Compartir
Compartir en:

Cómo educar a mi perro para que no se suba a la cama

Paso a paso
Valoración: 5 (15 votos)
129 veces compartido
 
Cómo educar a mi perro para que no se suba a la cama

La educación en un perro es fundamental para poder convivir y que tanto nosotros como nuestro perro seamos felices. En ocasiones, y sobre todo, cuando el perro es cachorro es difícil no caer en el error de dejar que adopte comportamientos que a la larga considere como adecuados. Debemos concienciarnos desde el principio que educar a nuestro perro cuando es cachorro nos quitará muchos dolor de cabeza cuando sea más mayor. Nosotros tenemos un papel fundamental en este aspecto, porque en nuestras manos está que pongamos todo nuestro esfuerzo desde el principio para que nuestro amigo adopte una conducta y desarrolle una educación adecuada. En unComo te explicamos cómo educar a mi perro para que no se suba a la cama.

Instrucciones:
1

Debemos valorar si nuestro perro ya se ha malacostumbrado a subirse a nuestra cama o si tratamos de enseñárselo cuando empieza a intentarlo.En ambas situaciones podemos enseñarle a que no lo haga, pero en el caso de la primera resultará más difícil porque trataremos de corregir una acción que hasta la fecha no impedíamos.

A todos nos gusta sentirnos acompañados de nuestro perro en todo momento y cuando es cachorro, la tentación es mayor. Sin embargo, puede suponer un problema sobre todo cuando el perro es de tamaño grande. Cuando es pequeño no parece que haya ningún problema, pero al cabo de un año o más puedes tener a un perro de 25 kilos subiendo a tu cama. Tanto si se trata de un perro pequeño como no, vamos a explicar una serie de consejos que pueden ser útiles para enseñar a tu perro a no subirse a la cama.

2

Debemos dejarle claro que ellos tienen su cama y nosotros la nuestra. Esto se trata de una pauta más de respeto y convivencia. Además, si tu perro se acostumbra a subir a tu cama es muy probable que lo haga también para dormir. Es aconsejable que la cama de tu perro se encuentre en una habitación donde no duerma nadie, como la cocina o el salón. Un problema que nos podremos encontrar si nuestro perro se adueña de nuestra cama es que se orine para marcar su territorio. Recuerda que el líder eres tú, no tu perro y así es como debe percibirte.

3

Uno de los ejercicios que puedes realizar es subirte a la cama cuando estás con tu perro. Él subirá también, por lo que, cuando esté arriba invítale a bajar señalándole el suelo y dile algo como "abajo" y "no". "No" es una palabra que tu perro podrá asociar fácilmente a comportamientos negativos, por lo que deberías usarlo siempre que quieras que tu perro no ejecute una acción negativa. Es importante la palabra que escoges, junto con el tono de voz y el gesto, puesto que es lo que hará que tu perro establezca una relación entre lo que él hace y si según lo que tú le dices, está bien o mal. Debes practicar durante unos minutos, pero sin excederte para que tu perro no se canse y, cuando responda positivamente, prémiale con una galleta para perros, junto con una caricia y el refuerzo verbal como "muy bien", que deberías emplear para indicarle que la acción que ha realizado es considerada como positiva.

4

No dejes que suba a tu cama por la noche. La mejor solución es cerrar la puerta de tu cualquier habitación con una cama, para que acabe durmiendo en la suya. Puedes acompañarlo hasta su cama y cuando se estire darle un premio junto el refuerzo verbal positivo y las caricias. Seguramente volverá a levantarse y puede ser que ladre y arañe la puerta. Debes impedir abrirle la puerta, aunque pueda llegar a ser muy molesto, porque sino te arriesgas a que su conducta negativa se vea reforzada. Debes dejarle claro que tú mandas y que tú tienes su espacio, al igual que él el suyo.

5

A continuación, vamos a darte una serie de consejos que te ayudarán a enseñar a tu perro y evitar que se suba en la cama. Son fáciles de aplicar y, ya verás que con el tiempo, tu mejor amigo se acostumbra a dormir en su espacio.

  • Practica cada día la acción de "abajo", haciendo que se suba a la cama contigo y premiándolo cuando baja. Luego impide que vuleva a subir a la cama con un "no" y poniendo la mano en frente de él como si indicaras que se detuviera.
  • Procura que tu perro tenga todas sus necesidades cubiertas: alimento, ejercicio, etc, con el fin de que esté atento cuando tratas de enseñarle.
  • Ten mucha paciencia y sacrificio, sobretodo por las noches. Es posible que pases una semana con ladridos y llantos, pero tu perro aprenderá.
  • Ayuda a tu perro a que no se suba a tu cama ni a ninguna cerrando las puertas, con el fin de evitar que pueda entrar a las habitaciones y subirse.
  • Sitúa la cama de tu perro en un espacio donde no duerma nadie, así asociará ese espacio a dormir y descansar.
  • No esperes milagros. Los resultados no serán inmediatos, pero si sigues los puntos anteriores verás como tu perro aprende.
  • Estas pautas pueden servirte para educar a tu perro a venir cuando le llamas y otras pautas de comportamiento.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo educar a mi perro para que no se suba a la cama, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo educar a mi perro para que no se suba a la cama

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo educar a mi perro para que no se suba a la cama
1 de 4
Cómo educar a mi perro para que no se suba a la cama