Compartir
Compartir en:

Cómo limpiar las glándulas anales de mi perro

1 comentario
1 vez compartido
 
Cómo limpiar las glándulas anales de mi perro

Las glándulas que se encuentran a los lados del ano de los perros, conocidas también como sacos anales, sirven para lubricar el recto para que puedan hacer sus necesidades sin problemas, aunque también tienen otras funciones secundarias. Si no cuidamos de esta parte del cuerpo de nuestra mascota, en poco tiempo veremos que presenta malestar y le empiezan a surgir problemas como abscesos, infecciones, fístulas y notaremos un olor desagradable. A partir de ahí, si no se limpian se pueden dar complicaciones mayores en la salud de nuestro can.

Así, aunque funcionen bien por sí solas, debemos asegurarnos de que no se obstruyen ni se infecten. Para ello, es necesario conocer cómo limpiar las glándulas anales de mi perro, ya que vaciarlas es la mejor forma de controlar y evitar los posibles problemas. Por este motivo, en este artículo de unCOMO vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre este aspecto del cuidado de tu mascota.

También te puede interesar: Cómo limpiar los ojos de mi perro

Qué son las glándulas anales

Estas glándulas se encuentran situadas a los dos lados del ano de nuestras mascotas, tanto en perros como en gatos, concretamente y comparándolo con un reloj podemos decir que se sitúan a las 4 y a las 8, es decir un poco por debajo de la mitad. Su tamaño puede variar un poco según la talla del animal pero, por lo general, tienen más o menos un tamaño de 1 cm de diámetro, comparable a un garbanzo o una canica.

Más comúnmente conocidas como sacos anales, estas glándulas tienen la función de almacenar la sustancia o líquido lubricante que producen para que, a través de un conducto que las conecta directamente con el final del recto o el ano, lubriquen las heces para que el animal pueda evacuar mejor sus deposiciones. En estado de salud normal del can esta sustancia es líquida, maloliente y de un tono amarillento o marrón.

El olor que desprende este líquido es muy fuerte y desagradable para nosotros, pero no solo sirven para facilitar la deposición de heces y evitar daños en esta parte del cuerpo, sino que también dan un olor concreto a cada can. Por este motivo, para ellos es su identidad o marca personal y se reconocen los unos a los otros principalmente gracias a ello. Así, cuando vemos que se encuentran dos canes y se olisquean la parte de atrás mutuamente es porque se están conociendo e identificando.

Qué pasa si no se vacían las glándulas anales

De forma normal los perros vacían estas glándulas al defecar y hay equilibrio entre producción y vaciado, pero puede pasar que tengan problemas para lograrlo debido a afecciones de salud, al tipo de alimentación, al embarazo o a la edad avanzada.

Por esto, a veces, puede darse un exceso de producción y almacenamiento de este líquido y podemos hallar manchas en casa y notar el olor característico y fuerte de esta sustancia. Esto es un claro signo de que nuestro can necesita que le ayudemos a limpiar o vaciar los sacos para evitar que se generen problemas de salud. Aún así, que no haya manchas no significa que no haya una acumulación excesiva, por ello hay que prevenir y limpiar cada cierto tiempo.

Si no nos damos cuenta de que sucede esto, si lo dejamos sin tratar, si nunca las limpiamos por prevención o bien se da una infección u otras afecciones en esta zona, entonces esta sustancia se espesa y produce que los sacos anales se obstruyan. Cuando esto pasa los animales sufren de dolor, picor, ardor, molestias, etcétera., y veremos que arrastran el trasero por el suelo e incluso intentan mordisquearse la zona. Por estos motivos es tan importante prestar atención a este aspecto de su cuidado.

Los principales problemas que se generan si no vaciamos los sacos anales son los siguientes:

  • Inflamación
  • Dolor
  • Molestias
  • Ardor
  • Infección
  • Mal olor
  • Quistes
  • Abscesos
  • Adenoma (tumor benigno)
  • Adenocarcinoma (tumor maligno)

Tanto si no nos atrevemos a hacerlo en casa de forma habitual como si se ha dado una complicaciones mencionadas, podemos ir a un centro veterinario o peluquería canina, dónde saben cómo limpiar bien estas glándulas y están acostumbrados a ello. En caso de observar síntomas de malestar en esta zona del cuerpo de nuestro peludo es mejor acudir al veterinario, pues así no solo mirará de vaciar los sacos sino que también revisará su salud.

