Compartir

¿Es malo dormir con el perro?

¿Es malo dormir con el perro?

Un perro es mucho más que una mascota, se convierte en nuestro compañero fiel, en quien está con nosotros en las buenas y malas y con quien compartimos gran parte de nuestro día. Es por eso que cuando llega el momento de dormir muchos dueños deciden que su peludo compañero tenga un espacio en la cama, mientras que otros impiden a cualquier costa que el can adquiera esta costumbre. Pero ¿qué pasa si nuestra mascota pernocta en el mismo espacio que nosotros ¿Es malo dormir con el perro? En unComo.com te aclaramos esta duda para que descubras si este hábito puede afectar tu salud o descanso.

La decisión es de cada dueño

Si hay algo claro es que cada quien elige el modo en el que cría a su animal, por lo que dormir o no con tu perro es una decisión completamente personal que, en ningún momento, pretendemos criticar. Para muchas personas es agradable sentir el calor de la mascota, lo que aporta seguridad y puede ayudar a estrechar la relación entre nuestro perro y nosotros, sin embargo es importante no olvidar que tu mascota también puede facilitar la transmisión de enfermedades, transportar microorganismos a tu lugar de descanso y alterar tu sueño en el caso de que sea inquieta o se despierte con frecuencia.

Por lo tanto, si bien la decisión es de cada uno, bien vale la pena saber si es malo dormir con el perro y qué consecuencias puede tener para nuestro bienestar y descanso.

¿Es malo dormir con el perro? - La decisión es de cada dueño

Dormir con mi perro ¿puede ser nocivo?

Aunque cada dueño decide si permite que su perro descanse o no en su cama, para quienes se preguntan si es malo dormir con el perro la respuesta dependerá de algunos factores. Para comenzar quienes sufren de alergias, asma o cualquier condición respiratoria deben evitar dormir con su perro, pues el animal desprende pelos y alérgenos que pueden incrementar de forma notable los síntomas de estas condiciones.

Apartando estos casos y siempre que mantengas la higiene del animal, cuides su pelaje y prestes atención a ciertos detalles, no hay problema en dormir con tu mascota. Sin embargo hay aspectos que debemos tener en cuenta al momento de dormir con el perro y que podrían afectar nuestro bienestar o el correcto descanso:

Hay que prestar atención a la higiene

Los perros no solo pueden contar con parásitos como las pulgas y las garrapatas, especialmente si cada día salen de casa, sino que además pueden padecer de sarna, una condición contagiosa a los humanos. Mantener la higiene de nuestra mascota al máximo y revisar su piel con frecuencia puede ayudar a evitar que estos problemas se trasladen a la cama, sin embargo no hay que olvidar otros detalles de la higiene: las patas.

Si tu perro sale cada día a la calle no deberá subirse a la cama sin que antes limpies muy bien sus patas, de lo contrario la suciedad, bacterias y microorganismos de todo tipo podrían llegar a tu habitación con gran facilidad, comprometiendo la higiene del espacio en el que descansas. Además debes mantener la limpieza de su pelo al máximo para evitar malos olores en las sábanas y la habitación en general.

Tu descanso puede no ser el ideal

Los animales cuentan con sentidos mucho más aguzados que nosotros, por lo que cualquier ruido puede hacer que tu perro se despierte, salte de la cama y te despierte a ti. Se vuelva a subir y te despierte de nuevo, se mueva y, nuevamente, te despierte. Esto claramente altera nuestras fases del sueño comprometiendo el descanso, por lo que los perros más inquietos quizá no son aptos para compartir nuestra cama.

La territorialidad puede incrementarse

A modo general, es importante que tu perro entienda quién es el amo en casa, de lo contrario cualquier espacio en el que la mascota esté será suyo y no tuyo, lo que puede generar un comportamiento territorial difícil de controlar. Esto pasa cuando no se educa al perro a dormir en una zona específica de la cama, por ejemplo a nuestros pies, sino que se le permite hacerlo donde quiera, ocupando una gran porción de la cama. Si queremos cambiar esta situación en el futuro puede costarnos mucho, pues el perro considera que ese es su espacio y no se lo dejará arrebatar por nada del mundo.

