Compartir
Compartir en:

Cómo saber si un bull terrier es puro

Cómo saber si un bull terrier es puro

El ancestro más directo del bull terrier inglés es el bull and terrier, una raza originada en la primera mitad del siglo XIX en Inglaterra a partir del bulldog inglés y el terrier y creada expresamente como perros de presa y pelea, que más adelante sirvieron para guiar y cuidar el ganado y como animal de compañía. Por suerte, hoy en día su función principal es tan solo la de compartir un hogar con su familia y ofrecernos mucha compañía y diversión.

A pesar de su origen, estos perros son excelentes animales de compañía, y una de las razas caninas más fieles y divertidas que existen. Así que, si acabas de adoptar un cachorro que se parece a esta raza extraordinaria, o lo has comprado pero no tenía pedigree, te han dicho que era puro y quieres comprobarlo, en este artículo de unCOMO te explicamos cómo saber si un bull terrier es puro.

También te puede interesar: Cómo es un Pit Bull Terrier

Cómo estar seguro de que mi bull terrier es puro

La única forma de estar 100% seguros de que nuestro peludo es puro es que tengamos acceso a su pedigrí o pedigree, un documento que acredita de parte de la FCI o Fédération Cynologique Internationale que ese can en concreto tiene varias generaciones de ancestros de esa misma raza pura, sin haberse juntado con otras.

Existen dos formas de conseguir este documento, el cual sirve para que tú sepas si tu can es puro o no, para concursos de belleza y para concursos y exposiciones de razas. La primera forma es que si compras un cachorro a un criador profesional, a través de esta federación internacional canina te ofrezca el documento oficial conforme su línea genealógica es pura. La segunda forma es que acudas a uno de estos concursos o exposiciones de razas en las que los jurados son experto de estas instituciones y, por lo tanto, pueden revisar a tu can y decirte seguro si cumple con las medidas exigidas para el estándar de esta raza o no y en caso afirmativo te darán el documento oficial.

Además, si no te interesa este papel pero sí saber por curiosidad si tu bull terrier es puro o no, deberás pensar si la mayoría de los rasgos físicos y de personalidad que te vamos a detallar a continuación encajan con tu mascota o no.

Otra forma, muy fiable, es acudir a tu veterinario de confianza para que te indique si realmente tu cachorro o perro ya adulto es totalmente bully o si bien posee rasgos de otras razas.

Estándar físico del bull terrier

El bull terrier es una de las razas más fáciles de reconocer debido a su cabeza ovalada sin stop (esto es, la curva en depresión que va desde la frente a la nariz), por lo que sigue una misma línea desde la cabeza hasta la trufa, y sus pequeños ojos vivos de forma triangular.

Según el FCI, los bull terrier están permitidos en varios colores. Aunque el más conocido es el blanco, también existen ejemplares atigrados, marrones, tricolores, negros y con manchas. Eso sí, para todo ejemplar que no sea blanco debe predominar el otro color para ser considerado un bull terrier puro.

Las orejas erguidas tienen una forma perfectamente triangular y su nariz normalmente es negra, aunque también puede ser rosada o con manchas. El hocico presenta esta forma ovalada, pero la mandíbula es marcada, sin papada, y las filas de dientes superior e inferior encajan en forma de tijera.

El cuerpo es robusto y musculoso, aunque compacto, y la cola es ancha en su base y delgada a medida que se acerca a la punta. Según la FCI no existen límites de peso ni estatura, pero el can debe dar la impresión de máxima solidez, ser compacto, y que sus rasgos distintivos se vean claramente. Aún así, se trata de una raza de perro mediano, pero hoy en día también existe la variedad bull terrier miniatura, creada para uso totalmente doméstico.

Es por su poderosa mandíbula que el bull terrier es considerado un PPP o perro potencialmente peligroso en algunas zonas del mundo. Aunque su carácter no es agresivo, la genética demuestra que una mordida fuerte de este can puede hacernos realmente daño. Si tienes un perro de estas características deberás acostumbrarlo desde pequeño a llevar bozal, sobre todo en las ciudades o en los países en que lo exija la ley. De todos modos, un can de esta raza bien adiestrado no tiene por qué presentar ningún tipo de problema de conducto, igual que cualquier otro perro.

