Compartir

Cómo poner el bozal a mi perro

Por Ana Pérez. Actualizado: 20 enero 2017
Cómo poner el bozal a mi perro

Es muy importante saber cuándo poner bozal al perro, porque aunque parezca molesto, en ciertas razas es obligatorio y en algunas ocasiones es simplemente necesario. De todos modos, hemos de tener paciencia, porque naturalmente para el animal va a ser un elemento extraño al que deberá acostumbrarse y al que, en principio, intentará resistirse. De todos modos con un poco de mimo y maña todo será mucho más fácil. En unComo.com te enseñamos cómo poner el bozal a tu perro.

También te puede interesar: Cómo elegir el bozal de mi perro
Pasos a seguir:
1

Es muy importante que antes de sacar por primera vez el perro a la calle con bozal, lo intentemos unas cuantas veces en casa, para que el animal vaya acostumbrado y no le cause ansiedad, si además de primerizo ha de enfrentarse a todos los estímulos que existen en el exterior.

2

Practica con tu perro, con paciencia y premiando su actitud. Debemos conseguir que nuestra mascota asocie el bozal a una experiencia agradable y para ello nada mejor que el refuerzo positivo, con caricias, el tono de voz y alguna que otra chuche. No te desesperes si durante los primeros intentos el perro cabecea, se retira o intenta quitarse el bozal con las patas. Es normal, tú también lo harías, así que tranquilidad y comprensión.

3

Coloca al animal sentado y agáchate para estar a su altura. Sujeta suavemente su cabeza por detrás con una mano y con la otra introduce el bozal, para retirárselo inmediatamente. Anima a tu mascota y dale un premio. Repite la operación y esta vez dale el premio a través del bozal y quítaselo en seguida.

4

Repetimos estos pasos varias veces, espaciando cada vez más el momento de darle la chuche y el tiempo que le dejamos puesto el bozal al perro. En principio empezaremos por unos diez segundos, luego quince, veinte y así, insistiendo, hasta llegar a un minuto. Siempre premiando el buen comportamiento del perro y haciendo que relacione el bozal con una experiencia agradable. Si notas que en un momento el perro se agobia, reduce de nuevo el tiempo que lo mantienes con el bozal puesto y sigue probando.

5

Resulta esencial que este ejercicio lo repitas con tu mascota durante varios días y que la primera vez que salga con bozal a la calle, el paseo no sea demasiado largo. Iremos también aumentando el tiempo hasta conseguir que el animal se acostumbre.

6

Mucho cuidado con los perros braquicéfalos, por su hocico necesitan un bozal especial y mucha vigilancia. El aparato podría causarle daños oculares y agudizar sus dificultades respiratorias. Por último, no uses el bozal como instrumento de castigo. Si has de corregir alguna conducta de tu perro, hazlo educando y con ayuda especializada si fuera necesario.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo poner el bozal a mi perro, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo poner el bozal a mi perro

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo poner el bozal a mi perro
Cómo poner el bozal a mi perro

Volver arriba