Compartir
Compartir en:

¿Puedo bañar a mi perra recién parida?

1 vez compartido
 
¿Puedo bañar a mi perra recién parida?

¿Tu perra acaba de tener cachorros y no sabes si puedes lavarla o no? Es habitual, sobre todo si es la primera vez que te encuentras en esta situación, que te surjan muchas dudas sobre el cuidado de la nueva mamá y los recién llegados. Además, si el parto se ha dado en casa no es extraño que quieras recoger y limpiar un poco el nido y quieras asear a tu perrita.

Así es normal que te preguntes ¿puedo bañar a mi perra recién parida? y, por esto, en este artículo de unCOMO vamos a darte la respuesta y a explicarte algunas cosas más que tendrás que tener en cuenta para cuidar bien de tu mascota en este momento tan especial.

También te puede interesar: ¿Puedo bañar a mi perro con mi champú?

Características de una perra recién parida

Tras ayudar a nuestra perra a parir, es normal que ella esté completamente exhausta y no quiera ni moverse del nido, ni tenga apetito. Te darás cuenta de que solo se despierta un poco para cuidar y vigilar a los recién nacidos y que el resto de las horas intentará dormir el máximo. Es por esto que te aconsejamos que le acerques un cuenco con agua para que beba poquito cada media hora o cada hora.

Generalmente, este agotamiento extremo debido al esfuerzo físico y mental y al estrés de todo el proceso, dura unas 48 horas y poco a poco tu mascota se irá encontrando mejor y más activa, pero esta recuperación puede tardar incluso una semana. De todos modos no podrá desplazarse de la zona en la que ha parido y tiene a sus pequeños ya que estos, durante los primeros días, estarán la mayor parte del día mamando.

Te recomendamos que le brindes mucho cariño y la ayudes con todo lo posible durante las primeras dos semanas tras el parto, ayúdala a comer y a beber y limpia todo lo que puedas su entorno. Las toallas o mantas están muy sucias cámbialas, pero procura dejarlas el máximo de horas seguidas ya que el olor de la madre y los cachorros estará presente en ellas y así es más fácil que los pequeños se acostumbren a su olor.

Según el carácter de la hembra y de si ya ha pasado por este proceso más veces o no, puede ser que te deje acercarte y manejar a los pequeños a los pocos días u horas, pero hay perritas que no permiten fácilmente este contacto. Si este último es el caso de la tuya respétala, no le causes estrés, y déjale su espacio hasta que poco a poco se acostumbre a que te vayas acercando.

Asear a una perra después del parto

Si lo que más te preocupa en estos instantes es que tu perrita huele mal y está sucia te preguntarás si puedes lavarla. La respuesta a esta duda es que NO aconsejamos que bañes a tu perra recién parida por diversos motivos.

Como hemos comentado antes no puede separarse de sus cachorros en varios días, además el olor natural de ella es el que deben percibir los pequeños para estar tranquilos y comenzar a desarrollarse sin problemas e identificar dónde están seguro y dónde tienen alimento. Asimismo, si la separas al poco de haber dado a luz puede suceder que se quede desconcertada y que, también si has estado tocando o lavando a los pequeños sin ella presente, los pueda rechazar al no reconocerlos. En definitiva, si la bañas en este momento tan importante solo sumarías más estrés a su situación y podrían surgir diversos problemas.

Pero, como es comprensible se debe mantener una higiene para evitar que surjan problemas de salud o enfermedades, así que lo mejor será que utilices paños de algodón húmedos con agua tibia y sin jabón para retirar al máximo la suciedad, de hecho esto la ayudará a sentirse mejor al estar más limpia y cuidada. Es importante no usar ningún champú o jabón ya que no podemos enjuagarla bien todavía y como los cachorros maman y están encima suyo todo el día se corre el riesgo de que ingieran este producto sin querer y se pongan malos.

Además, tanto los cachorros como la madre seguirán ensuciando durante varios días el nido ya que los pequeños harán ahí mismo sus deposiciones y la perrita seguirá teniendo descargas vaginales hasta algo más de una semana después de haber parido.

Podrás bañar a tu mascota cuando hayan pasado 2 o 3 semanas enteras, puesto que los perritos podrán pasar un rato sin ella y esta estará más descansada. Eso sí, deberás secarla perfectamente y cepillarla antes de dejarla volver con los pequeños, pero no puedes ponerle perfumes o desodorantes de ningún tipo, aunque sean para perros, ya que esto no es bueno para los cachorros en este momento.

Evitar daños en las mamas de tu perra

Hay otros cuidados más importantes que el baño en este momento de la vida de tu mascota. Por ejemplo, es vital que procures que no sufra daños en las mamas, tanto por su salud como por la salud de los recién nacidos que se pasan el día mamando. Por este motivo, hay que asegurarse de que no usan siempre las mismas tetillas, deberemos cambiarlos a otra de vez en cuando para que la que suelen usar para alimentarse pueda descansar, producir más leche y así no llegar a doler a nuestra perrita.

Además, hay que procurar que estén limpias, lavándolas de vez en cuando con un paño y agua tibia, para que los cachorros no sufran algún problema pero sobre todo para que la madre no llegue a desarrollar una mastitis en la que se da inflamación e infección de alguna de las mamas. Esta condición además de poner en riesgo la salud de tu mascota y sus crías, es muy dolorosa por lo que deberás acudir al veterinario si sospechas de que la padece.

Asimismo, cuando los pequeños empiezan a tener dientes pueden dañar los pezones de la madre por lo que es importante comenzar a acostumbrarlos a comer pienso y destetarlos, es decir hacer que dejen de mamar para comer comida especial para cachorros. De esta forma, si ves que producen heridas en las tetillas de tu perra y que ella no los aparta, será mejor que tú lo hagas por ella y le cures los posibles rasguños para evitar complicaciones.

La alimentación de tu perra tras el parto

Ahora que ya sabes que no debes bañar a tu perra tras el momento del parto pero que sí puedes lavarla con cuidado y esperar dos semanas para bañarla, es importante que conozcas que la dieta que le ofrecemos a nuestra mascota tras haber parido es fundamental. Esta dieta tiene que aportarle todos los nutrientes que necesita para seguir produciendo leche y alimentar a sus crías entre otras necesidades.

Lo más aconsejable es que, para alimentar a una perra después de parir, le des comida para perras lactantes o, si no te resulta fácil encontrarlo, optes por darle pienso para cachorros que es muy nutritivo y tiene todas las proteínas y otros componentes que la madre puede necesitar en este período. Asegúrate de que la comida que le das tiene mucha más carne que cereales u otros componentes.

Es vital que su bebedera y comedera estén siempre llenas para que se alimente cuando quiera y que esté al lado de donde duerme con sus crías. Debes asegurarte de que está comiendo y bebiendo tanto como necesita ya que si no lo hace deberás ayudarla tú, ya que de lo contrario empezará a estar muy débil y desnutrida, llegando a pararse la producción de leche y a enfermar.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo bañar a mi perra recién parida?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre ¿Puedo bañar a mi perra recién parida?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Descubre vídeos interesantes
Órdenes de adiestramiento de perros
Barbie en español - juguetes y aventuras
Manualidades para mascotas
Manualidades caseras fáciles de hacer - DIY
¿Puedo bañar a mi perra recién parida?
1 de 4
¿Puedo bañar a mi perra recién parida?