Compartir

Por qué lloran los gatos

 
Por Valeria Foi. 19 febrero 2019
Por qué lloran los gatos

Los gatos, como ya sabrás, no son tan expresivos como los perros, motivo por el cual nos cuesta más comunicarnos con nuestros amigos felinos. Por esto mismo, es importante escuchar a nuestros gatos cuando maúllan o lloran, ya que seguramente estén intentando decirnos algo. Los gatos tienen dos formas comunes de hablar a sus dueños: a través de su comportamiento e instintos y a través de los maullidos y el llanto.

Si te has preguntado alguna vez por qué lloran los gatos, te explicamos, a continuación, todo lo que debes saber sobre este tema, así como las causas por las que puede ser que tu gato llore y cómo debes atender ese llamado. ¡Toma nota!

También te puede interesar: Por qué a mi gato le lloran los ojos

El comportamiento de los gatos

La comunicación felina es la forma en la que los gatos se comunican entre ellos pero también con sus dueños. La forma principal de comunicación son los instintos y el comportamiento, algo que vemos claramente con el ejemplo de la orina: habrás visto que, muchas veces, los gatos orinan o bien en su casa o fuera de ella para marcar territorio y alertar a otros gatos. Cuando los felinos olfatean la orina de otros gatos, saben que deben mantenerse lejos de ese espacio.

Otra forma de marcar territorio o adueñarse de un espacio es frotándose en muebles, camas e incluso paredes. Los gatos segregan un olor en su piel que les es característico y que les sirve, también, para seguir un rastro y encontrar el camino de vuelta a casa.

Por qué lloran los gatos - El comportamiento de los gatos

Por qué lloran los gatos

¿Has notado que los gatos lloran como un bebé pequeño o recién nacido? Esto se debe a que, al igual que el bebé, tratan de llamar la atención de los adultos. Muchos maúllan en un tono más agudo de lo habitual, mientras que otros pueden llegar a llorar con lágrimas reales, un dato en el que siempre te debes fijar.

Lo primero que debes saber es que los gatos no lloran sin motivos aparentes. Detrás de su llanto hay una razón que todo dueño debe buscar e interpretar. Las razones pueden deberse a diversas incomodidades, dolor o incluso a una posible enfermedad.

Si se trata de un gatito bebé, lo más probable es que su llanto se deba a hambre, frío, sed o miedo. Si el gatito ha sido adoptado y llevado a casa lejos de su madre, durante su proceso de adaptación llorará a menudo y, sobre todo, durante la noche. En esos casos, es importante darle cobijo, hacerlo sentir atendido y no perder la calma, ya que debes saber que lo más seguro es que se sienta mejor en un par de semanas.

Por qué lloran los gatos - Por qué lloran los gatos

Por qué lloran los gatos adultos

Cuando los gatos adultos lloran, las posibilidades se reducen a un llamado de atención o dolencia. En estas ocasiones, es importante evaluar el contexto en el que se da el llanto de tu gato. Por ejemplo, si el gato llora junto al plato vacío de comida, obviamente se deberá a que está hambriento. Si, en cambio, llora junto a la puerta, querrá decir que desea salir.

Si el llanto aumento notablemente durante las noches, es posible que tu gato (o alguna gata del vecindario) esté en celo. Durante este período de tiempo es importante cuidar de los gatos y, en caso de que sea posible, esterilizarlos para que no se metan en problemas y acaben malheridos. En caso de que tu gato ya sea mayor, el llanto puede deberse a los cambios que está experimentando su cuerpo. Ten en cuenta que los gatos pueden sentir, por ejemplo, los mismos achaques que puede sufrir un humano anciano.

Normalmente, este llanto es, en realidad, un maullido. Si ves que tu gato hace sonidos pero no llora con lágrimas reales, seguramente sea una de las opciones que te hemos propuesto. Si, de lo contrario, tu gato llora con lágrimas de verdad, lo mejor será que le lleves al veterinario, ya que podría tratarse de algún tipo de infección o problema ocular.

Cómo saber si mi gato llora por dolor

Lo más importante a la hora de averiguar por qué lloran los gatos es, como hemos dicho, evaluar el contexto. Si ves que tu gato solo llora ante ciertas situaciones puntuales que puedes arreglar fácilmente, no hay nada de lo que te tengas que preocupar. Si, de lo contrario, el gato llora en momentos inusuales como cuando tiene que masticar o tragar su comida, debes estar atento, ya que podría tratarse a algún problema dental o de la garganta.

Pasa lo mismo si el gato llora a la hora de hacer sus necesidades, ya que podría estar sufriendo de estreñimiento o dolor estomacal. En estos casos, es indispensable una visita al veterinario para que el profesional pueda evaluarlo y recomendarte el mejor tratamiento.

Lo mismo ocurre con las lágrimas: si ves que tu gato llora lágrimas cristalinas, podría tratarse de alguna pelusa o basura en el ojo. Si, en cambio, ves que las lágrimas de tu gato son amarillentas o verdosas, podría tratarse de una infección o de algún problema con el lagrimal.

Qué hacer si mi gato llora

Puede que en muchos casos el llanto de un gato resulte desesperante y angustioso. Recuerda siempre que su objetivo principal es llamar la atención y comunicarse contigo, así que lo primero que debes hacer es escucharle, estar con él e intentar averiguar el motivo de su llanto.

  1. Obsérvalo: fíjate en su cuerpo y en sus expresiones. Por ejemplo, si tiene las orejas hacia atrás, los bigotes estirados o la cola gacha, lo más seguro es que tu compañero tenga miento. Si, por el contrario, su cola está encrespada, significará que el gato está emocionado o contento.
  2. Escúchalo: la intensidad del llanto o maullido también son indicadores del problema que te ayudarán a comprender mejor a tu felino. Si se trata de maullidos cortos y continuos, puede ser que el gato solo esté saludándote. Si, en cambio, es un llanto o maullido largo, querrá decir que busca alguna necesidad o solución y, por lo tanto, quizá lo mejor sea llevarle al veterinario.
  3. Háblale: los gatos se acostumbran al tono de voz de sus amos. Si se utiliza un tono firme y medio, el gato sabrá que se trata de una orden. Establecer contacto visual y parpadear lentamente, le permitirá al gato saber que está en una zona segura.

Si tienes un gato que llora mucho y aún no has encontrado la causa, lo más recomendable es que visites al veterinario, ya que solo él podrá indicarte con toda seguridad lo que debes hacer. Si tienes un gato en casa, te recomendamos que leas también los siguientes artículos:

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué lloran los gatos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Por qué lloran los gatos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué lloran los gatos
1 de 3
Por qué lloran los gatos

Volver arriba