Compartir

Por qué mi tortuga no come - descubre todas las razones

Por qué mi tortuga no come - descubre todas las razones

Aunque las tortugas, generalmente, tienen el apetito muy desarrollado, puede haber épocas en las que se muestren inapetentes o reduzcan la cantidad de alimentos que desean comer. ¿Te has encontrado en esta situación? Si la respuesta es afirmativa, atiende al siguiente artículo de unCOMO donde te damos la respuesta a la pregunta: ¿por qué mi tortuga no come? Los cambios de temperatura, la alteración de su medio o hábitat o los problemas de salud son algunos de los motivos por los que tu tortuga haya dejado atrás su voracidad. ¡Descúbrelo a continuación!

También te puede interesar: Cómo limpiar mi tortuga

Tortugas, reptiles con apetito

Las tortugas son reptiles caracterizados por la presencia de un caparazón, un elemento que les ayuda a proteger sus órganos. A simple vista, solo podemos observar la cabeza, las patas y su cola, dado que el resto del cuerpo está tapado por el caparazón. Podemos distinguir entre dos grandes grupos de tortugas, clasificadas según su hábitat. Así, existen las terrestres y las acuáticas. Muchas de ellas se han convertido en animales de compañía que podemos encontrar en algunos hogares.

Si hablamos de simbología, cabe destacar que las tortugas reflejan la lentitud, debido a su velocidad durante los desplazamientos. No obstante, esta misma característica las reconoce como uno de los animales más longevos, pacientes y sabios. Pero si por algo se caracterizan las tortugas es por su gran apetito. Devoran cualquier cosa que se les ponga por delante. ¿Has observado que tu pequeña tortuga ha dejado de comer, se siente inapetente o ha reducido la cantidad de ingestión de comida? Si es así, es conveniente que estés alerta, porque tu mascota podría estar sufriendo alguna dolencia que deberás solventar. A continuación, te presentamos las causas más comunes por las que tu tortuga apenas come.

Causas principales de que una tortuga no coma

Los síntomas de inapetencia en las tortugas son un indicador de que el animal está atravesando por un momento complicado. Hay que estar alerta y fijarse en su comportamiento, puesto que el dejar de comer podría deberse a alguna enfermedad, desde estreñimiento hasta otros problemas en su aparato digestivo. Si notas que tu tortuga ha dejado de comer como de costumbre, lo mejor será llevarla a un veterinario que pueda comprobar, a ciencia cierta, cuál es el origen de este cambio repentino en su dieta. No obstante, debes saber que las causas de ello son diversas y variadas. Te presentamos las más comunes:

Dieta monótona

A menudo, la falta de apetito de las tortugas puede deberse a la repetición, es decir, el comer siempre lo mismo les puede llevar al aburrimiento, por lo que el dejar de comer no es más que un recurso para llamar la atención y alertar de su dieta monótona. Es importante que varíes ligeramente su dieta de vez en cuando para mantener su apetito. En los siguientes artículos mostramos cómo alimentar a las tortugas de agua y cómo alimentar a las tortugas de tierra.

Cambios repentinos

Los cambios repentinos siempre pueden provocar que tu tortuga deje de comer durante un tiempo. Los cambios más frecuentes son los de temperatura, que pueden afectarle directamente, sobre todo en invierno. Piensa que las tortugas son reptiles que hibernan, por lo que es normal que dejen de comer o reduzcan la cantidad de ingesta de comida diaria entre tres y cuatro meses. En este caso, no hay que preocuparse, dado que es un proceso natural. Una vez haya acabado el periodo de hibernación, la tortuga volverá a comer de manera habitual.

Otro cambio repentino que puede influir directamente en cómo come tu tortuga es el cambio de acuario. Si decides cambiar a tu mascota del hábitat al que está acostumbrada, podrías provocarle un shock. Esto puede repercutir en su comportamiento habitual, por lo que puede que durante unos días no coma como de costumbre. Piensa que frente a este cambio, el animal tardará unos días en recuperarse y recobrar sus rutinas habituales. En este caso, no hay un fuerte motivo de preocupación.

Enfermedades

En casos más extremos, la falta de apetito en la tortuga puede deberse a que la tortuga está enferma. Las enfermedades más frecuentes son el estrés motivado, por ejemplo, por cambios repentinos como los mencionados anteriormente, el estreñimiento, es decir, la dificultad de evacuación que puede interferir en su alimentación normal, los problemas digestivos o inclusive, una pulmonía. Si tu tortuga no está hibernando, ni ha sufrido un cambio repentino en cuanto a su hábitat o la temperatura del mismo, deberás recurrir a un veterinario para que te dé la solución adecuada para que tu tortuga vuelva a comer de forma habitual.

Parásitos

Al igual que sucede en otras muchas mascotas, es importante mantener la buena salud de tu tortuga y garantizar que los parásitos estén alejados de ella. Estos pequeños bichos pueden provocar la falta de apetito y afectar directamente en la manera de comer de la tortuga. Por ello, se recomienda desparasitar a tu mascota periódicamente.

Por qué mi tortuga no come - descubre todas las razones - Causas principales de que una tortuga no coma

Recomendaciones para cuidar a una tortuga

Si tu pequeña tortuga está pasando por una mala época y este hecho se está viendo reflejado en su alimentación, toma nota de las siguientes recomendaciones que te ayudarán a mejorar su estado y recobrar el apetito.

  • Dieta equilibrada. Intenta incluir un poco de carne cruda durante el primer año y después procura que la tortuga coma algo de marisco de manera frecuente para darle una buena cantidad de proteínas. Intenta no excederte en las cantidades.
  • Cuando llegue el invierno y para que no note tanto la oscilación de las temperaturas entre estaciones, puedes colocar el acuario cerca de un radiador. De este modo, ayudarás a que la temperatura sea constante. Aunque seguirá hibernando, no pasará tanto frío y, por ende, no se aprovechará tanto de sus reservas de comida.
  • Pasada la hibernación, procura que tu tortuga coma poco a poco, introduciendo lentamente la cantidad de alimentos y evitando que se sobrealimente.
  • No dudes en visitar al veterinario en caso de que no se den las condiciones previamente comentadas, como cambio de temperatura o acuario.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi tortuga no come - descubre todas las razones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Por qué mi tortuga no come - descubre todas las razones

¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
Su valoración:
david reyes
Hola que tal, mi tortuga no quiere comer y segun lo que puedo ver en sus comentarios tal vez se deba al frio, sin embargo, no quiere abrir bien sus ojos y eso mu preocuopa... de antemano gracias
Raul
Tengo una tortugita que no veo que come sólo se esconde y sólo durmiendo pasa es una tortuga que la parte de abajo lo cierra para no dejarse ve la cabeza y la parte de atrás. Prácticamente solo se ve el caparazón me dijeron que es de tierra pero no se. Es como que si tuviera bisagras que abre cuando quiere caminar para esconderse o para esconderse en su caparazón cierra duró
laura
Hola mi tortuta tiene el cuello imchado y lastimado y no quiere comer, lo laba con jabón blanco y le puse todo, intenta comer pero no puede abrir si boca parece y deja,que tengo que hacer?
Verónica Vega
Hola, a partir de qué edad deberían hibernar las tortugas de tierra?. Tengo una de 5 años que hasta ahora no la he dejado hibernar pues me han dicho que no es bueno hasta esa edad.
Muchas gracias a quien me pueda ayudar.
Verónica

Por qué mi tortuga no come - descubre todas las razones
1 de 2
Por qué mi tortuga no come - descubre todas las razones

Volver arriba