Compartir

Cómo educar a un pomerania

 
Por Brian Calvo Sánchez. 10 marzo 2020
Cómo educar a un pomerania

El comportamiento de los perros depende de varios factores. Uno de ellos puede ser su raza o la mezcla de razas, que le pueden marcar más unos rasgos de carácter u otros, por ejemplo ser más enérgicos o tener más facilidad de alerta. Otro factor es la educación que recibe de su tutor, ya que será el encargado de enseñarle gran parte de las cosas que aprenda a lo largo de su vida. De hecho, este punto es fundamental, ya que el compañero humano del canino podrá enseñarle y corregir los aspectos que considere oportunos de su carácter para que tenga buena convivencia con otros animales y personas.

El pomerania es una raza que tiene un carácter cariñoso y dócil, pero que requiere una educación positiva y correcta por parte de su tutor para prevenir posibles problemas de comportamiento. Por ejemplo, muchas personas los tratan como a niños o bebés porque son de tamaño pequeño, por ejemplo llevándolos mucho en brazos y no dejando que se relacionen bien con otros perros más grandes, y al final dejan de comportarse realmente como perros y aparecen problemas de comportamiento y de relación con otros animales.

Si quieres saber cómo educar a un pomerania tanto en cachorro como adulto y más consejos sobre su cuidado, puedes seguir leyendo este artículo de unCOMO en el que hallarás toda esta información.

También te puede interesar: Cómo educar a un pug

Cómo educar a un pomerania cachorro

La educación de un pomerania cachorro se puede dividir en dos etapas: de los 3 a los 6 meses y de los 6 a los 12 meses. De esta manera, le ayudarás a aprender progresivamente los aspectos más básicos y, con el paso del tiempo, asimilar enseñanzas más complejas.

Educar a un pomerania de 3 a 6 meses

La primera etapa es fundamental para sentar las bases de la educación o adiestramiento del pomerania.

  • Dale órdenes o indicaciones sencillas para que las entienda y las lleve a cabo: procura enseñarle a sentarse, a estar quieto, a levantarse, a ir hacia ti, a tumbarse y a no tirar de la correa. Todo con palabras claras y breves. Por ejemplo, aquí te dejamos consejos sobre Cómo enseñar a mi perro a pasear sin tirar.
  • Intenta rodearle de otros perros, otros animales, personas y ambientes favorables para facilitar su socialización. Este es un punto clave, ya que si lo aíslas tendrá problemas de comportamiento, tal y como nos sucedería a las personas.
  • Enséñale a hacer sus necesidades en el lugar de la casa que hayas habilitado para ello para situaciones de emergencia (por ejemplo, si un día tiene que estar más horas sin salir y así evitar que se aguante demasiado porque sería perjudicial para su salud) y a hacerlas en la calle. Aquí te explicamos Cómo enseñar al perro a hacer sus necesidades fuera de casa.

Educar a un pomerania de 6 a 12 meses

Habiendo conseguido que tu pomerania, pomerania miniatura o pomerania toy (pues existen varios tipos de pomerania según su tamaño) te haga caso en las cuestiones más básicas, podrás dar un paso más para continuar educándole y ayudándole a desarrollar su inteligencia y capacidades.

  • Lanza la pelota y consigue que te la traiga a modo de juego. Aquí te explicamos Cómo enseñar a mi perro a traer la pelota.
  • Hazle ver que algunos objetos son intocables. No le grites ni le chilles: quítaselos de la boca e indícale con un NO para que entienda que no los puede tocar. Aparte de esto, para que sea efectivo, inmediatamente muéstrale algo que sí puede morder o comer. Así preferirá siempre coger cosas como esta que puede morder o comer a otras que siempre que las coge se las quitan.
  • Haciendo deporte con él y jugando podrás conseguir que te dé la pata y otros sencillos trucos. De esta manera, el vínculo entre los dos será más fuerte.

Aquí puedes aprender más sorbe Cuándo empezar a educar a un cachorro y qué enseñarle.

