Compartir

Mi perro tiene una bola en el cuello: por qué y qué hago

 
Por Alba.. 12 enero 2021
Mi perro tiene una bola en el cuello: por qué y qué hago

Puede que al acariciar a tu perro notes que le ha aparecido un bulto en el cuello, lo cual es normal que te produzca una gran preocupación. Probablemente, una de las primeras cosas en las que pienses es que se trata de un tumor, pero debes saber que existen otras causas menos graves por las que este problema puede aparecer.

Si te preguntas "¿por qué mi perro tiene una bola en el cuello y qué hago?", sigue leyendo porque en este artículo de unCOMO respondemos a tu duda y te ayudamos a saber cómo actuar frente a esta situación, así como a diferenciar un bulto maligno de uno benigno.

También te puede interesar: Por qué mi perro tiene una bola en la panza

Abscesos en el cuello del perro

Si te preguntas "¿por qué mi perro tiene el cuello hinchado y con una bola?", debes saber que es posible que sea debido a un absceso. Se trata de una infección bajo la piel que se presenta en forma de bulto debido al pus que se acumula en dicha parte. Suelen ser bultos blandos, por lo que si piensas "mi perro tiene un bulto blando en el cuello", es probable que se trate de este problema, aunque puede haber otras causas. Las causas más frecuentes por las que este tipo de bultos, los abscesos, suelen aparecer son las siguientes:

  • Peleas entre perros. Si a tu perro durante una pelea le muerde otro perro, se crea una herida que, al no ser curada y cicatrizada como debe, la piel cierra inadecuadamente y la infección en el interior sigue aumentando. Te recomendamos leer este otro post sobre Qué hacer si a mi perro le muerde otro perro.
  • Picaduras de insectos también pueden crear una herida que siga el mismo proceso inadecuado que el anterior.
  • Un objeto clavado, como algún pincho o espiga. Para evitar esto puedes revisar a tu perro si has estado en un sitio donde se pudiera haber clavado algo para evitar que la herida cierre mal.

Debes desinfectar y curar adecuadamente las heridas que le aparezcan a tu can con el fin de evitar que se infecten y creen abscesos. Se recomienda acudir al veterinario si sospechas que tu perro presenta este problema, ya que aunque en ocasiones se abre y drena solo, seguramente necesite una desinfección correcta y en ocasiones es necesario administrar antibióticos para asegurar que la infección desaparezca. Si el absceso no drena solo el veterinario hará una pequeña incisión y drenará el contenido para limpiar bien los tejidos y curar la herida.

Aquí puedes conocer más acerca de Cómo curar un absceso en perros.

Mi perro tiene una bola en el cuello: por qué y qué hago - Abscesos en el cuello del perro

Ganglios linfáticos inflamados

Los ganglios linfáticos de un perro, al igual que los del humano, se encargan de la defensa del cuerpo frente a agentes patógenos capaces de causar un daño en su organismo. Por ello, no es raro que si tu perro está sufriendo alguna enfermedad, los ganglios de la parte afectada se inflamen. Los ganglios inflamados en la zona del cuello se pueden deber a problemas bucales, como la enfermedad periodontal. Ante esto, el perro seguramente presente dolor al comer, hipersalivación, fiebre y letargo.

El veterinario será el encargado de diagnosticar a tu perro y afirmar si realmente esta bola o hinchazón es un ganglio inflamado o no y aplicará el tratamiento adecuado dependiendo del problema a tratar.

Tumores en el cuello del perro

Si tu pregunta es "¿por qué mi perro tiene un bulto duro en el cuello?", es necesario que sepas diferenciar esta textura, ya que un bulto duro que crece puede significar un problema mayor que uno blando.

Como seguramente ya sabrás, las células se multiplican durante toda la vida. Este proceso puede verse alterado y las células se replican más rápido y sin control, dando lugar a bultos que pueden ser benignos o malignos, lo cual solo puede determinar un veterinario mediante biopsia o citología. Dependiendo de la localización donde se encuentre el tumor y el tiempo que lleva ahí se determina la gravedad de la situación. El tratamiento normalmente suele consistir en la extirpación del bulto mediante cirugía.

Se recomienda que a partir de los 6-7 años de tu can acudas a revisiones frecuentemente con la intención de encontrar bultos o bolas, ya que si es algo maligno cuanto antes se trate más posibilidades tendrá el can de superar el problema.

Mi perro tiene una bola en el cuello: por qué y qué hago - Tumores en el cuello del perro

Otras causas de una bola en el cuello de un perro

Otras causas por las que pueden aparecer bolas o bultos en el cuello de un perro son las siguientes:

  • Alergias: como por ejemplo a la picadura de una abeja o algún otro tipo de insecto, como la picadura de un alacrán o escorpión. El veterinario será el encargado de aplicar el tratamiento adecuado dependiendo de los síntomas y la afección que tenga el can. Aquí puedes conocer algunos consejos sobre Cómo saber si mi perro tiene alergia.
  • Reacción en el punto de inoculación: en ocasiones pueden aparecer bultos o bolas en la piel del perro, justo bajo esta, es decir, subcutáneas, debido a una inyección de un medicamento o de una vacuna en esta zona. Normalmente, estos bultos suelen desaparecer por sí solos en poco tiempo.
  • Quistes sebáceos: esto sucede debido al bloqueo de una glándula sebácea. Son bultos o bolas que también suelen desaparecer por sí solos.

Qué hago si veo que mi perro tiene un bulto en el cuello

Si has notado que tu perro tiene un bulto en el cuello lo más recomendable es acudir al veterinario cuanto antes para descartar cualquier tipo de tumor o patología o encontrarla a tiempo, con el fin de evitar que se desarrolle y eliminarla. No obstante puedes seguir estos consejos si te preguntas "¿qué hago si mi perro tiene una bola en el cuello?":

  • No manipules el bulto.
  • No intentes drenarlo tú mismo.
  • Si se trata de un absceso y ha reventado es necesario desinfectarlo aplicando suero o agua con jabón neutro tres veces al día.
  • Es necesario que te asegures de que tu perro tiene una buena higiene bucal, con el fin de evitar infecciones dentales, ya que son consecuencia de la aparición de heridas y bultos en el cuello de tu can, así como en el hocico u otras partes de la cara. Sino se tratan, pueden causar una infección generalizada en todo el cuerpo, lo cual es mucho más grave.
  • Si has sido testigo de que a tu perro le ha picado un insecto intenta aplicar hielo envuelto en un trapo para bajar la inflamación. Seguidamente aplica agua y jabón en la zona donde se encuentra la picadura.

En algunas ocasiones va a ser necesaria la administración de antibiótico o incluso una cirugía, así que no debes pasar por alto acudir a un veterinario para que pueda indicarte el tratamiento más adecuado.

Mi perro tiene una bola en el cuello: por qué y qué hago - Qué hago si veo que mi perro tiene un bulto en el cuello

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro tiene una bola en el cuello: por qué y qué hago, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi perro tiene una bola en el cuello: por qué y qué hago
1 de 4
Mi perro tiene una bola en el cuello: por qué y qué hago

Volver arriba