Compartir

Cómo tratar la leucemia felina

 
Por Débora De Sá Tavares . Actualizado: 16 enero 2017
Cómo tratar la leucemia felina

El virus de la leucemia felina es una afección de tipo retrovirus muy extendida en los felinos, especialmente en aquellos que no están vacunados, que salen a la calle o que están en contacto estrecho con otros gatos que pudieran estar infectados.

Se trata de una condición de alta peligrosidad que puede dar lugar al desarrollo de diversas enfermedades, tanto cancerígenas como no cancerígenas, comprometiendo el bienestar y en muchos casos la vida del animal. Si tu mascota cuenta con esta condición de seguro te preguntas cómo tratar la leucemia felina y qué cuidados darle a tu mascota para mejorar su calidad de vida, por eso en este artículo de unComo respondemos a todas estas dudas con claridad.

¿Cómo se contagia la leucemia felina?

El virus de la leucemia felina o VLFe por sus siglas, afecta exclusivamente a los gatos, sin tener ningún tipo de efecto en otros animales domésticos o en las personas. Este virus se transmite mediante el contacto de fluidos como la saliva, las heces o la orina de un animal infectado, del mismo modo la madre puede transmitir el virus a sus cachorros durante la gestación y a través de su leche al amamantarlos.

Compartir el mismo arenero o los mismos recipientes para comer, el acicalamiento mutuo o las peleas entre dos felinos que conducen a heridas, son los escenarios más comunes en los que se suele transmitir esta enfermedad. A pesar de ello es básico que haya un gran contacto entre el gato sano y el enfermo, pues el virus sobrevive pocos segundos fuera del cuerpo del animal y si no se dan todas las condiciones la transmisión no será posible.

Es importante tener claro que no todos los gatos reaccionan igual ante el virus, algunos pueden eliminarlo de su organismo mientras que otros pasarán a sufrir de esta condición. La vacunación contra el VLFe es clave para evitar el contagio y propagación de esta extensa patología.

¿Todos los gatos contagiados desarrollarán leucemia?

Teniendo en cuenta que la leucemia felina es un virus, es importante destacar que no todos los gatos que se infecten sufrirán posteriormente de la enfermedad. Normalmente los felinos más vulnerables son los cachorros o jóvenes, los gatos mayores o aquellos que cuentan con un sistema inmune debilitado, sin embargo aquellos animales adultos y con un sistema inmune fuerte y saludable pueden combatir la infección y eliminar el virus de su organismo sin llegar a sufrir de esta patología.

De este modo, es posible que al contagiarse con el virus un gato reaccione de tres maneras diferentes:

  • Adquiera la inmunidad: esto solo ocurre en el caso de animales con un estado de salud adecuado y un sistema inmune fuerte capaz de luchar contra el virus. Si se elimina efectivamente, el gato podrá hacerse inmune. El felino podrá presentar síntomas como fiebre y apatía para luego volver a la normalidad. Los resultados de la prueba de leucemia pueden dar positivos y, al repetirse luego de un mes y medio o tres meses, ser negativos, lo que indica que el felino ha eliminado el virus.
  • Almacene el virus en otro órgano: en estos casos el examen que se aplica regularmente dará un resultado negativo pues el virus no estará presente en los fluidos, sin embargo se mantendrá dormido en otros órganos como la médula ósea, pudiendo activarse ante un episodio de estrés o un fallo en el sistema inmune. Existen pruebas especiales para determinar si el VLFe está presente en uno o varios órganos.
  • Quede infectado de forma permanente: cachorros, gatos jóvenes sin vacunación, animales viejos y también aquellos con un sistema inmune débil son los más propensos a quedar infectados con el virus de por vida. El animal presentará síntomas como fiebre, debilidad, pérdida de apetito y peso, para luego volver a la normalidad, sin embargo tras algunos meses o pocos años, el gato comenzará a ser víctima de infecciones y enfermedades ocasionadas por la presencia de este virus y la debilidad que produce en el sistema inmune.
Cómo tratar la leucemia felina - ¿Todos los gatos contagiados desarrollarán leucemia?

¿Cómo se diagnostica el VLFe?

Debido a que los síntomas que presenta el animal cuando se contagia de leucemia felina pueden ser vagos o apuntar a otros trastornos, las pruebas de diagnóstico suelen realizarse en casos en los que hay posibilidades de que el gato haya estado expuesto al virus, por ejemplo:

  • Cachorros de origen callejero que no están vacunados.
  • Animales que provienen de un refugio o una tienda.
  • Gatos enfermos y/o con el sistema inmune debilitado.
  • Felinos que no han crecido como corresponde o que lucen desnutridos y apáticos.

En estos casos suelen aplicarse diversas pruebas diagnósticas, ELISA es la prueba de detección más habitual, sin embargo también se pueden realizar diversos análisis de sangre y biopsias en un órgano concreto afectado con el fin de confirmar el diagnóstico. Solo un veterinario puede realizar estos exámenes y ofrecer un diagnóstico adecuado.

Cómo tratar la leucemia felina - ¿Cómo se diagnostica el VLFe?

El tratamiento para esta condición

Una vez que sabemos que nuestra mascota está afectada ¿cómo tratar la leucemia felina?

Lamentablemente no existe un tratamiento para combatir esta patología y hacer que el animal recupere la salud, sin embargo sí se deben tomar algunas medidas para mantener el sistema inmune del gato en buen estado, evitar enfermedades e infecciones y garantizar una calidad de vida lo más óptima posible.

Por ello es recomendable:

  • Mantener al animal adecuadamente nutrido y alimentado con un alimento de calidad preferiblemente indicado por el especialista.
  • Evitar cualquier tipo de fuente de estrés para el felino, pues esto puede debilitar el sistema inmune y potenciar el efecto de la enfermedad sobre el cuerpo del gato. Mudanzas, llegada de nuevas mascotas al hogar o cambios en la rutina deben evitarse al máximo.
  • No permitir el contacto del animal con felinos en el exterior o sin vacunar, pues esto podrían transmitir enfermedades que debiliten su sistema inmune y salud.
  • Mantener al gato adecuadamente desparasitado tanto interna como externamente. Este trabajo debe realizarse cada 3 meses pues ayudará a prevenir el contagio de enfermedades provocadas por los parásitos.
  • Asegurarse que el animal mantenga sus vacunas al día, lo que reducirá la posibilidad de contraer enfermedades. En algunos casos el veterinario puede recomendar la ingesta de antibióticos para controlar posibles infecciones.
  • Llevar al gato al veterinario al menos 2 veces al año para revisiones de rutina, además ante cualquier señal de enfermedad se debe acudir a un especialista para un tratamiento rápido y efectivo.

Existen tratamientos médicos, como el Interferón, que ayudan a fortalecer el sistema inmune del felino pudiendo hacer la infección más llevadera. Este tratamiento se aplica mediante inyecciones bajo estricta supervisión del veterinario y siguiendo sus recomendaciones, posteriormente se evalúa la reacción del organismo del animal y se traza el tratamiento a llevar a cabo en el futuro.

Cuidando todos estos aspectos intentaremos mantener al gato lo más saludable y feliz posible, haciendo que la condición sea llevadera tanto para tu mascota como para ti.

Cómo tratar la leucemia felina - El tratamiento para esta condición

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tratar la leucemia felina, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo tratar la leucemia felina

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo tratar la leucemia felina
1 de 4
Cómo tratar la leucemia felina

Volver arriba