Compartir

Por qué mi gato vomita amarillo

 
Por Alba.. Actualizado: 22 mayo 2020
Por qué mi gato vomita amarillo

No es algo extraño ver que los gatos vomitan de vez en cuando, pues estos se pasan gran parte del día limpiándose a lametones y muchas veces podemos observar vómitos con bolas de pelo. No obstante, si tu gato produce estos vómitos más de dos veces por semana y no van acompañados de bolas de pelo, puede que haya un problema mayor. Además, de entrada no hay que considerar normales los vómitos verdosos o amarillos, ya que sí podrían ser normales pero también podrían tratarse de una enfermedad o afección.

En este artículo de unCOMO queremos ayudarte a entender este tipo de vómitos y damos respuesta a tu duda sobre "¿por qué mi gato vomita amarillo?". Normalmente, el vómito amarillo en gatos suele indicar expulsión de bilis, un líquido que se excreta por el hígado y se almacena en la vesícula biliar para cumplir su función ayudando en la digestión. El tracto digestivo realiza una serie de movimientos involuntarios que son conocidos como perístasis, pero cuando en el organismo entran toxinas o este necesita purgarse, estos movimientos se invierten y producen el vómito. Si tu gato vomita espuma amarilla o líquido amarillo, te animamos a seguir leyendo para conocer las causas de este problema y qué hacer.

También te puede interesar: Por qué mi gato vomita

Ayuno prolongado

La causa más frecuente y fácil de tratar es el vómito de color amarillo a causa del ayuno prolongado. Cuando un gato pasa horas sin comer los fluidos gástricos junto con la bilis se acumulan en su organismo. Este contenido resulta ácido e inflama e irrita la mucosa y las paredes del estómago. Ante esto, el organismo reacciona con el vómito para expulsar esta mezcla de fluidos gástricos y bilis, por eso en esta situación se observa solo líquido amarillento o algo verdoso y que no contiene ni sangre ni moco.

El tratamiento para este problema es sencillo y cesa dándole de comer algo suave, que pueda digerir fácilmente, y apetitoso y, cuando ya vuelva a comer con más normalidad, tendrá que seguir una dieta saludable, sin alimentos que no le convengan por su salud. Aún así, ante cualquier tipo de vómito se recomienda acudir al veterinario para descartar posibles enfermedades, pero si el veterinario diagnostica que esta es la causa que está produciendo vómito amarillo te indicará la dieta que necesita tu felino y si hay una causa subyacente la tratará.

Te recomendamos echar un vistazo a estos otros artículos sobre Por qué mi gato no come y Cómo hacer comida saludable para mi gato.

Por qué mi gato vomita amarillo - Ayuno prolongado

Parásitos intestinales

Si existe la presencia de parásitos intestinales en tu gato (conocidos también como gusanos o lombrices) tendrá síntomas como:

  • Vómitos amarillos o de bilis.
  • Diarreas.
  • Abdomen hinchado.
  • Letargo.
  • Presencia de parásitos en las heces o diarreas.

Si has notado alguno de los síntomas mencionados tendrás que acudir a tu veterinario para que aplique el tipo de antiparasitario adecuado a tu felino y termine con el problema. Es importante llevar una desparasitación adecuada de tu compañero gatuno para evitar este tipo de problemas. Se recomienda la desparasitación interna más o menos cada 5 o 6 meses, dependiendo lo que te indique tu veterinario.

Si crees que tu gato vomita amarillo por esta razón, te aconsejamos leer estos otros posts sobre Cómo saber si mi gato tiene parásitos y Qué hacer si mi gato tiene lombrices.

Por qué mi gato vomita amarillo - Parásitos intestinales

Enfermedades relacionadas con el vómito amarillo en gatos

Existen causas patológicas por las que tu gato puede estar vomitando bilis, así que debes tenerlo en cuenta para acudir lo más rápido posible al veterinario y evitar que el problema se agrave. Las patologías por las que un gato vomita amarillo que resultan ser más habituales son los siguientes.

Colitis e inflamaciones intestinales

Dentro de las afecciones inflamatorias de los intestinos hay muchas, pero una de las más comunes que puede llegar a provocar vómitos amarillos en gatos es la colitis o inflamación del colon. Esta patología, si no se trata enseguida, va provocando diversos síntomas, entre los cuales destacan los vómitos de bilis, las diarreas con sangre y mucosidad blanquecina y la zona anal irritada, entre otros. Por otro lado, también destaca la enfermedad inflamatoria intestinal felina, que es un conjunto de afecciones gastrointestinales.

Pancreatitis en gatos

Esta enfermedad consiste en la inflamación del páncreas del felino. Frente a esto, los gatos se muestran apáticos y no suelen comer, por lo que realizan largos períodos de ayuno. Es por ello que puedes ver vómitos de bilis, diarrea, hinchazón y dolor en el abdomen, incluso en ocasiones fiebre, anorexia y deshidratación. El tratamiento es sintomático dependiendo de los síntomas que muestre el animal como, por ejemplo, fluidoterapia, antibióticos, analgésicos, corticoides, alimentación a través de sonda... lo que el veterinario considere necesario dependiendo de la gravedad del problema.