Descubre en este otro artículo cómo adiestrar a un bull terrier para que te resulte más sencillo lograrlo.

Carácter del bull terrier

El cruce entre bulldog inglés y terrier dio lugar a un perro de características rudas que fue conocido como bull and terrier y que fue cambiando hasta ser la raza que conocemos hoy en día. Su carácter lo defino como un can muy fiel y decidido, valiente y algo terco. Dispuesto a defender a los suyos y por esto, sin una buena educación, con tendencia a ser sobreprotector. Es algo que puede dar problemas a la hora de pasearlo en el parque, ya que podrá ponerse nervioso cuando se os acerquen extraños, lo cual es inevitable. Así que es mejor educarlo de forma temprana con refuerzo positivo.

Es un perro muy afectuoso, leal, cariñoso y afable, pero si juega con niños deberá ser siempre bajo la supervisión de un adulto. Como decimos, no es un perro agresivo, ya que sus orígenes como perro de pelea quedaron atrás hace tiempo. Pero, además de que no les gusta que los molesten en exceso como a cualquier otro can y que hay que tratarlos bien, algunos que no están bien adiestrados no controlan del todo su fuerza. Por lo tanto, para que ambas partes aprendan a jugar bien, es imprescindible la presencia de un adulto.

No es un perro recomendado para dueños novatos, ya que requiere un buen adiestramiento para sacar todo el partido al carácter del bull terrier y ejercitarlo tal y como necesita, pues tiene mucha energía que acumula con facilidad. Es un excelente perro guardián y a su lado te sentirás seguro y cuidado como con pocos perros.

Es recomendable esterilizar a tu bull terrier tanto si es macho como si es hembra para ahorrarte problemas ya que pueden tener un carácter dominante, el cual se vería reducido, y porque de esta forma no habrá camadas no buscadas ni ciertos problemas de salud que pueden desarrollarse. Todos los perros pueden tener este carácter algo dominante, al final acaba siendo un rasgo individual, pero hay que tener en cuenta que al ser este un PPP, es fácil que haya prejuicios.

Es mejor ahorrarse disgustos y asegurarse de tener un perro obediente, tranquilo y que lleve bozal sin problemas cuando tiene que llevarlo por ley. Para ello, como decíamos más arriba, es bueno acostumbrarlo desde pequeño para que no lo tome como un castigo.

Adiestramiento del bull terrier

El bull terrier es un perro muy sociable por naturaleza, pero como todos los cachorros, deberá acostumbrarse al ruido en la ciudad desde pequeño, para crecer sin miedo. Para ello, paséalo desde que lo tengas y tenga sus primeras vacunas puestas.

Si se trata de un cachorro tan pequeño que aún no ha sido vacunado y no puede pisar el suelo, dale cortos paseos en brazos, sólo para acostumbrarle al ruido. Es importante hacerle ver que las bicicletas, coches y personas no son una amenaza para que tu mascota crezca sin miedo.

El adiestramiento, por otro lado, te dará seguridad a ti para impedir accidentes. Asegúrate de que, cuando le llamas tu perro vuelve, o que cuando le dices que se siente, lo hace y se calma. Recomendamos siempre la educación en positivo, a base de premios y reconocimiento por los buenos resultados en vez de castigar por los errores.

Debido a su poderosa mandíbula, otro elemento con el que tendrás que ir con cuidado es la mordida. Edúcalo desde pequeño para que descargue su energía mordiendo juguetes resistentes (tipo el kong negro) y acostúmbrale a llevar correa y bozal. Y es que difícilmente podrás soltarlo en un espacio público donde hayan otros perros. Es bueno que lo lleves al campo de vez en cuando para que corra en libertad, pero dos largos paseos diarios bastarán para calmar su energía.

Si crees que es muy difícil conseguir educar a un bull terrier por tus propios medios te recomendamos que lo lleves a un adiestrador.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si un bull terrier es puro, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo saber si un bull terrier es puro

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo saber si un bull terrier es puro
1 de 4
Cómo saber si un bull terrier es puro