Compartir

Por qué los perros no pueden comer uvas

 
Por Angelo Irache. Actualizado: 16 enero 2017
Por qué los perros no pueden comer uvas

La alimentación en las mascotas es muy importante por lo que debemos considerar para ellos, al igual que para nosotros, una dieta rica en minerales, proteínas, vitaminas y muchos nutrientes más. Con los perros, particularmente, se debe tener un cuidado mucho más estricto, ya que muchos de los alimentos que para nosotros son saludables, en los perros pueden causar efectos adversos, resultando su ingesta tóxica para nuestros amigos caninos.

Las uvas por ejemplo, son uno de los alimentos que nunca deberías dar a tu perro, además de otras frutas y verduras que también causan efectos negativos en la salud de estas queridas mascotas. Si quieres conocer por qué los perros no pueden comer uvas y cuáles son las frutas y verduras que deberías evitar dar a tu perro, entonces te invitamos a seguir leyendo el siguiente artículo de unComo.

Por qué las uvas son toxicas para los perros

Las uvas, además de ser deliciosas, para los humanos aportan una gran variedad de nutrientes entre los que se destacan las vitaminas A, B, C y E, calcio, fósforo, magnesio, hierro, potasio y zinc. Pero, además, existe otra sustancia en esta fruta que aún se desconoce y que en los humanos no tiene ningún efecto, pero que en los perros es muy tóxica.

Cuando un perro consume uvas, esa sustancia toxica que se encuentra en la fruta causa un fallo en los riñones de la mascota, comenzando como una alteración metabólica que produce un malestar gastrointestinal que luego se traduce en una insuficiencia renal aguda.

El efecto toxico de las uvas no es algo característico de alguna especie en particular de esta fruta, sino que se puede observar en cada una de ellas, ocurriendo en las variedades de uvas sin semilla, con semillas, de cosecha propia o en frutas comerciales, así como también en las pasas. Por lo tanto, las uvas se encuentran entre las frutas que no deben comer los perros.

Por qué los perros no pueden comer uvas - Por qué las uvas son toxicas para los perros

Síntomas de un perro que ha comido uvas

Luego de realizados varios estudios, y sin poder ser detectada exactamente cuál es la sustancia tóxica en la uvas que causa estos efectos negativos en los canes, algunos investigadores creen que se trata de una microtoxina que puede provenir de un hongo o moho, la cual sería la causante de estos nocivos efectos.

Los perros son la principal especie afectada por el efecto tóxico de las uvas y, hasta ahora, se desconoce si otras especies son afectadas de igual manera. Los síntomas de los perros que han consumido uvas son variantes y pueden presentarse en mayor o menor medida dependiendo de la raza del perro. Esto principalmente es debido a que existen muchas especies de caninos en el mundo y cada uno presenta sus propias predisposiciones genéticas, que los hacen ser mayor o menormente afectados por el efecto nocivo de esta fruta.

Los síntomas de un perro que ha consumido uvas pueden presentarse en dos etapas:

  1. Los primeros efectos se presentan al poco tiempo de consumida la fruta, observaremos a nuestro perro vomitar (dentro de las primeras 2 horas después de consumida) y dentro de las 5 a 6 horas tras consumir la uva, notaremos a nuestra mascota entrar en un estado de letargo, mucha sed y diarrea.
  2. La segunda etapa de los síntomas del consumo de uvas en los perros se presenta pasadas las 24 horas, o incluso varios días después, y esto ocurre cuando comienzan a suceder las fallas renales.

Entre los síntomas que hay cuando comienza el fallo renal en nuestro perro podemos reconocer:

  • Dolores abdominales
  • Pérdida del apetito
  • Depresión
  • Más vómitos
  • Temblores
  • Disminución de la frecuencia en la que nuestro perro orina
  • Disminución del volumen de orina
Por qué los perros no pueden comer uvas - Síntomas de un perro que ha comido uvas

Qué hacer si un perro ha comido uvas o pasas

Si accidentalmente tu mascota ha consumido uvas o pasas deberás seguir estos pasos para evitar que llegue a intoxicarse:

  1. Debes obligarle a vomitar, aunque es muy probable que tu perro vomite por su propia cuenta, pero si no lo hace debes ayudarlo.
  2. Darle de comer a tu perro carbón activado, si no tienes este tipo de carbón en casa puedes hacerlo quemando pan, esto disminuirá la absorción de cualquier sustancia que provoque fallos en los riñones.
  3. Finalmente, llévalo urgentemente al veterinario. En la clínica le darán fluidos intravenosos hasta por 48 horas, este tratamiento ha demostrado ser muy efectivo, permitiendo así salvar la vida de nuestra querida mascota.

Otras frutas y verduras que también son tóxicas para nuestro perro

Además de las uvas y las pasas, también existen otras variedades de frutas y verduras que también tienen efectos nocivos en nuestros perros sin estos las consumen.

El aguacate es otra de las frutas que nunca debes dar a tu perro, esto debido a que esta fruta cuenta con un compuesto llamado Persin, el cual es un fungicida (toxico en los perros), que se encuentra en la pulpa del fruto, en el hueso, la cáscara y también en las hojas.

Entre las verduras que no deben comer los perros, se encuentran las cebollas y los ajos. Su consumo en cantidades pequeñas no causa mayores efectos en nuestra mascota, no se enfermará ni tampoco presentará ningún síntoma extraño. Pero su consumo de forma prolongada y en grandes cantidades sí que resulta muy peligroso para nuestros amigos caninos. Estas verduras contienen un compuesto llamado Tiosulfato, el cual puede llegar a destruir los glóbulos rojos en la sangre de los perros, llegando así a causar anemia en nuestras mascotas.

Finalmente tampoco es recomendable dar de comer a nuestros perros patatas crudas con brotes verdes, ya que estas resultan muy toxicas para ellos. Es importante aclarar que no nos referimos a que el perro no puede comer patatas cocinadas y correctamente preparadas, sino a las partes toxicas de las patatas (cuando están crudas y verdes) y que son peligrosas para nuestros perros. Estas partes son las hojas, el tallo y los brotes que contienen una sustancia llamada solanina, la cual resulta muy tóxica, no solo para los perros sino también para los humanos, por lo que es importante evitarlas a toda costa.

Si te ha resultado útil conocer por qué los perros no pueden comer uvas, puede que también te interesen estos otros artículos sobre alimentos que tampoco pueden comer:

Por qué los perros no pueden comer uvas - Otras frutas y verduras que también son tóxicas para nuestro perro

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué los perros no pueden comer uvas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Por qué los perros no pueden comer uvas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué los perros no pueden comer uvas
1 de 4
Por qué los perros no pueden comer uvas

Volver arriba