Compartir

¿Puedo bañar a mi perra embarazada? - aquí la respuesta

Por Irene Juste. Actualizado: 8 septiembre 2017
¿Puedo bañar a mi perra embarazada? - aquí la respuesta

Cuando nuestra perra está gestante es muy habitual que aparezcan diversas dudas, ya sea sobre el cuidado de ella o de los cachorros durante el proceso de gestación, el parto y tras este. Algunas de las preguntas más comunes giran en torno a la alimentación, el ejercicio y el reposo, las vacunaciones y las desparsasitaciones. Por ejemplo, respecto a los cuidados básicos, una de las principales dudas que muchos veterinarios reciben en sus consultorios es sobre la higiene de la perra preñada durante esta etapa.

Si quieres tener en cuenta todos los aspectos sobre el cuidado de tu peluda y te preguntas "¿puedo bañar a mi perra embarazada?", sigue leyendo este artículo de unCOMO en el que te explicamos todos los detalles.

También te puede interesar: Cómo saber si mi perra está embarazada

¿Se puede bañar a una perra embarazada?

Quienes quieren cuidar perfectamente de su fiel compañera y ayudarla en todo lo posible mientras pasa por la etapa de gestación se preguntan cosas como cuál es la mejor forma de mantener la higiene durante este tiempo y si se puede continuar lavando como siempre o bien, si hay que tener algo más en cuenta. La respuesta es que por supuesto hay que mantener una buena higiene y, efectivamente, SÍ se puede bañar a una perra embarazada.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la frecuencia de baño deberá ser la misma de siempre, es decir, una vez cada 2 o 3 meses si la hembra es de pelo corto o bien, 1 vez al mes si es de pelo largo. Evidentemente, si alguna vez se ensucia mucho de forma accidental se puede bañar de nuevo aunque no haya pasado este tiempo recomendado, pero si es posible conviene hacerlo con paños húmedos o de otras formas que no produzcan tanto estrés como suele suceder en los baños habituales.

Así, es recomendable bañar a tu perra embarazada al principio y a mitad de la gestación. Recuerda que el periodo de gestación en los perros suele durar entre 63 y 67 días, así que haz bien los cálculos, ya que hacia el final de esta etapa no es nada aconsejable hacerlo. Los motivos por los que NO se debe bañar una perra al final del embarazo son que el estrés la afectará más fácilmente al estar algo más delicada y, además, a las pocas horas antes de parir el canal vaginal empezará a dilatar y bañándola se corre el riesgo de producir una infección, ya sea por bacterias, hongos u otros microorganismos.

Además, como existen muchas otras dudas sobre el cuidado de una perra gestante, en este otro artículo de unCOMO te explicamos los detalles sobre Cómo cuidar a una perra embarazada.

¿Puedo bañar a mi perra embarazada? - aquí la respuesta - ¿Se puede bañar a una perra embarazada?

Cómo bañar a una perra embarazada correctamente - consejos

Es necesario que para bañar a nuestra perra preñada de forma correcta y evitar, así, problemas durante estos momentos sigamos una serie de consejos para bañar a una perra embarazada:

Elije el champú adecuado

Es necesario elegir un champú adecuado a las necesidades del pelaje y la piel de nuestra compañera de cuatro patas. Podemos seguir usando el mismo shampoo de siempre, aunque es preferible si se utiliza uno suave, como el champú de avena. Hay que evitar los jabones que no sean específicos para perros, los que lleven perfumes u otras sustancias fuertes y los medicados, excepto si el veterinario lo prescribe por algún motivo en este momento.

Temperatura del agua

La temperatura del agua debe ser entre tibia y caliente, cercana a la temperatura corporal de los perros. Normalmente, los veterinarios aconsejan que la temperatura sea de entre los 30ºC y los 39ºC. Por supuesto, se deben evitar temperaturas superiores para no quemar a nuestra perra, por lo que se aconseja regular el agua antes de que ella entre en el baño y no hacerlo mientras ya está en la bañera.

Evita el estrés

Es vital evitar a toda costa el estrés para nuestra compañera gestante, ya que este es muy dañino para la salud en cualquier situación, pero en plena gestación no solo afectará a la madre, sino también a los cachorros que se están desarrollando pudiendo causar problemas graves. Así, procura que no haya cambios bruscos de temperatura, que no haya ruidos fuertes y que el tiempo del lavado y aseo sea lo más breve posible. Además, cuando la enjabones procura hacerlo con masajes suaves y circulares, que la ayuden a relajarse.

Cuidado con el vientre

Deberás tener mucho cuidado con los bordes de la bañera para evitar golpes, así como procurar que el agua no salga con fuerza para evitar tanto el estrés como el posible daño a tu perrita y su vientre por la presión. Es preferible que estés un poco más echando agua sin apenas presión, que no aumentarla para acabar de enjuagarla en segundos.

