Compartir

Cómo hacer un baño de avena para perros

Por Débora De Sá Tavares . Actualizado: 20 enero 2017
Cómo hacer un baño de avena para perros

Los perros y los humanos compartimos algunas afecciones que pueden afectar el bienestar de la piel. Ellos, al igual que nosotros, pueden padecer de alergias, dermatitis o sequedad, condiciones que generan irritación y comezón en la piel, ocasionando grandes molestias a nuestros compañeros.

Otras patologías, como la sarna, también pueden ser responsables de este tipo de afecciones, para las que un baño de avena es la solución ideal. ¿Quieres calmar la piel de tu compañero con este buen remedio casero? En unComo.com te explicamos cómo hacer un baño de avena para perros y consentir a tu mascota.

También te puede interesar: Cómo hacer champú de avena para perros
Pasos a seguir:
1

Cuando buscamos una alternativa natural para calmar las afecciones de la piel la avena es una excelente opción. Los copos de este cereal aplicados de forma tópica cuentan con grandes propiedades hidratantes y antiinflamatorias, ayudando a calmar la comezón, a reducir la inflamación ocasionada por las lesiones y a humectar la piel seca.

El baño de avena es un remedio casero muy empleado para tratar las molestias en personas con varicela, piel seca, eccemas, dermatitis o alergias por contacto, reduciendo los síntomas ocasionados por estas condiciones. En el caso de los perros es igual de efectiva, convirtiéndose en una buena opción para ayudar a nuestro compañero a disminuir sus molestias.

Cómo hacer un baño de avena para perros - Paso 1
2

Para hacer este baño de avena para perros solo necesitarás 1 taza de copos de avena naturales o, en su defecto, de harina de avena natural, sin aromas ni aditivos químicos. Coloca la taza de avena en una licuadora o procesador de alimentos para triturarla por completo hasta dejar un cereal fino y fácil de disolver.

Luego deberás llenar la bañera con agua tibia hasta la mitad si se trata de un perro grande, o un poco menos en el caso de perros más pequeños. Si no tienes bañera en casa pero tu perro no es muy grande, puedes optar por un recipiente de plástico en el que puedas colocar al animal. Asegúrate de que el agua esté tibia y a una temperatura agradable para el perro.

3

Después añade la taza de avena triturada y convertida en polvo fino removiendo con tu brazo para que la misma se diluya en el líquido. Verás como el agua va tomando un color blanco similar a la leche de avena, esto se debe a que el cereal está soltando sus propiedades al contacto con el líquido, y son justamente esas propiedades las que ayudarán a beneficiar la piel de tu perro.

Una vez que el agua haya adquirido este color, mete a tu mascota en la bañera o recipiente.

4

Moja al perro con este líquido y frota suavemente su piel con el agua, acariciándolo y hablándole con tranquilidad. Haz énfasis en aquellas zonas más irritadas o que le causan más problemas al animal. Es conveniente que el perro esté remojado en el agua por 15 minutos. Transcurrido este tiempo deberás sacar al animal de la bañera sin enjuagarlo, sécalo con una toalla suave para retirar la humedad.

Este baño de avena para perros ayudará a proteger la piel del animal, dejando una capa hidratante y calmando las molestias. Puedes realizarlo durante 3 días consecutivos en casos de pieles muy afectadas y luego aplicarlo una vez al mes para mantener la dermis humectada y en buen estado.

Cómo hacer un baño de avena para perros - Paso 4
5

El baño de avena es una excelente alternativa para calmar las molestias en la piel de tu perro, pero es muy importante descubrir qué está ocasionando la comezón constante para solucionar de manera definitiva el problema.

Si tu perro se rasca con mucha frecuencia podría deberse a:

  • Alergia por contacto a alguna planta o sustancia del hogar.
  • Alergia al pienso, condición que además de producir malestar estomacal ocasiona también comezón y molestias en la piel.
  • Alergia a la saliva de las pulgas transmitida mediante su picadura. En este caso la comezón y lesiones son localizadas en el área en la que el parásito ha picado.
  • Dermatitis, puede ser producida por champús, productos de limpieza o ser una reacción a los parásitos.
  • Sequedad en la piel, una condición que puede producirse por los cambios de clima, el uso de champús muy fuertes o los baños excesivos.

Si luego de aplicar el baño de avena durante 3 días no observas mejorías o si al poco tiempo el perro recae, será importante acudir al veterinario para descartar la presencia de cualquiera de las condiciones mencionadas anteriormente y aplicar un tratamiento profesional que ayude a aliviar el problema.

Cómo hacer un baño de avena para perros - Paso 5

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un baño de avena para perros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo hacer un baño de avena para perros

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer un baño de avena para perros
1 de 4
Cómo hacer un baño de avena para perros

Volver arriba