tu casa.
  • Cepilla el pelo de tu mascota a diario, así quitaras polvo y suciedad acumulada, además de enredos, nudos y cabello muerto.
  • Usa paños húmedos o toallitas para lavar la cara, las orejas, las patas, todo el manto de pelo y los genitales, usando una toalla húmeda para cada parte del cuerpo. Así, evitarás lavarlo antes de tiempo con jabones y quitarás suciedad sin dañar su dermis.
  • Limpia siempre sus patas cuando vuelva a casa de un largo paseo.
  • Mantén sus accesorios, como la cama y el collar, siempre limpios y en buen estado.
  • No lo laves muy seguido ya que al eliminar la capa protectora de su piel no solo provocarás los trastornos antes comentados, sino que también se le ensuciarán el pelo y la piel más rápidamente.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo bañar a mi perro con mi champú?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre ¿Puedo bañar a mi perro con mi champú?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Descubre vídeos interesantes
Órdenes de adiestramiento de perros
Barbie en español - juguetes y aventuras
Manualidades para mascotas
Manualidades caseras fáciles de hacer - DIY
¿Puedo bañar a mi perro con mi champú?
1 de 3
¿Puedo bañar a mi perro con mi champú?