Por qué los gatos odian el agua

Por qué los gatos odian el agua
Imagen: godlysmiles.com

Si quieres ver como tu divertido y juguetón gato se convierte en toda una pantera en cuestión de segundos, entonces lánzalo en una bañera. Y es que seguro que si alguna vez has intentado bañar a tu felino, has vivido la terrorífica experiencia de ver como tu mascota hace lo que sea por salir de allí. Es bien sabido que estos animales no son amantes de mojarse, pero ¿cuál es la razón? En unComo te explicamos por qué los gatos odian el agua.

Pasos a seguir:
1

La razón más clara que apunta, según diversos estudios e investigaciones, al por qué del odio de los gatos por el agua, tiene que ver directamente con la evolución de este animal. Y es que los felinos en general no son precisamente animales muy vinculados con el líquido, tanto porque no se han desarrollado en un ambiente en el que abunde el agua, como porque los ríos y pantanos pueden contener peligrosos enemigos.

2

Los felinos que hoy tenemos en casa provienen mayoritariamente de los gatos salvajes de África, Europa y China, que vivían en desiertos, zonas en las que el agua no es precisamente abundante. Esto explica por qué este animal no necesitó nunca vincularse con el líquido.

Al comenzar a ser domesticados, resultó muy fácil notar que los felinos no requerían de un baño debido a su capacidad de asearse a sí mismos y a la ausencia de malos olores en su pelaje, motivo por el que tampoco fueron muy habituados por sus amos a estar en contacto con el agua.

3

De hecho en espacios como la selva africana, felinos como los leones evitan cazar en ríos y pantanos debido a la presencia de un temido depredador: el cocodrilo, quien con la fuerza de su mandíbula puede acabar con la vida de este animal en segundos.

4

Evolutivamente hablando, los gatos odian el agua porque nunca han estado muy relacionados con ella, sin embargo algunas razas de gatos parecen apreciarla como es el caso del gato Bengala.

También es cierto que dependiendo del entorno en el que el animal se críe puede desarrollar la capacidad de jugar o manipular el agua para cazar presas.

5

Ahora bien ¿qué hacemos con los mininos de casa y el agua? Sabemos que los felinos se acicalan por sí solos, pero hay ciertas circunstancias en las que pueden necesitar de un baño, motivo por el que resulta beneficioso que entre los 2 y 3 meses de vida del animal, una etapa conocida como de socialización, acostumbremos al gato al agua.

Durante este período la mascota aprenderá todo lo que le enseñemos, incluido el contacto con el líquido. Así, si alguna vez necesitas bañarlo por alguna causa mayor, ni tú ni el animal vivirán un gran trauma.

6

Ahora, si ya es tarde para enseñar al gato a entrar en contacto con el agua, y por cualquier condición necesitas bañarlo, los mejor es llevarlo a un profesional para que se encargue de esta tarea en lugar de acabar lleno de arañazos y con el trabajo por la mitad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué los gatos odian el agua, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.