Compartir
Compartir en:

Cómo educar a un perro de agua español

Cómo educar a un perro de agua español

Su dinamismo y gran energía son dos de las características principales del perro de agua español, un ejemplar muy popular que se deja querer con mucha facilidad, por lo que es muy común encontrarlo como parte de un núcleo familiar.

Precisamente porque les gusta estar en actividad constante deben ser entrenados no solo para moderar y guiar su energía, sino para que aprendan a utilizarla de forma adecuada con conocidos y extraños. Si estás considerando tener un perro de esta raza en casa, en este artículo de unCOMO te explicamos cómo educar a un perro de agua español y cómo cuidarlo adecuadamente para aprovechar todo el potencial de esta mascota fiel y cariñosa.

También te puede interesar: Cómo educar a un perro coton de Tuléar

Origen del perro de agua español

Esta raza tiene un origen desconocido; sin embargo, su presencia en la Península Ibérica se remonta al menos al año 1100 a.C. Lo que sí se conoce es que su evolución ha dado pie al desarrollo de otras razas como el poodle o el caniche. Si bien este ejemplar se estableció como perro de caza y pastoreo, estas funciones fueron relegadas progresivamente a otras razas hasta convertirse en un animal de compañía.

Por sus habilidades acuáticas, el perro de agua era usado como ayudante por los pescadores españoles. Sus destrezas en este ámbito lo han convertido en uno de los perros deportistas con mayor popularidad.

Características del perro de agua español

Se trata de un animal de tamaño mediano y complexión atlética. Su cabeza es fuerte, con orejas triangulares y caídas y sus ojos pueden ser de un tono que va desde el avellana hasta el color castaño. Los machos pueden medir entre 44 y 50 cm de altura y las hembras entre 40 y 46 cm, mientras que su peso oscila entre 18 y 25 kilogramos en el primer caso y los 14 y 18 en el segundo.

Las tonalidades en el característico pelaje de este perro español pueden ir desde el blanco hasta el fuego, sin embargo los colores aceptados por la Féderation Cynologique Internationale (FCI) son: blanco, negro o marrón en los ejemplares unicolor y blanco y negro o blanco y marrón para los bicolor.

Adiestramiento del perro de agua español

Si el perro está recién nacido o cachorro, lo ideal es que permanezca junto a la madre el tiempo necesario, esto serán al menos dos o tres meses para que pueda alimentarse adecuadamente y socializar con ella y el resto de la camada si la hubiese. Después de ese tiempo ya estará listo para ser algo más independiente de la madre y para recibir sus primeras instrucciones, que siempre serán dadas y recompensadas de acuerdo a su corta edad. Lo común es comenzar a entrenarlo a los 4 o 6 meses. El adiestramiento debe dividirse en fases de juego y trabajo para que el perro no sienta el proceso como una obligación y comience a aburrirse o negarse a seguir las instrucciones.

Lo primero es educarlo para que pueda compartir con otros humanos y perros además de los que están en casa. Si bien el perro de agua español es muy cariñoso, este paso es importante ya que sin una socialización adecuada podría desarrollar conductas inapropiadas. Para lograrlo, hay que sacar al perro de la casa de forma progresiva, primero a lugares cercanos y luego a parques o lugares más amplios y con mayor cantidad de personas y mascotas. En esta parte del proceso puede ser de mucha ayuda que otras personas se involucren, además del dueño, para que el perro se familiarice con la idea de interactuar con desconocidos sin sentir temor.

La enseñanza de órdenes básicas como acudir al llamado, sentarse, tumbarse, pararse o estarse quieto deben acompañarse con refuerzos positivos más que con castigos, ya que esto retrasará el proceso. Lo ideal es comenzar esta fase con algún juego para que el animal se relaje, como ir detrás de una pelota, traer un palo, etc.

De la misma forma en la que se sugiere crear rutinas dinámicas para evitar que el perro se aburra, hay que combinar el entrenamiento en casa con los ejercicios en lugares abiertos, especialmente si se vive en un piso de tamaño reducido.

Descubre más información detallada en este otro artículo sobre Cómo adiestrar a un cachorro.

Cuidados del perro de agua español

Al tener un pelaje marcadamente rizado, es muy común que se formen nudos en el pelo o que el pelo se enrede con frecuencia, por lo cual sus principales cuidados deben ir orientados hacia este aspecto. Para evitar inconvenientes lo recomendable es cepillarlo a diario, utilizar productos de higiene adecuados para su raza al bañarlo en casa y acudir al peluquero canino cada dos o tres meses.

Al ser un perro muy activo es importante crear una rutina diaria de paseos al aire libre para que gaste toda su energía acumulada. Se trata de una mascota que exige tiempo, espacio y paciencia, tres factores a considerar antes de tener un animal de esta raza. Demás está decir que disfruta mucho el contacto con el agua, así que puede ser un excelente compañero para los viajes a playas, ríos o lagos.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo educar a un perro de agua español, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo educar a un perro de agua español

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo educar a un perro de agua español
1 de 4
Cómo educar a un perro de agua español