Compartir

Cómo poner gotas en los ojos a un gato

Cómo poner gotas en los ojos a un gato

Como nos puede pasar a los humanos, la conjuntivitis u otros problemas oculares pueden invadir los ojos de nuestro felino. Y como también nos pasa a los humanos, no es nada agradable observar como una gota está a punto de penetrar en nuestro ojo. ¿Es necesario ir a un veterinario para que concluya este arduo trabajo con éxito? ¡Para nada! Con unos sencillos trucos aprenderás cómo poner gotas en los ojos a un gato. Si quieres saber más, no dejes de leer los siguientes consejos que hemos preparado para ti en unComo.com. Con un poco de paciencia y estas sencillas técnicas lograrás administrar a tu felino las gotas necesarias para acabar con sus problemas oculares. ¡Toma nota!

También te puede interesar: Cómo poner gotas en los oídos a un gato
Pasos a seguir:
1

Uno de los pasos más importantes para poder administrar la medicación ocular a tu gato es aprender a sujetarlo de manera correcta. Es importante transmitirle tranquilidad para no alterarlo más de la cuenta. Por ello, lo mejor es sostenerlo en tu regazo, como si estuviera reposando. Para él será una posición más que cómoda: colócalo sobre uno de tus antebrazos mientras apoyas su cuerpo contra tu abdomen.

Existe otra posición que puede ir realmente bien para poner las gotas oculares a tu gato. La idea es colocarlo sobre una mesa u otra superficie elevada a la altura de tu cintura, aproximadamente. Si la superficie es resbaladiza lo ideal será colocar una toalla bajo las patitas del felino para que se sostenga mejor.

La tercera y última posición para ponerle las gotas a tu gato será sostener su pequeña cabeza. Para que se esté realmente quiero deberás colocar el pulgar a un lado de su barbilla y los otros dedos al otro lado, siempre con la mano por debajo del mentón. La intención es que la cabeza se sostenga bajo tu mano. Si ves que el gato se revuelve, deberás usar una postura dominante para transmitirle la orden de que se esté quieto.

Cómo poner gotas en los ojos a un gato - Paso 1
2

Una vez hayas decidido la posición con la que tu gato está más tranquilo y te sea más cómoda para administrarle las gotas, es el momento de prepararlo para el tratamiento. En primer lugar deberás limpiarle los ojos para que las gotas sean más eficaces. Para ello deberás utilizar un algodón empapado con esterilizante de limpieza de ojos especial para gatos. Pásalo por alrededor de sus ojos con sumo cuidado.

En unComo te contamos cómo limpiar los ojos a un gato.

3

Cuando los ojos del felino ya estén bien limpios, deberás abrirle los párpados para facilitarte el trabajo de administrar las gotas. Para hacerlo utiliza tu pulgar de la mano que no estés usando para sostener al gato con firmeza. Abre el párpado inferior hacia abajo hasta que veas que se forma una pequeña bolsa, que será donde deberías introducir las gotas para que se dispersen por el ojo rápidamente.

4

Una vez tengas el párpado abierto, sosteniendo bien la cabeza del felino con firmeza, coloca la punta del aplicador de las gotas sobre el ojo de tu gato, a unos 2 cm de distancia aproximadamente, siempre con cuidado de no tocar el ojo.

En esta posición aprieta el administrador de gotas y deja caer el número recetado por tu veterinario con rapidez, ya que el gato puede ponerse algo nervioso durante el tratamiento. Si debes realizar el proceso para ambos ojos, intenta hacerlo con rapidez y siempre procurando que el gato esté tranquilo. Si ves que la cosa se pone complicada y que no puedes sostenerlo, vuelve a intentarlo más tarde.

5

Después de haber aplicado las gotas intenta mantener a tu gato quieto al terminar, para evitar que se frote los ojos. La contención será importante para asegurarte que las gotas se han esparcido correctamente por los ojos. Asimismo, es importante que tú tampoco masajees sus párpados, ya que no es necesario.

6

Si el proceso de poner gotas en los ojos de tu gato ha sido exitoso, dale al felino una golosina ya no solo para premiarle por su buen comportamiento, sino como método de distracción para evitar que se frote los ojos durante un rato. Eso sí, si debes realizar el tratamiento varias veces durante un mismo día, no te pases con las chuches. Lo mejor será procurar que las gotas coincidan con la hora de comer. Así podrás terminar el tratamiento con su comida favorita.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo poner gotas en los ojos a un gato, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo poner gotas en los ojos a un gato

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Gonzalo
Presentenme a ese gato que se deja hacer todo eso tan tranquilo jaja, aca es una odisea.

Cómo poner gotas en los ojos a un gato
1 de 2
Cómo poner gotas en los ojos a un gato

Volver arriba