Compartir

Cómo limpiarle las orejas a un perro

 
Por Irene Juste. Actualizado: 30 enero 2017
Cómo limpiarle las orejas a un perro

La higiene de los oídos de un can a lo largo de su vida es algo vital en el cuidado de su salud y, por ello, debemos revisar sus orejas con frecuencia y lavárselas cuando sea necesario. Con una correcta limpieza de oídos nos aseguramos de que nuestro fiel compañero no tenga enfermedades y que los problemas sencillos de tratar no se compliquen.

Si quieres ofrecer un buen cuidado a tu mascota pero no sabes cómo cuidar sus oídos, sigue leyendo este artículo de unCOMO en el que te explicamos paso a paso cómo limpiarle las orejas a un perro.

Necesitarás:
También te puede interesar: Cómo pararle las orejas a un doberman
Pasos a seguir:
1

Es muy importante que en la rutina que tenemos con nuestro can incorporemos la inspección de las orejas y de los oídos. Así, además de ver cuándo es necesario lavarle los oídos a un can, también podemos observar cualquier indicio de que puede haber una otitis, un bulto u otros problemas. En tal caso, debemos acudir a nuestro veterinario de confianza cuanto antes para, así, comenzar el tratamiento adecuado y evitar posibles complicaciones.

Para comenzar a cuidar las orejas del perro correctamente deberás observarlas y palparlas por fuera para detectar si hay presencia de parásitos o algún bulto. Seguidamente, observa el oído y asegúrate de que tampoco se vean parásitos ni bultos y de que la cera presente no sea excesiva ni demasiado oscura. En caso de detectar cualquiera de estas cosas es mejor que acudas al veterinario, ya que el exceso de cera oscura es un indicador para saber que tu perro tiene otitis.

Cómo limpiarle las orejas a un perro - Paso 1
2

Para lavarle las orejas a un can, ya sea por rutina o porque detectas que hay demasiada suciedad, necesitarás reunir todo el material necesario. Limpiar los oídos de un can con suero fisiológico es una de las formas más habituales de hacerlo, pero también puede usarse agua oxigenada, aceite de oliva o gotas específicas para los oídos de los canes, las cuales encontrarás en centro veterinarios o en tiendas especializadas para mascotas.

3

Recuerda que si tu can no está acostumbrado o se mueves mucho es mejor que al limpiarle las orejas lo hagáis entre dos personas: una para limpiar los oídos y la otra para sujetarle el cuerpo y la cabeza. En casos en que el can se pone muy nervioso debemos procurar hacerlo más rápido pero siempre con cuidado. Es muy importante que el can no se mueva mucho para que no le hagamos daño en los oídos.

Cómo limpiarle las orejas a un perro - Paso 3
4

Una vez tengas el material necesario y a tu fiel amigo tranquilo, sigue estos pasos para aprender cómo limpiarle las orejas a un perro, comenzando por la parte exterior de la oreja:

  1. Retira el pelo de la oreja de tu mascota para que puedas ver bien la parte interna del pabellón auricular y el oído.
  2. Humedece una gasa estéril con suero fisiológico, agua oxigenada o gotas especiales para los oídos de los canes, las cuales limpiarán sin irritar el oído.
  3. Envuelve tu dedo en la gasa y limpia la parte más externa de la oreja, en la que hay diversos surcos en los que fácilmente se acumula suciedad.
5

Cuando la parte más externa de las orejas de tu peludo estén limpias, procede a lavarlas con un poco más de profundidad. Se deben utilizar distintas gasas para cada una y para cada parte de estas, así evitaremos posibles problemas de salud. Sigues estas instrucciones para una limpieza más profunda de las orejas de tu can:

  1. Cambia de gasa y mójala de nuevo con el líquido que hayas elegido para lavar los oídos de tu peludo.
  2. Envuelve tu dedo con la gasa e introduce tu dedo en la oreja del can como máximo 1cm, nunca más pues puedes provocar daños en el oído.
  3. Masajea la oreja suavemente y retira la suciedad de los surcos con cuidado.
  4. Si crees que hay mucha suciedad pues optar por echar 3 o 4 gotas de suero fisiológico directamente en el oído de tu mascota y masajear los oídos desde fuera suavemente.
  5. Cuando dejes de masajear tu can sacudirá la cabeza y, de esta forma, la suciedad se irá desplazando hacia el exterior, facilitando la limpieza de los oídos de tu compañero.
6

Si crees que hay algunas zonas a las que no has podido llegar bien con las gasas y tus dedos, puedes utilizar bastoncillos para acabar de limpiar la suciedad de los surcos de la oreja. Es muy importante que los bastoncillos sean indicados para bebés, pues son más gruesos y de esta forma nos aseguramos de no hacerle daño en el oído a nuestro can.

Cómo limpiarle las orejas a un perro - Paso 6
7

Además, para habituarlo y darle a entender que cuando está tranquilo durante este proceso es una conducta deseable para nosotros, durante y cuando acabemos de limpiarle las orejas deberemos premiarlo. El refuerzo positivo es una de las mejores formas para lograr que tu mascota se acostumbre a distintas cosas y lavarle los oídos es uno de los momentos a los que más debemos acostumbrarlos.

Si te ha resultado útil conocer cómo lavarle las orejas a tu mascota, puede que también te interese saber cómo cuidar los dientes de tu perro y también cómo limpiar los ojos de tu perro.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limpiarle las orejas a un perro, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo limpiarle las orejas a un perro

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo limpiarle las orejas a un perro
1 de 4
Cómo limpiarle las orejas a un perro

Volver arriba