Cómo educar a un pomerania - Cómo educar a un pomerania cachorro

Cómo educar a un pomerania adulto

A partir de los 12 meses de vida o algo antes, se puede considerar que tu can alcanza la edad adulta. En este punto, necesitas seguir trabajando en la educación del pomerania, pues todavía puede aprender mucho y seguir disfrutando de diversas actividades. En unCOMO te damos los siguientes consejos para educar a un pomerania adulto:

  • Educación básica: asegúrate de que el can ha aprendido los aspectos básicos explicados antes y que sabe relacionarse bien con otros perros, otros animales y personas. Si no es así, en su etapa adulta tendrás que seguir trabajando estos aspectos.
  • Searching o sembrado: apuesta por esta actividad para estimular los sentidos de tu mascota y desarrollar su inteligencia. Se trata de un ejercicio de olfato que favorece las habilidades de rastreo. De esta forma se relajará y aprenderá a usar mejor su olfato.
  • Juegos de inteligencia en casa: como el típico juego de esconder comida bajo un vaso con más vasos alrededor y moverlos, así tendrá que adivinar en cuál de los recipientes está la golosina. El juego del sembrado también puedes hacerlo en casa y, además, puedes fabricar o comprar juegos de inteligencia para perros.
  • Actividades fuera de casa: los paseos por nuevos lugares, viajes juntos y aprender nuevos trucos serán actividades que fortalezcan vuestra unión. Por ejemplo, educar a tu pomerania para ir en bicicleta es una gran idea para que paséis tiempo juntos. Aquí te explicamos Cómo llevar a mi perro en bicicleta.
  • Centros caninos de adiestramiento y etología: en el caso de no verte capaz de enseñarle a tu pomerania adulto desde aspectos básicos hasta algunos más complejos, acude a este tipo de centros en los que te guiarán profesionales en adiestramiento y etología canina y te enseñarán a educarle.

Cómo socializar a un pomerania - consejos

La mejor prevención para evitar futuros problemas de comportamiento y de relaciones sociales es socializando a tu perro desde la etapa de cachorro. A partir de la tercera semana de vida y hasta los tres primeros meses, asimilará los conceptos básicos de convivencia y la rapidez de aprendizaje es mayor. Los siguientes consejos te ayudarán a socializar a un pomerania:

  • Tienes que darle libertad de expresión, no sobrecargarlo de información ni estresarlo en el adiestramiento ni en la socialización.
  • Pasea varias veces al día para que se pueda relacionar con otras personas, animales, entornos y, sobre todo, perros, sin importar su raza, tamaño o edad. Es importante que le enseñes a estar en distintos entornos, por ejemplo, con coches, con gente paseando en bicicleta o patín, etcétera, para que se acostumbre a ruidos y movimientos diversos y luego no tenga miedo. Asimismo, es vital que pueda relacionarse con otros animales y con más personas aparte de las que estáis en casa sin tenerles miedo.
  • Muestra siempre tu lado más amable, aplaudiendo lo que hace bien y corrigiendo sus errores sin gritos ni agresiones verbales o físicas.
  • Sé paciente y respeta los tiempos de aprendizaje.
  • Un punto muy importante es que hay que comprender que no es perfecto y que, al fin y al cabo, es un perro, por lo que su comportamiento nunca podrá ser como el de una persona.

Conoce más consejos sobre Cómo socializar a un cachorro con perros adultos y personas en este otro artículo de unCOMO.

Cómo educar a un pomerania - Cómo socializar a un pomerania - consejos

Cómo cuidar a un pomerania

Con este artículo podrás tener más nociones para saber cómo educar a un pomerania, pero la educación es una parte más de todo lo que necesitas conocer sobre sus cuidados. En unCOMO te damos estos consejos sobre los cuidados de un pomerania:

  • Sé constante en la educación para que logre absorber progresivamente todas las enseñanzas que le brindas.
  • Regula los aprendizajes, respetando los tiempos y proporcionando la información paso a paso para no estresar al canino.
  • Elige bien el lugar y el contexto en el que pretendes que aprenda algo, huyendo de ruidos y otros elementos que le puedan distraer de tus instrucciones.
  • Usa el refuerzo positivo y nunca el castigo, dándole tranquilidad en la educación y evitando malas reacciones que puedan atemorizarle y hacer que también responda mal.
  • Repasar los conceptos con frecuencia para asegurarte de que ha aprendido lo que le has enseñado.
  • Dale siempre la alimentación adecuada para sus necesidades físicas, observa que siempre tenga agua fresca en un cuenco para que no se deshidrate y asegúrate de que descanse bien y esté cómodo en el hogar.
  • Asegúrate de tener al día su cartilla de vacunas y de desparasitación.
  • Presta atención a si tiene cambios físicos o de comportamiento para llevarlo cuanto antes al veterinario para descartar o tratar cualquier enfermedad.
  • Llévalo periódicamente al veterinario para una revisión rutinaria de su salud.
  • Báñalo y cuida su pelaje largo.

Puedes ver más consejos sobre Cómo cuidar a un pomerania en este otro artículo de unCOMO.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo educar a un pomerania, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo educar a un pomerania

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo educar a un pomerania
1 de 3
Cómo educar a un pomerania

Volver arriba