Para evitar este escenario debemos educar al perro acerca de cuál es su espacio en la cama, y por qué no debe acostarse en otro lugar del lecho.

Puede comprometer la intimidad

Si nunca te preocupaste por adiestrar a tu perro respecto al uso de tu cama, puede que cuando desees encerrarte en tu habitación con tu pareja o simplemente estar a solas, tu can no deje de ladrar, aullar o arañar la puerta para que le permitas entrar. Este estado de ansiedad se deriva de una mala educación, el animal no ha aprendido los límites y eso puede comprometer también tu intimidad y causar molestias.

¿Es malo dormir con el perro? - Dormir con mi perro ¿puede ser nocivo?

Qué tener en cuenta antes de dormir con el perro

La decisión de si vas a dormir o no con el perro debe tomarse desde que el animal es un cachorro, pues si lo acostumbras a dormir en tu cama de pequeño pero cuando crece lo obligas a hacerlo en otro sitio, el adiestramiento puede costarte el triple.

Si quieres definitivamente que tu perro duerma a tu lado, entonces es conveniente que:

  • Mantengas a tu animal adecuadamente desparasitado. Revisa semanalmente que no tenga pulgas, garrapatas o sarna, pues esto podría afectar también tu bienestar.
  • Cepilles el pelo de tu perro a diario o cada dos días, especialmente si se trata de una mascota de pelo largo. Esto ayudará a eliminar el exceso de pelo, a mantenerlo más limpio y a verificar la presencia de algún parásito en el pelaje.
  • Limpies las patas de tu perro muy bien siempre que lleguen de un paseo, de este modo garantizas la higiene.
  • Coloques, preferiblemente, una manta o almohada en tu cama en la zona en la que quieres que duerma el animal. Esto permite que los pelos y la posible suciedad queden en la manta o el cojín y no en tu sábanas, y al mismo tiempo hace que el animal esté caliente sin problemas.
  • Eduques a tu perro acerca del uso de la cama. Debes adiestrarlo para que se baje cuando le digas, para que duerma en una misma zona y para que se sepa que la cama no es para jugar.
¿Es malo dormir con el perro? - Qué tener en cuenta antes de dormir con el perro

Y ¿cómo impido que se suba a la cama?

Si no quieres dormir con tu perro y te encuentras en plena fase de adiestramiento, es normal que te preguntes cuál es el mejor modo de evitarlo. En nuestro artículo cómo educar a mi perro para que no se suba a la cama, te damos las claves que necesitas para conseguirlo.

Recuerda que en su lugar debes elegir para él una cama cómoda y ubicarla en un lugar de la casa cálido en el que no haya viento, de este modo tu mascota descansará a la perfección.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo dormir con el perro?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre ¿Es malo dormir con el perro?

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
ramon gomez
el perro es trasmisor de la gonorrea. por mas que lo hacien por fuera, el sipre esta supurando un flujo por el pene y puede ser peligroso para el humano, el perro si es el mejor amigo pero hay q darle su lugar, el perro siempre esta lamiendo su pene y luego le lame asta la cara al dueño, es asqueroso,
Isabel
Este atticulo tiene un error, la sarna de los perros no es transmisible a los humanos
Débora De Sá Tavares
Hola Isabel, la sarna doméstica común no se transmite de perros a humanos, sin embargo la sarna sapcóptica, que aparece debido al contagio de un parásito, sí es contagiosa para los humanos y puede causar molestias en nuestra piel. Saludos
zulma
yo tengo dosss.... ellos tiene una rutina diaria de jugar en la cama. Al momento de dormir ellos respetan la hora, pero a lo que amanece se suben a dormir un ratico antes de salir hacer sus necesidades en la mañanita. Creo que si su higiene es acto no hay problemas.

¿Es malo dormir con el perro?
1 de 4
¿Es malo dormir con el perro?

Volver arriba