Compartir

Cómo saber si mi perro tiene filariosis

Por Eva López. Actualizado: 20 enero 2017
Cómo saber si mi perro tiene filariosis
Imagen: fotospix.com

La filariosis canina, más conocida como el gusano del corazón, es una de las enfermedades más comunes en los perros. Es una enfermedad de carácter parasitario, puesto que se produce por la instalación y reproducción en el interior del corazón de un gusano redondo perteneciente a la especie Filaria, el Dirofilaria Immitis. Este verme se aloja en el lado derecho del corazón y vasos sanguíneos pulmonares y puede provocar, incluso, la muerte del perro. Es muy importante detectarla a tiempo para iniciar un tratamiento que acabe con los gusanos. Por ello, en este artículo de unComo, te mostramos cómo saber si tu perro tiene filariosis.

También te puede interesar: Cómo saber si mi perro tiene leishmaniosis

¿Qué es la filariosis canina?

La filariosis canina es una enfermedad parasitaria en la que el gusano Dirofilaria Immitis se hospeda en el ventrículo derecho del corazón y vasos sanguíneos pulmonares y se reproduce, obstruyendo el flujo sanguíneo. Este verme llega a través de la sangre a los tejidos y localizaciones intermedias, donde se desarrolla, puesto que no es transmitido al animal en su forma adulta sino que crece en su interior, se reproduce y, por último, pasa al corazón. Todo este proceso puede durar entre 85 y 120 días.

El gusano adulto puede llegar a vivir entre cinco y siete años dentro del can y se alimenta a base de nutrientes que roba mediante la circulación sanguínea del animal. El gusano del corazón puede llegar a medir entre 15 y 30 centímetros de longitud. El mayor problema de esta enfermedad se halla en el número total de vermes hospedados en el perro, puesto que en infecciones extremas, se han llegado a encontrar más de 100 gusanos en un solo can.

¿Cómo se contagia el gusano del corazón?

El gusano del corazón se transmite al perro a través de un mosquito del género Culex, Aedes o Anopheles, puesto que solo estas especies pueden mantener en su interior la larva microfilaria. Dicho mosquito toma la sangre de un can infectado, absorbiendo así la forma más joven del parásito de la filaria. Una vez dentro del mosquito, las larvas desarrollarán en gusanos inmaduros durante las siguientes dos o tres semanas. Pasado este tiempo, cuando el mosquito vuelva a alimentarse de un perro sano, introducirá el verme en su torrente sanguíneo, contagiándolo de filariosis.

La hembra de este gusano se reproduce y cría a las llamadas microfilarias en el interior del perro, las cuales circulan por la sangre hasta su desarrollo. En general, los perros con posibilidades de ser picados son aquellos que viven o frecuentan zonas de climas húmedos, ideales para la supervivencia del mosquito.

Síntomas de la filariosis canina

Desafortunadamente la filariosis canina desarrolla la mayoría de los daños antes de detectar algún síntoma en el perro, por lo que es muy difícil darse cuenta de la enfermedad antes de su evolución. Por esto es tan importante realizar análisis y revisiones periódicas a tu perro, puesto que la mejor forma de detectarla es a través de un análisis de sangre. En general, un perro infectado por el gusano del corazón puede presentar los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar que puede ir acompañada de una respiración acelerada
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Tos blanda
  • Cansancio
  • Intolerancia al ejercicio debido a una insuficiencia cardíaca
  • Sangrado por la boca
  • Hemorragias nasales
  • Falta de apetito
  • Apatía

El perro infectado puede presentar algunos, todos o ninguno de estos síntomas y, en el peor de los casos, la enfermedad puede acabar con la vida del animal.

Tratamiento para perros con filariosis

Mediante un análisis de sangre el veterinario diagnosticará la filariosis canina. Una vez diagnosticada, se deberán evaluar las condiciones físicas del can y el estado de la enfermedad. Debes saber que no existe un tratamiento general para acabar con ella, sino que se administran varios medicamentos para cada una de las etapas de la filariosis. El tratamiento es agresivo, costoso y puede ser peligroso para el animal puesto que puede debilitarlo.

En general, se administran una serie de inyecciones que matan a los gusanos adultos. Esta fase del tratamiento es la más delicada porque que el perro debe guardar reposo para evitar obstrucciones por los gusanos muertos y daños pulmonares. Pasada esta fase, el tratamiento pasa a administrar medicamentos para expulsar los gusanos inmaduros de la sangre. Por último, y si la medicación ha sido efectuada con éxito, se inicia un tratamiento vitamínico y una dieta especial a modo de recuperación, así como un programa de prevención para que no vuelva a contraer la filariosis.

Cómo prevenir la filariosis canina

Para prevenir la filariosis, deberás acudir al veterinario para que te administre un programa preventivo, el cual consiste en dar a tu perro una tableta masticable que elimina las larvas y gusanos inmaduros del organismo de tu can. Estos productos se deben administrar a partir de los cuatro meses de vida del perro y de manera mensual. Se debe proporcionar desde la época de vuelo de los mosquitos hasta los dos meses después de que hayan desaparecido. Es muy importante que consultes con tu veterinario antes de administrar cualquier tratamiento preventivo para asegurarte de que tu perro puede tomarlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si mi perro tiene filariosis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo saber si mi perro tiene filariosis

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
elo
Estoy preocupada porque la perrita de mi hijo le han dicho que tiene la Filaria,gracias por vuestro articulo.

Cómo saber si mi perro tiene filariosis
Imagen: fotospix.com
Cómo saber si mi perro tiene filariosis

Volver arriba