Compartir
Compartir en:

Por qué mi perro no engorda

Por qué mi perro no engorda

Tu perro come la cantidad de comida que le corresponde pero, a pesar de eso, continúa tan delgado que da un poquillo de lástima y tú comienzas a preguntarte por qué tu perro no engorda sin en principio lo estás haciendo todo bien.

Aunque es más frecuente encontrar perros con exceso de peso, especialmente aquellos domésticos con un estilo de vida sedentario, muchas condiciones pueden conllevar que tu mascota no se nutra de forma adecuada y, por tanto, cuente con un peso menor al correspondiente para su tamaño o raza. Si quieres descubrir con detalle por qué tu perro no engorda sigue leyendo, porque en este artículo de unComo te lo explicamos.

También te puede interesar: Cómo hacer que mi perro engorde

¿Cómo saber si mi perro está muy delgado?

Algunos dueños pueden confundir el peso ideal de sus mascotas con delgadez, por lo que tienden a sobre alimentarlos cuando no es necesario. Por otro lado la delgadez extrema puede esconder importantes problemas de salud u ocasionar una mal nutrición que afecte el bienestar del animal, por lo que es básico reconocer en qué momento nuestro perro está muy delgado, delgado o en su peso ideal.

  • Muy delgado: tanto las vértebras como las costillas y los huesos del animal están muy marcados y pueden notarse a simple vista. Al tocar el área abdominal del animal se percibe que no hay grasa y se nota una pérdida evidente de la masa muscular.
  • Delgado: se ven tanto las costillas como los huesos y las vértebras, al mirar al animal desde arriba se nota como su cintura está muy marcada y al palpar su abdomen prácticamente no se percibe grasa abdominal.
  • Peso ideal: las costillas y vértebras no pueden verse a simple vista, pero cuando tocamos el área abdominal o la espalda del perro podemos sentirlas con facilidad, en el caso de razas delgadas como los galgos la última costilla puede verse a simple vista pero se considera normal. La cintura está marcada y hay poca grasa en la zona abdominal.
Fuente: vk.com

Causas por las que el perro no engorda

Existen distintos motivos por los que un perro no se nutre de manera adecuada o no consigue engordar a pesar de comer en las cantidades que debe. Aquí abordaremos las más comunes:

Pienso de mala calidad

Puedes alimentar a tu perro con las porciones adecuadas, pero si le das un pienso de mala calidad y con poco aporte nutricional, es muy probable que el animal no esté bien alimentado y por tanto sea más delgado de lo que debería. El pienso debe contener proteínas de calidad y cuyo origen sea específico, es decir que puedas saber si se trata de pollo, cordero o pescado. Una descripción que indica "carne animal" nos revela que el pienso puede no ser tan bueno como creemos. Del mismo modo el exceso de cereales tampoco es una buena señal.

En nuestro artículo cómo saber si un pienso es de buena calidad te explicamos las claves para asegurarte de que eliges un buen producto para tu mascota.

Porciones inadecuadas

Al igual que los humanos, los perros necesitan suplir la energía que queman con alimento y esto deberá adecuarse a su edad, tamaño y actividad física. Si no ofreces a tu perro la cantidad de comida diaria que necesita o si el animal es muy activo y no come lo suficiente, es normal que esté delgado. En nuestro artículo cuánto debe comer mi perro te explicamos con detalle las porciones dependiendo de la edad y peso del animal.

Parásitos intestinales

Este tipo de invitados no deseados pueden ser uno de los causantes de la malnutrición de nuestro perro. Los parásitos intestinales consumen los nutrientes de los alimentos que el perro ingiere, impidiendo que el cuerpo los absorba y conduciendo a la delgadez y a diversos problemas de salud. Desparasitar al perro cada dos meses tanto interna como externamente es clave para evitar este problema, algunas señales de que tu animal cuenta con parásitos internos son:

  • Mayor apetito
  • Pérdida de peso
  • Vientre abultado
  • Cambios en la consistencia o el color de las heces
  • El perro se lame o rasca el año con frecuencia
  • Vómitos
  • Apatía

Mucha actividad física

No olvides que mientras más activo sea el perro más calorías necesitará reponer, por lo tanto si cuentas con una mascota de caza, con un animal que pasa el día corriendo, jugando y muy activo, entonces lo recomendable es consultar al veterinario para aumentar ligeramente la porción de comida y darle los nutrientes que requiere.