Problemas hepáticos

Como seguramente ya sabrás, el hígado es el encargado de segregar la bilis, por lo que cualquier fallo o problema en este órgano puede alterar la producción de esta, aumentándola y produciendo que la sustancia se acumule en el estómago, apareciendo en consecuencia irritación e inflamación de la mucosa gastrointestinal, hasta producir el vómito amarillo. Si esto ocurre, el gato expulsa la bilis acumulada a través del vómito, tal y como sucede en los casos de ayuno prolongado. Ante este problema es frecuente observar la parte blanca del ojo y las mucosas amarillas. No dudes en acudir a un veterinario para que, como en el caso anterior, aplique el tratamiento sintomático dependiendo de los síntomas y qué esté produciendo el problema de tu gato y su gravedad.

Intoxicación, envenenamiento o cuerpo extraño

Otra causa por la que tu gato puede estar vomitando amarillo es porque ha ingerido algún cuerpo extraño, como puede ser un juguete, un trozo de tela, un hueso... Como estos cuerpos extraños no pueden digerirse, el organismo se defiende produciendo más bilis para intentar digerirlo, lo que provoca que se irrite la mucosa estomacal y en consecuencia se produce el vómito para intentar expulsar el objeto y, a su vez, disminuir el contenido de bilis en el estómago.

Además, si tu gato ha ingerido alguna sustancia tóxica puede ser que se haya envenenado, ante esto también es muy frecuente que tu minino vomite bilis, pero también podrás observar diarreas, temblores, debilidad, salivación excesiva, convulsiones, tos, estornudos y pérdida de equilibrio, todo dependiendo del grado de intoxicación y del tipo de tóxico o veneno.

Si has podido ver o sabes con certeza la sustancia que ha ingerido y han pasado menos de 2 horas desde que lo ha hecho puedes provocarle el vómito, a menos que haya ingerido alguna sustancia irritante o corrosiva, por ejemplo una derivada del petróleo como el disolvente o gasolina. Además, solo debes hacerlo si el gato se encuentra consciente, ya que de lo contrario puedes causar daños en su organismo o provocar que se ahogue. Para conseguir que tu gato vomite sigue estos consejos:

  • Suele bastar con mezclar un vaso de agua con 2 o 3 cucharadas grandes de sal y con una jeringa meterle dicha mezcla en la boca y ver que se la traga.
  • Si tienes carbón activado en casa puedes darle una cucharada para que haga efecto mientras lo llevas al veterinario, ya que este absorberá parte del tóxico, aunque hay que tener en cuenta que no es un método infalible ni para todos los tipos de tóxicos o venenos.

Si han pasado más de dos horas y la sustancia se ha absorbido seguramente observaras que tu gato empieza a mostrar diversos de los síntomas descritos anteriormente y deberás acudir rápidamente al veterinario, ya que la vida de tu felino corre grave peligro.

También te puede interesar conocer más sobre ello con este otro posts acerca de Cómo tratar a un gato envenenado.

Por qué mi gato vomita amarillo - Intoxicación, envenenamiento o cuerpo extraño

Qué hacer si mi gato vomita amarillo

En el momento que observes que tu gato vomita amarillo y no es por una causa algo normal, como las bolas de pelo junto con líquido amarillento, debes acudir al veterinario para descartar posibles problemas patológicos. Es posible que tu gato no vomite únicamente un líquido amarillento y este vaya acompañado de líquido verde, marrón o transparente. Aun así no debes dejarlo pasar y debes seguir lo que diga el especialista y estos consejos sobre qué hace si tu gato vomita amarillo.

  • Asegúrate de que bebe agua, ya que los vómitos producen que tu gato se deshidrate. No obstante, ofrécesela en poca cantidad y a menudo, para evitar que beba mucho de golpe porque podría vomitar más.
  • Ofrécele comida de fácil digestión, como arroz blanco hervido con pollo o comida húmeda gastrointestinal (de gama veterinaria), ya que es muy posible que tenga la mucosa del estómago irritada.
  • Anota los síntomas que observas en tu gato para que puedas decírselo al veterinario y le sea más fácil el diagnóstico.
  • Hazle una foto al vómito o toma una muestra de este para enseñárselo a tu veterinario.
  • Ofrécele comida o snacks anti bolas de pelo si este es el problema.

Ahora que ya tienes respuesta a tu duda sobre por qué mi gato vomita bilis o amarillo, asegúrate de darle a tu amigo una dieta equilibrada y evita que esté largos períodos de tiempo sin comer, así como de llevar las pautas de desparasitación al día para evitar que se produzca este problema.

Para terminar, queremos recomendarte este otro artículo de unCOMO con más consejos si te preguntas Qué hacer si mi gato vomita.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi gato vomita amarillo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué mi gato vomita amarillo
1 de 4
Por qué mi gato vomita amarillo

Volver arriba