Cómo vaciar las glándulas anales en perros

Si quieres conocer cómo es el proceso y te atreves a hacerlo en casa cuando se trate de una higiene preventiva, te aconsejamos que lo hagáis entre dos personas ya que al tocar esta zona de forma natural el can intentará irse o sentarse, dificultando la tarea. A continuación te contamos cómo limpiar los sacos anales de los perros paso a paso, de forma sencilla y segura:

Material

  • Guantes de látex
  • Gasas estériles
  • Toallitas

Pasos a seguir

  1. Para empezar ponte unos guantes de látex de usar y tirar y mejor hazlo en la terraza o en la bañera.
  2. Calma a tu mascota y acaríciale la parte de la base de la cola para que se acostumbre un poco.
  3. Cuando veas que se relaja, con cuidado y evitando movimiento bruscos que puedan asustarle, levántale la cola y sitúa una gasa en el ano, que servirá para recoger el líquido y evitar que salpique ya que mancha y huele fuerte.
  4. Localiza las glándulas en los laterales masajeando un poco para palpar bien.
  5. Cuando las encuentres tan solo deberás presionar un poco más y fácilmente saldrá el líquido que podrás recoger con la gasa y tirar.
  6. Al terminar puedes limpiar mejor la zona anal y perianal con unas toallitas de usar y tirar.
  7. Además, será bueno que al acabar premies a tu mascota con palabras alegres, caricias, algo de comida o con juego.

Es probable que si se hace por higiene rutinaria no salga mucha cantidad, pero si había acumulación entonces saldrá bastante y será bueno que repitas el proceso con una gasa nueva, hasta que ya no salga más y, por lo tanto, las glándulas hayan quedado vacías.

En este vídeo de unCOMO un veterinario te explica detalladamente todo para saber Cómo limpiar la zona anal y perianal de tu perro.

Cada cuánto hay que limpiar las glándulas anales del perro

La frecuencia de vaciado de los sacos, de forma general, es de una vez al mes. Pero hay que tener en cuenta que son muchos los factores que pueden provocar un mal funcionamiento y atasco, por lo que hay que revisar a nuestro peludo con frecuencia y observar su comportamiento para actuar si vemos que algo no va bien.

Además, si nuestra mascota es anciana, está gestando o padece algún problema de salud que afecte al funcionamiento normal de las glándulas, hay que estar especialmente atentos.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limpiar las glándulas anales de mi perro, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Cómo limpiar las glándulas anales de mi perro

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
fernando
mi perrita tiene mucha fiebre que hago ?
Irene Juste
Hola Fernando,

Lo mejor que podrías hacer es llevarla a un veterinario cuanto antes para poder darle tratamiento para reducir la fiebre pero también averiguar a qué se debe para tratarla. Mientras tanto, evítale las corrientes de aire y procura que vaya bebiendo agua de poco en poco. Además, te recomiendo que leas estos artículos sobre Cómo saber si mi perro tiene fiebre, Causas de la fiebre en perros y Remedios caseros para bajar la fiebre de mi perro:

https://animales.uncomo.com/articulo/como-saber-si-mi-perro-tiene-fiebre-4622.html

https://animales.uncomo.com/articulo/causas-de-la-fiebre-en-perros-41080.html

https://animales.uncomo.com/articulo/remedios-caseros-para-bajar-la-fiebre-de-mi-perro-26139.html

Si no puedes llevarla a un centro veterinario, al menos busca en Internet uno que está cerca de tu zona y llama para que te orienten en qué más puedes hacer desde casa. Espero que pronto se mejore.

Saludos

Cómo limpiar las glándulas anales de mi perro
1 de 3
Cómo limpiar las glándulas anales de mi perro