Compartir

Cómo quitarle las pulgas a una perra embarazada

 
Por Irene Juste. Actualizado: 23 julio 2018
Cómo quitarle las pulgas a una perra embarazada

¿Tu perra está preñada y tiene pulgas? A veces, una perra embarazada puede pasar mucho tiempo por el campo o terreno de casa y contagiarse de parásitos o bien, puede que hayas encontrado a una perra callejera que está gestante y esté llena de parásitos. Se cual sea el caso, entonces necesitas solucionar este problema cuanto antes, pero no puedes usar los productos antipulgas convencionales, ya que podrían afectar a los cachorros que están en camino.

En unCOMO sabemos lo complicado que puede ser, por ello te damos consejos de expertos y te contamos cómo quitarle las pulgas a una perra embarazada. Toma nota de estos consejos sobre cómo hacerlo y de los mejores remedios naturales aptos para perritas en esta situación.

Por qué los productos antipulgas no son aptos para perras preñadas

Existen una gran variedad de productos para prevenir y eliminar las pulgas en nuestras mascotas, pero en el caso de las perras preñadas no son buenos, igual que en el caso de necesitar quitar las pulgas a cachorros recién nacidos. No hay una pipeta para perras embarazadas, por lo que de este modo, solo se pueden usar estos productos en caso de que lo recomiende un veterinario y tendrá que ser el producto y la dosis exacta que este recete.

La razón por la cual estos productos antipulgas no son aptos para perras preñadas es porque pueden afectar a los fatos o cachorros en desarrollo, además de que las perritas en este etapa están con la salud más sensible y podría producirles algún problema como una reacción.

Por este motivo, a continuación te contamos cómo puedes deshacerte de las molestas pulgas en tu perrita gestante sin dañarla ni a ella ni a sus cachorros.

Cómo quitarle las pulgas a una perra embarazada - Por qué los productos antipulgas no son aptos para perras preñadas

Cómo eliminar las pulgas de una perra embarazada

Como no puedes usar los productos habituales, te estarás preguntando la mejor forma para quitarle las pulgas a una perra embarazada. ¡Presta atención!

Material necesario

  • Gorro
  • Guantes de látex
  • Ropa vieja
  • Aceite esencial con olor fuerte
  • Agua tibia
  • Champú para cachorros o de avena
  • Peine para piojos
  • Toallas

Pasos para quitarle las pulgas a una perra preñada

  1. Colócate un gorro que te cubra bien el pelo y ropa que no te importe si luego tienes que tirar y, además, usa guantes de goma o látex. De esta forma podrás protegerte mejor contra las pulgas. Otra idea es que antes de empezar te apliques unas gotas de aceite esencial de árbol de té o de eucalipto pues las repelerá y no te saltarán encima para quedarse.
  2. Una vez esté listo lo anterior, prepara un barreño o la bañera con agua tibia, que no supere los 27ºC.
  3. Coloca a tu perra en el agua diciéndole cosas agradables y acariciándola para tranquilizarla, pues es vital que no tenga estrés durante la gestación, al menos no más del que ya le estarán causando las pulgas.
  4. Mójala bien pero con cuidado de que no le entre agua en los oídos.
  5. Aplícale champú para cachorros o champú de avena, que es especialmente suave y bueno para el cuidado de su piel, la cual estará con heridas de las picaduras. Este champú le aliviará el picor, las heridas y te ayudará a quitarle las pulgas.
  6. Masajea en círculo todo el cuerpo de tu perra, cuidado que no le entre champú en los ojos ni en los oídos. Verás que muchas pulgas ya van cayendo al agua.
  7. Coge un peine para piojos, de los que tienen muchas púas metálicas finas y juntas, pues sirve igual para eliminar las pulgas y sus huevos. Pasa este peine por todo el pelaje de tu fiel compañera, con cuidado de no apretar ni hacerle daño en la piel. Te especial cuidado con la cara, la barriga y la zona genital.
  8. Cuando vayas sacando las pulgas del pelaje de tu perra ve aplastándolas y tirándolas o bien, metiéndoals en un cubo con agua, no en la bañera o barreño donde esté tu peluda.
  9. Cuando creas que las has sacado todas o la mayoría, vacía la bañera o el barreño y vuelve a usar agua tibia para enjuagar del todo a tu peluda, con cuidado de que no le queden más de estos parásitos pegados al pelo o la piel, ni se queden en la bañera o barreño. Aclara todo el champú, pero vigila que no le entre agua en los oídos.
  10. Por último, sécala muy bien escurriendo el máximo de agua con las manos, dejando que ella se sacuda y usando toallas. No conviene usar secador, pero si no puede secarse al aire libre por no haber temperatura adecuada, lo mejor es que uses el secador a una temperatura natural (ni en caliente ni en la función de frío) y a al menos un metro de distancia de su piel y pelo. En tal caso, conviene que uses más toallas, pero no la dejes sin secar bien para evitar problemas de salud en su estado delicado.

Consulta aquí todas las posibles dudas sobre "¿Puedo bañar a mi perra embarazada?", pero te adelantamos que en caso de que esté al final del embarazo no es lo más recomendable y, por ello, tendrás que valorar la situación y ver cuál es la mejor solución con la ayuda de un veterinario que la vea en persona y valore su estado de salud y el de los cachorros.

Remedios caseros para quitarle las pulgas a una perra embarazada

Aparte de seguir todo el proceso antes descrito, para quitarle las pulgas a una perra preñada puedes usar algunos remedios muy efectivos. Lo más recomendable es bañarla, excepto si está al final de la gestación, y usar alguno de estos remedios después, de este modo el tratamiento será más completo y efectivo.

Apunta estos remedios caseros para quitarle las pulgas a una perra embarazada:

  • Aceites esenciales: los mejores son el de eucalipto, el de árbol de té, los de cítrico como la naranja, de romero, de tomillo y de lavanda. Solo necesitas aplicar unas gotas de una de estas esencias o de una mezcla de ellas junto con una buena cantidad de aceite de oliva. El aceite de oliva ayudará a extender los aceites esenciales, a la vez que cuidará el pelo y la piel de la perra. Aplica la mezcla en la cruz y el cuello de la perrita, en las zonas a las que no llegue a lamerse y masajea.
  • Vinagre de manzana: este producto natural también ahuyenta a estos parásitos. Diluye una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua grande. Humedece un paño de algodón en esta mezcla y con este frota bien pero con cuidado el cuerpo de tu peluda gestante.
  • Manzanilla: esta planta también ayuda a repeler a las pulgas. Prepara una infusión de manzanilla, deja que se enfríe bien y moja un paño cuando esté a temperatura ambiente. Frota el paño de algodón empapado de manzanilla por el pelaje y la piel de tu fiel compañera, con cuidado pero insistiendo en las zonas en las que veas más parásitos.

No te olvides de igualmente protegerte como hemos comentado en el apartado anterior para evitar que te contagies de las pulgas. Recuerda también que es vital que valore la salud de tu perra un veterinario, que es quien te dirá la mejor opción para tratarla al completo y evitar más problemas. Además, por supuesto, no te olvides de eliminar las pulgas del resto de tu casa. Para ello, puedes consultar este otro artículo de unCOMO en el que explicamos Cómo eliminar las pulgas de nuestro hogar.

Cómo quitarle las pulgas a una perra embarazada - Remedios caseros para quitarle las pulgas a una perra embarazada

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo quitarle las pulgas a una perra embarazada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo quitarle las pulgas a una perra embarazada

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo quitarle las pulgas a una perra embarazada
1 de 3
Cómo quitarle las pulgas a una perra embarazada

Volver arriba