Compartir
Compartir en:

Cómo educar a mi perro para que venga cuando le llamo

Paso a paso
Valoración: 4,8 (25 votos)
10 veces compartido
 
Cómo educar a mi perro para que venga cuando le llamo

Cuando nos decidimos a tener un perro, debemos tener en cuenta todos los cuidados que esto implica. Para que el nuevo miembro de la familia pueda convivir adecuadamente, es imprescindible enseñarle una serie de normas y reglas; al igual que los humanos. Estas normas pueden ir desde no subir al sofá, hacer pis en su sitio, no ladrar y que duerma en su cama y no en la nuestra, etc. Una de las acciones que más puede costar de enseñar a un perro es cómo educarlo para que venga cuando le llamamos y se trata de algo que es aún más importante cuando estamos fuera de casa. Queremos estar seguros de que podemos confiar en que nuestro perro vendrá hacia nosotros cuando así lo queramos, para evitar sustos y sentir que no hace lo que le viene en gana. En unComo te explicamos cómo educar a mi perro para que venga cuando le llamo.

También te puede interesar: Cómo educar a un perro lobo checoslovaco
Pasos a seguir:
1

Para que un perro pueda aprender a sentarse, estirarse, que haga pis y también para que venga hacia nosotros cuando le llamamos, debemos estar seguros de que le aportamos todas las cosas que necesita. Esto significa que debemos estar cubriendo todas sus necesidades, no solo para que podamos enseñarle, sino para que sea un perro feliz y con salud. Por ello, nuestro perro debe de llevar una dieta equilibrada, realizar el ejercicio necesario para su raza y edad y darle cariño y afecto, entre otras cosas. Si nuestro perro se siente bien, será mas fácil que no se distraiga a la hora de que requiramos su atención para enseñarle.

2

Debemos establecer una relación de confianza con nuestro perro para que nos haga caso. Si nuestro perro nos conoce, tendremos más posibilidades que nos preste atención cuando requiramos su atención. Antes de solar a nuestro perro fuera de casa, debemos practicar dentro de ella. Coge su juguete favorito y llama a tu perro por su nombre mientras le enseñas el juguete; cuando se acerque acaríciale y dile algo como "muy bien" para que lo asocie junto a una caricia con una acción buena. Prueba esto diferentes veces, probablemente verás que cuando le lanzas el juguete no regresa a devolvértelo, pero en este momento no tratamos de enseñarle esto, sino de que regrese cuando le llamamos, con o sin el juguete.

3

Una opción que suele resultar realmente efectiva es servirte de galletas específicas para perros para dárselas en forma de premio. Di el nombre de tu perro enseñándole la galleta en la mano y dile algo como "ven aquí". Cuando se aproxime prémiale dándole la galleta y diciéndole "muy bien", tal y como indicábamos en el punto anterior. Puedes repetir varias veces esta acción, aunque es probable que al final tu perro se canse de venir. Es importante no pasarse con las galletas y reducir en proporción la comida que vayamos a darle después para que no coma más de la cuenta. Lo importantes es que entienda la relación entre que venga a nosotros y premiarlo, junto con la caricia y el refuerzo verbal "muy bien". Esto facilitará que nuestro perro lo entienda.

4

Debemos ser constantes y no desesperarnos, aunque a veces sintamos que nuestro perro no nos hace caso. Si percibimos que nuestro perro esta desconcentrado, trata de intentarlo de nuevo en otro momento; recuerda que debe tener sus necesidades cubiertas. Cuando estemos en casa educando a nuestro perro a venir cuando le llamamos, debemos evitar posibles distracciones. Lo mejor es estar en un espacio no muy grande, con pocos objetos y en el que solo os encontréis el perro y tú.

5

Una de las respuestas más acertadas a cómo educar a mi perro para que venga cuando le llamo es no enfadándose. A veces puede resultar frustrante, pero si cada vez que nuestro perro no nos hace caso siente que le estamos castigando o percibe en nosotros una actitud negativa, podrá provocar aún un mayor rechazo en él cuando le llamemos. Si llevamos un buen rato intentándolo, debemos tener en cuenta que nuestro perro se cansará, por lo que lo mejor es dedicarle una media hora aproximadamente, o dependiendo de cómo veamos que nuestro perro responde. Es muy importante reforzar su buena conducta con una respuesta positiva, es decir, premiándole.

6

Una vez hemos conseguido que nuestro perro venga a nosotros cuando le llamamos en casa, podemos probar fuera de casa, por primera vez, en un sitio que no sea excesivamente abierto, con el fin de que no pueda escaparse. Las primeras veces, podemos ejecutar la acción con una correa extensible y, si vemos que responde adecuadamente, soltarlo y probar con el procedimiento explicado anteriormente. Si está con otros perros será más difícil que nos haga caso, por lo que estar a solas con nuestro perro y la familia, la cual el perro también conoce, puede ser una buena opción. Recuerda premirarle cada vez que venga a ti, junto unas caricias y el refuerzo verbal "muy bien".

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo educar a mi perro para que venga cuando le llamo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo educar a mi perro para que venga cuando le llamo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo educar a mi perro para que venga cuando le llamo
1 de 5
Cómo educar a mi perro para que venga cuando le llamo