Compartir

Cómo proteger a un perro del frío

Por Andrea Huguet Molist. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo proteger a un perro del frío

Los perros notan mucho la bajada de las temperaturas, pues su cuerpo se altera: el frío hace cambiar el equilibrio interno del animal así como su metabolismo. Hay perros que se adaptan mejor y más rápido al frío, pero los hay que les cuesta más, sobre todo a los cachorros y a los perros jóvenes, así como a los que ya son muy mayores. Para ayudarles a no tiritar de frío durante todo el invierno, hay técnicas y cosas que pueden hacer sus dueños para suavizar el cambio de temperatura. En unComo te damos los consejos para que sepas cómo proteger a un perro del frío y hacer que se adapte lo mejor posible al invierno.

También te puede interesar: Cómo ir con mi perro a la nieve
Pasos a seguir:
1

Si tu perro duerme fuera de casa, lo primero que debes hacer cuando empiece a venir el frío es comprobar que tiene un sitio cubierto como puede ser su casita, y que dentro de ella hay algún cojín o alguna manta para que cuando duerma o esté descansando, no tenga que tocar la madera o el plástico frío. Si se destempla al dormir, puede resfriarse rápidamente.

Además, si su casita puede estar bajo un techo, mucho mejor, así evitarás que le entre el viento o la lluvia, que pueden ser igual de molestos que el frío o incluso más. Si ves que el frío es extremo, es mejor que esté dentro de casa.

Cómo proteger a un perro del frío - Paso 1
2

Revisa su tazón del agua, porque si en invierno bajan mucho las temperaturas puede congelarse. Eso hará que el perro no pueda beber lo que podría afectar su salud y causarle deshidratación, así que es muy importante que tengas controlada el agua de tu mascota.

3

La alimentación siempre es importante, pero en invierno todavía más. Los perros, al igual que las personas, se vuelven más perezosos, pero necesitan más energía para poder soportar el frío. Lo que te recomendamos es que acudas a tu veterinario de confianza y le expliques cómo va a pasar tu perro el invierno, dónde va a vivir, etc. Él, como profesional, te dirá si tu mascota necesita algún complemento especial en su alimentación.

Cómo proteger a un perro del frío - Paso 3
4

A los perros les gusta mucho jugar, y en invierno debemos hacer que jueguen todavía más, ya que eso les puede ayudar a combatir el frío porque entran en calor. Pero tienes que tener en cuenta que si en donde vives hace mucho frío y hay nevadas, algunos trozos de nieve pueden convertirse en hielo, contando con esquinas que les pueden provocar lesiones especialmente en sus patas.

Lo que puedes hacer es revisar antes la zona dónde va a jugar, y si no puedes, cuando hayan terminado de jugar revisa todo su cuerpo, si detectas algún trozo de hielo en alguna zona deberás sacarlo rápidamente.

5

Si tienes un perro con mucho pelo, evita cortárselo durante el invierno. Su pelaje es su mejor aliado, y aunque te parezca que tiene demasiado solo debes cortarlo a partir de la primavera. Piensa que para tu perro su pelo es parecido a lo que es un abrigo para ti, eso sí cuida su pelaje peinándolo periódicamente para evitar los nudos, ya que estos hacen que el animal no esté tan bien aislado. En nuestro artículo cómo cepillar el pelo del perro te explicamos el modo en el que deberás hacerlo.

Cómo proteger a un perro del frío - Paso 5
6

También puedes bañar a tu perro dentro de casa y no dejarle salir hasta que se seque. Piensa que si sale a la calle mojado o incluso húmedo, el frío se le cala en los huesos y es muchísimo más propenso a coger un resfriado o tos canina. Si puedes, reduce la cantidad de baños que le das durante la época de frío.

7

En perros que no tienen pelo, fíjate mucho en sus oreja y en su cola. Si ves que están muy frías, secas, duras, rojas, blancas o grises, podría haber ocurrido un congelamiento. Para ello envuelve las extremidades del perro en mantas o toallas para calentarlas gradualmente, y consulta a tu veterinario inmediatamente.

8

Considerar comprar ropa canina es una buena opción para proteger a un perro del frío. Le ayuda a mantener su cuerpo caliente (o no tan frío), y es ideal especialmente para los perros pequeños o con poco pelo, que son más propensos a sufrir más con las bajas temperaturas. Sobre todo, asegúrate que la ropa siempre está seca.

Otra opción complementaria son las botas para perros, que les ayuda a que sus patas no entren en contacto con la sal, que es irritante, y con la nieve. De este modo estarán mucho más preparados para los paseos en el exterior durante los meses más fríos.

Cómo proteger a un perro del frío - Paso 8

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo proteger a un perro del frío, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo proteger a un perro del frío

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo proteger a un perro del frío
1 de 5
Cómo proteger a un perro del frío

Volver arriba