Seca bien a tu perra embarazada

No es necesario que la seques por completo, a no ser que haga frío fuera. Recuerda que, al tener que evitar el estrés, será mejor que no utilices un secador ni expulsador de aire de ningún tipo. Lo mejor es secarla con toallas, masajeando bien el pelaje y dejar que se acabe de secar correteando. Sin embargo, si no te queda otra que usar un poco el secador, asegúrate primero de retirar el máximo de agua con la toalla y después usa una temperatura tibia, con poca fuerza y a una distancia de más o menos un metro.

¿Puedo bañar a mi perra embarazada con antiparasitarios?

Además de la duda principal sobre la higiene, otra cuestión que muchas personas tienen respecto a esta etapa en la que se encuentra su fiel compañera está relacionada con las desparasitaciones. Hoy en día existen diversos productos y marcas de antiparasitarios internos y externos, por lo que es muy normal que nos hagamos preguntas como si se puede o no bañar a una perra embarazada con asuntol, frontline, advantix, etcétera.

La respuesta es clara, mientras nuestra perra esté gestante NO se puede desparasitar, ni bañarla con champús, polvos, pipetas, etcétera, ni usar pastillas o comprimidos antiparasitarios. El motivo es muy simple, existe el riesgo de intoxicar a los cachorros en desarrollo y de complicar el embarazo. Por ello, no se recomienda desparasitar a una hembra gestante en ningún caso y si sucediera que ya está embarazada cuando se llena de parásitos del tipo que sean, lo mejor es comentarlo con el veterinario para ver qué conviene hacer, aunque habitualmente la mejor opción es desparasitarla con remedios naturales que no dañen a los fetos o bien, hacerlo a mano en el caso de los parásitos externos, como pulgas y garrapatas.

Así, es necesario tener en cuenta que si el embarazo es planeado, conviene hacer la desparasitación tanto interna como externa varios días antes de la monta, así tanto la madre como los cachorros estarán protegidos sin riesgos para los pequeños en desarrollo.

¿Puedo bañar a mi perra embarazada? - aquí la respuesta - ¿Puedo bañar a mi perra embarazada con antiparasitarios?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo bañar a mi perra embarazada? - aquí la respuesta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre ¿Puedo bañar a mi perra embarazada? - aquí la respuesta

¿Qué te ha parecido el artículo?
5 comentarios
Su valoración:
Mileydis
Mi perra esta embarazada y lo q más le apetece comer es pan y tengo miedo darle y q le haga daño
Marizaberh
Tengo una coker hace una semana y media la cojio un perrito pero esta embarazadita pero empezo a dejar manchas de sangre que puede haber pasaso
Inelia
Mi perrita el 11de enero 2019 tubo cinco perritos a los cuantos días la puedo bañar a ella????
Miriam Franco
Tengo una perra coker tiene 3 años es su primer embarazo lleva aprox 50 dias me gustaría bañarla y cortar el pelo puedo hacerlo?
Su valoración:
Andrea
Quiero saber qué pasa, cuando por accidente, una perra Chihuahua es premiada por un caniche, me grande que ella... Xq me dijeron q ella debe ser madre grande q el perro,,,, que consecuencias puede tener,,,, fue un descuido de dos minutos,,,,y el perro la agarró,,,, no lo pude creer. La perra es de mi nieto y el perro de mi madre.. gracias x su respuesta. La espero ansiosa.
Irene Juste (Editor/a de unCOMO)
Hola Andrea,

Lo mejor para la perra y para que el embarazo y el parto sean lo más seguros posible es que la perra sea más grande o igual que el perro, o que si este es más grande que ella lo sea muy poco. Esto se debe a que si el macho es grande es fácil que lo cachorros también lo sean y si la perra es pequeña puede haber problemas de espacio, por lo que suelen tener barrigas muy grandes.
Cuando esto sucede, aparte de un embarazo pesado y con posibles complicaciones, el parto natural puede incluso ser imposible porque los cachorros no quepan por el canal vaginal de la perra, algo que supone un enorme riesgo para la perra y los cachorros. Por ello, en estos embarazos al final siempre se realiza cesárea en un hospital o centro veterinario. Te dejo información de ExpertoAnimal, nuestros compañeros, sobre Problemas en el parto de la perra, dónde verás más información de este tema:

https://www.expertoanimal.com/problemas-en-el-parto-de-la-perra-20158.html

Te recomiendo que en cuanto puedas vayas al veterinario con tu perra y te aseguren si hay embarazo o no y te informen de todas las posibilidades y riesgos. Ellos te recomendarán qué es mejor hacer en el caso de tu perrita.

Saludos

¿Puedo bañar a mi perra embarazada? - aquí la respuesta
1 de 3
¿Puedo bañar a mi perra embarazada? - aquí la respuesta

Volver arriba