Compartir

Cómo evitar que mi perra tenga un embarazo psicológico

Cómo evitar que mi perra tenga un embarazo psicológico

El embarazo psicológico, técnicamente conocido como “pseudogestación", es un proceso muy frecuente en perras. Sus principales síntomas incluyen cambios en el comportamiento de la perra, que presenta una conducta maternal, y en las mamas, que aumentan de tamaño y producen leche.

Aunque muchos expertos lo consideran normal, no está libre de riesgos, como la mamitis. Para prevenirlo, en unComo.com te explicamos cómo evitar el embarazo psicológico en perras.

Pasos a seguir:
1

Detección precoz. Como en la mayoría de enfermedades que pueden afectar a nuestras mascotas, la detección precoz del embarazo psicológico es fundamental. Para ello, es importante saber que el embarazo psicológico suele aparecer entre las 6 y las 12 semanas después del celo, con lo que se recomienda estar atento al comportamiento y a las mamas de la perra en este periodo.

2

Castración. La forma más eficaz de prevenir la aparición de embarazo psicológico es la castración, ya que se eliminan los ovarios (ovarioectomía) o, incluso, los ovarios y el útero (ovariohisterectomía). Se trata de una operación bastante sencilla que, además, evita infecciones de útero, embarazos no deseados y reduce el riesgo de sufrir tumores de mama, ya que muchos de estos tumores dependen de los estrógenos, unas hormonas producidas en los ovarios.

3

Cuidado con los anticonceptivos. Los medicamentos conocidos como progestágenos, utilizados para evitar la aparición del celo en animales, pueden aumentar el riesgo de embarazo psicológico. Se recomienda utilizar estos fármacos bajo la supervisión de un veterinario.

4

Collar isabelino. Los collares isabelinos, también conocidos como “campanas”, son unos collares anchos de plástico que se pueden adquirir en centros veterinarios y tiendas especializadas.

Estos collares se utilizan, una vez detectado el embarazo psicológico, para evitar que la perra pueda llegar a lamerse las mamas, con lo que se evita la irritación y se reduce la producción de leche pues el lamido de las mamas estimula la lactación.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar que mi perra tenga un embarazo psicológico, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo evitar que mi perra tenga un embarazo psicológico

¿Qué te ha parecido el artículo?
5 comentarios
Lali
Mi perra caniche estubo en celo y la monto uno de su misma raza y estubieron 5 minutos juntos pero no se produjo la cupula puede estar embarazada o lo esta psicologicamente, por que tiene las tetas como si tubieran leche,come mas de lo abitual y la panza la tiene como si estubiera preñada.
José Daniel Gallén Ibáñez
Hola, Para entenderlo, conviene comentar el ciclo reproductivo de la perra. Antes del celo, existe una fase llamada proestro que dura entre una y tres semanas, y es cuando se observa un sangrado más intenso. Después viene el celo, que es cuando se debe unir al macho. El sangrado es menos intenso y de color marrón más oscuro y la perra acepta al macho. Es decir, se debe unir al macho cuando se observe una reducción del sangrado, que puede ocurrir entre una y tres semanas tras el inicio del mismo. Lo ideal, para ajustar exactamente, es acudir a un veterinario. Mediante una citología se puede establecer el momento del ciclo con bastante exactitud, y también mediante un análisis de progesterona en sangre. Saludos.
Usuario Anónimo
Yo queria saber cuando se debe llevar a la perra con su pareja
Gloria Patricia
Hola creo que es un asunto de ser muy observadores y detectar a tiempo este problema que puede afectar la salud de la perra.
kike
Muy buen artículo, de gran interés

Cómo evitar que mi perra tenga un embarazo psicológico
Cómo evitar que mi perra tenga un embarazo psicológico

Volver arriba