Compartir

Cómo duermen las ballenas y los delfines

 
Por Marga Chas. 21 octubre 2019
Cómo duermen las ballenas y los delfines

La naturaleza siempre resulta sorprendente y genera cuestiones que la ciencia se esfuerza por responder. Gracias a las nuevas tecnologías, podemos observar a los animales en sus hábitats naturales y así estudiar y comprender muchas particularidades que hasta hace poco eran un misterio.

Por ejemplo, ¿cómo puede ser posible que los mamíferos marinos —como las ballenas y los delfines, que necesitan aire para respirar igual que nosotros— puedan vivir toda su existencia en el agua? Y, si necesitan aire para respirar, ¿cómo duermen las ballenas sin ahogarse? Si quieres aprender más sobre dicha cuestión, no te pierdas este artículo de unCOMO, pues te contamos cómo duermen las ballenas y los delfines y por qué no se ahogan.

También te puede interesar: Cómo duermen las jirafas

Cómo duermen las ballenas

A diferencia de los seres humanos, que no necesitamos pensar para respirar, las ballenas respiran de forma voluntaria. Nuestra respiración es refleja durante el sueño e incluso seguimos respirando aunque estemos inconscientes; por eso, nuestro cerebro consigue desconectar totalmente mientras dormimos y podemos alcanzar fases de sueño profundo. No es así para las ballenas, que incluso durmiendo necesitan ser conscientes de su respiración. Entonces, ¿no duermen las ballenas? ¿su cerebro no necesita descansar? La respuesta a ambas preguntas es sí: las ballenas duermen y sus cerebros también necesitan descanso.

La gran diferencia entre los mamíferos marinos (las ballenas) y los terrestres (nosotros) es que los marinos cuentan con un cerebro que es capar de conectar y desconectar sus hemisferios independientemente. Nuestro cerebro, por el contrario, es incapaz de funcionar utilizando únicamente uno de sus hemisferios. Esta particularidad de los mamíferos marinos, como los cetáceos, les permite dormir descansando solamente la mitad de su cerebro. De esta forma, una parte del cerebro permanece alerta, se asegura de que el animal respira, de que ningún peligro le acecha y hasta le permite moverse mientras duerme.

Esta forma de dormir se llama sueño unihemisférico de ondas lentas. Permite a los mamíferos marinos dormir por ciclos, alternando el hemisferio cerebral que descansa y el que permanece en estado de vigilia. Gracias a él, estos animales pueden sobrevivir durante el sueño. Esta original forma de dormir tiene la desventaja de que difícilmente les permite llegar a la fase REM de sueño profundo y, cuando lo consiguen, dura apenas unos minutos.

Esta forma de dormir impide que las ballenas se separen de la manada durante el sueño, pues pueden permanecer en movimiento unas junto a otras. Esta actividad durante el sueño es vital para los cetáceos, ya que minimiza la pérdida de temperatura corporal por la frialdad de las aguas, algo que podría llevarlos a la muerte si permanecieran totalmente quietos. Además, esto contribuye a la supervivencia de los ballenatos, que crecen en movimiento junto a la madre mientras son bebés. Gracias a una técnica que se denomina natación escalonada, el ballenato se coloca en una posición en la que la propia turbulencia del movimiento de la madre lo impulsa y lo mantiene junto a ella. Durante las primeras semanas de vida, la madre no puede detenerse en ningún momento, pues de lo contrario el ballenato se ahogaría, ya que aún no puede flotar por sí mismo.

Cómo duermen las ballenas y los delfines - Cómo duermen las ballenas

Cómo duermen los delfines

El sistema que utilizan los delfines para dormir es el mismo que el que hemos explicado con las ballenas. Su capacidad para funcionar alternativamente con un único hemisferio del cerebro hace que los delfines puedan disfrutar de varios ciclos completos de sueño al día (de aproximadamente dos horas cada uno).

Aunque los hábitos de sueño varían según la especie, los delfines —a diferencia de las ballenas, que suelen dormir en aguas profundas y suben a la superficie para respirar—, prefieren dormir en aguas superficiales y algunos incluso flotan durante el sueño. Un detalle curioso es que algunos delfines descansan en posición horizontal, pero otros lo hacen en vertical.

Sin embargo, los delfines tienen más particularidades, pues su sueño es más profundo que el de las ballenas y pueden alcanzar la fase de sueño REM con mayor facilidad, aunque tampoco dura más de unos minutos. Además, duermen con un ojo abierto y otro cerrado; el abierto es el contrario al de la zona del cerebro que permanece en funcionamiento. La parte del cerebro que permanece despierta no lo está al cien por cien, pero sí es capaz de detectar movimiento y determinar cuando es necesario subir para respirar.

En el mar, quedarse quieto puede significar la muerte, motivo por el cual la mayoría de lo delfines también se mueven durante el sueño. Los machos adultos lo hacen en parejas y nadan muy despacio. Las hembras y las crías nadan en grandes manadas, utilizan el sistema de natación escalonada y, además, se turnan para vigilar los peligros y obstáculos naturales.

Cómo duermen las ballenas y los delfines - Cómo duermen los delfines

Por qué las ballenas y los delfines no se ahogan cuando duermen

Para saber cómo duermen las ballenas sin ahogarse, tenemos que saber cómo respiran. Su sistema respiratorio tiene pulmones igual que el nuestro y son proporcionales a su tamaño, es decir, mucho más grandes que los nuestros.

El equivalente a nuestra nariz es un orificio que tienen sobre su cabeza y que está tapado con una membrana de piel llamada espiráculo. Según los expertos, el movimiento de esta "tapa" es totalmente voluntario, lo que significa que el animal tiene que estar consciente para poder abrir el espiráculo, respirar y luego cerrarlo al sumergirse para que no entre agua en sus pulmones.

Es por eso que las ballenas y los delfines no se ahogan cuando duermen; su sistema respiratorio permanece cerrado y el agua no puede penetrar hasta sus pulmones. Es casi imposible que un mamífero marino se ahogue mientras duerme, aunque sí se puede asfixiar por falta de oxígeno si no respira a tiempo.

La morfología de los mamíferos marinos también ha desarrollado otras habilidades como parte de su adaptación al medio marino:

  • Sus grandes pulmones les permiten tomar enormes bocanadas de aire.
  • Su organismo tolera niveles más altos de CO² que los animales terrestres, por lo que su cerebro tarda mucho más tiempo en iniciar el proceso respiratorio.
  • Son capaces de mantener su riego sanguíneo con "servicios mínimos", pues cuando duermen su sangre solo fluye a los órganos y procesos vitales. Mientras duermen, su digestión, por ejemplo, se detiene.

Si te ha interesado este artículo y quieres descubrir más curiosidades del mundo marino, no te pierdas estas recomendaciones:

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo duermen las ballenas y los delfines, te recomendamos que entres en nuestra categoría de El Mundo Animal.

Escribir comentario sobre Cómo duermen las ballenas y los delfines

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo duermen las ballenas y los delfines
1 de 3
Cómo duermen las ballenas y los delfines

Volver arriba