Compartir

Cómo elegir el bozal de mi perro

Por Ana Pérez. Actualizado: 20 enero 2017
Cómo elegir el bozal de mi perro

De ninguna manera el bozal debe resultar una forma de castigo para nuestra mascota, aunque es importante saber cuándo poner bozal al perro. Algunos canes de ciertas razas son obligados por ley a usar bozal cuando salen a la calle con el fin de prevenir mordeduras en situaciones estresantes. Si este es el caso de tu mascota, en unComo.com te enseñamos cómo elegir el bozal que mejor irá a tu perro.

También te puede interesar: Cómo poner el bozal a mi perro
Pasos a seguir:
1

Una vez que nos vemos obligados a que nuestra mascota lleve puesto su bozal, bien por razones legales, porque sean perros que prestan algún tipo de servicio o por circunstancias puntuales, lo más importante es que el bozal sea el más adecuado a nuestro perro y, sobre todo, que no suponga una barrera que dificulte la respiración y el jadeo del can.

2

Además de esta condición indispensable, el bozal debe cumplir también con unos estándares que permitan al animal estar lo más cómodo posible y, en este punto, la talla y el tipo de material del que esté hecho deben ser los adecuados para que nuestro amigo no sufra heridas ni se sienta oprimido en exceso.

3

Existe todo un proceso de mediciones para que el bozal que vayamos a emplear sea justo el que se corresponde con la talla de nuestro perro. Para ello es muy importante seguir ciertas instrucciones. Entre ellas hemos de medir la longitud del hocico, el de la cabeza, el perímetro del hocico con la boca cerrada y el grosor del cuello del animal. Sólo así podremos establecer la talla del bozal que vamos a necesitar.

4

Existen muchos tipos de bozal, pero los que básicamente nos pueden interesar para un uso habitual es el de nylon y el de cestilla. El primero de ellos es más apropiado para utilizarlos durante un periodo corto de tiempo, por ejemplo cuando llevamos al perro a la peluquería canina o cuando va de visita al veterinario.

5

El inconveniente de los bozales de nylon es que dificultan la respiración y el jadeo del animal. Este punto es especialmente importante en perros braquicéfalos y en razas muy sensibles al calor, por lo que en estos casos es mejor decantarse por el bozal de cestilla. Nuestra mascota nos lo agradecerá.

6

El bozal de cesta o canastilla da la sensación de ser más agresivo y mucho más aparatoso. Es el clásico bozal elaborado con varillas. La mayoría de los propietarios intentan evitar este tipo de bozales precisamente por su aspecto, pensando que incomodará más a nuestro animal. Sin embargo, este es el tipo de bozal más recomendable, sobre todo si el perro debe llevarlo puesto durante mayor tiempo.

7

A pesar de su aspecto más agresivo y que pareciera que el hocico de nuestro perro queda enjaulado, lo cierto es que el bozal de cesta permite que nuestra mascota respire mejor, jadee, beba e incluso pueda comer con él puesto, por eso es el más recomendado.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo elegir el bozal de mi perro, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo elegir el bozal de mi perro

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Raquel
He obtenido alguna informacion pero no hay imagenes acerca de la toma de medidas.

Cómo elegir el bozal de mi perro
Cómo elegir el bozal de mi perro

Volver arriba