Determinados problemas de salud

Algunas condiciones pueden hacer que tu perro adelgace sin razón aparente:

  • Diabetes: debido a la falta de insulina el animal es incapaz de aprovechar los nutrientes provenientes de los alimentos, por lo que comienza a manifestar una evidente pérdida de peso. En nuestro artículo cómo saber si mi perro tiene diabetes te explicamos con detalle otras señales de esta condición para que puedas identificarlas.
  • Problemas intestinales: patologías como el colon irritable o problemas con la pared intestinal pueden limitar la absorción de nutrientes y provocar que tu mascota comience a perder peso.
  • Hipertiroidismo: esta condición que afecta el funcionamiento de la tiroides suele producir un incremento del apetito y una pérdida de peso inexplicable.
  • Cáncer: dependiendo del tipo de tumor, se puede presentar una pérdida del apetito que conlleve a la delgadez del animal.
  • Enfermedad de Addison: una patología poco común que cuenta con síntomas variados entre los que se encuentra la pérdida de peso y los vómitos. Debido a su amplio cuadro de señales no siempre es fácil detectarla y puede ser confundida con otras condiciones.

Cómo ayudar a mi perro a engordar

  1. Revisa la calidad del pienso que le das a tu animal y asegúrate de que cuente con buenas proteínas que estén correctamente especificadas, que la presencia de cereales no sea abundante y que se trate de un alimento con vitaminas y nutrientes. Si el pienso no reúne estas condiciones, cámbialo a una marca adecuada. Complementa su alimentación con ingredientes nutritivos mezclados con el pienso, por ejemplo el hígado, que puede ayudar a que tu animal gane peso. Puedes dárselo 3 veces a la semana.
  2. Dale a tu perro las porciones indicadas según su edad, peso y actividad física. No olvides que un perro muy activo debe comer más, sin embargo no incrementes las porciones de forma repentina, hazlo poco a poco para acostumbrar al animal. En nuestro artículo cómo hacer que mi perro engorde te damos buenas claves para que lo consigas con éxito.
  3. Desparasita al perro internamente con un producto recomendado por tu veterinario, recuerda que si tu mascota sale y juega con otros animales, este proceso debe realizarse cada dos meses para garantizar su salud.
  4. En las semanas en las que estés haciendo que tu mascota engorde, no lo obligues a gastar demasiada energía. Limita el exceso de ejercicio y dale paseos cortos varias veces al día para que no consuma demasiadas calorías.
  5. Si una vez que has puesto en práctica todas estas pautas y tras un par de semanas, no has notado que tu animal aumente de peso y además luce decaído, inapetente y sin ánimos de jugar, es momento de llevarlo al veterinario. Se debe descartar la presencia de una enfermedad y un profesional es el único que podrá hacerlo.

Razas de perros de contextura delgada

Es importante tener claro que algunas razas de perro tiene contextura delgada y que su estética debe mantenerse esbelta para garantizar su salud. En estos casos la última costilla debe verse y los huesos del animal deben palparse con facilidad, acumulando poca grasa en su abdomen.

Algunos ejemplos son:

Si cuentas con cualquiera de estos animales, lo mejor es no sobre alimentarlos para evitar el sobrepeso que pueda ocasionarles problemas de salud.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi perro no engorda, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Por qué mi perro no engorda

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué mi perro no engorda
Fuente: vk.com
1 de 5
Por qué mi perro no engorda