Compartir

Cómo curar heridas de garrapatas en perros - los mejores consejos

 
Por Irene Juste. Actualizado: 27 marzo 2018
Cómo curar heridas de garrapatas en perros - los mejores consejos

Las garrapatas son uno de los parásitos externos más comunes en los canes, junto con las pulgas. Hay que saber cómo quitarlas correctamente para evitar que sigan extendiéndose por todo el pelaje y la piel, así como para evitar que se pasen a otras mascotas o a nosotros. Aunque lo mejor es la prevención, si hay una infestación o aunque sean unas pocas garrapatas es necesario eliminarlas cuanto antes, para reducir así el riesgo de contagio de enfermedades que transmiten. Pero, ¿qué pasa una vez retiradas del todo? ¿Ya está curado el perro? Lo cierto es que todavía quedan las heridas de las mordeduras, abiertas y expuestas a posibles infecciones, y también puede que observes algún que otro bulto en la piel de tu fiel amigo.

Si quieres saber cómo curar heridas de garrapatas en perros, has llegado al lugar indicado. En unCOMO te lo contamos y también te explicamos qué son los bultos que salen algunas veces tras quitarlas y cómo tratarlos.

También te puede interesar: Cómo curar heridas abiertas en perros

Desinfectar las heridas de garrapatas en perros

Lo primero cuando estamos quitando las garrapatas a nuestro perro es que, en cuanto quitamos una, es ir desinfectando la piel para evitar infecciones y otros problemas secundarios. Así que, mientras vas quitando cada garrapata, ten a mano gasas y alguno de los desinfectantes para heridas en perros que te proponemos a continuación, para así ir aplicando sobre la herida de cada mordedura.

  • Alcohol de farmacia: es el que solemos tener en casa para curar nuestras heridas y rasguños. Este gran desinfectante es muy fácil de usar y efectivo, pero si las heridas están en la cara muy cerca de los ojos o en mucosas, hay que aplicarlo con mucho cuidado o bien usar otros desinfectantes.
  • Agua tibia y jabón neutro: si tienes jabón neutro en casa, esta es una muy buena opción para limpiar bien las heridas de garrapatas. Simplemente, pon un poco de jabón en tu mano y un poco de agua tibia, con unas gotas o pequeño chorro basta, y con suavidad y cuidado frota las partes con marcas de mordedura de estos parásitos, creando una capa algo espumosa. Deja que haga efecto durante 5 minutos, o incluso 10, y retira el jabón con abundante agua tibia.
  • Yodo y agua: el yodo es un desinfectante muy potente y aunque puede aplicarse directamente, hay casos en que es mejor rebajarlo con algo de agua, sobre todo si el animal tiene muchas heridas. Simplemente, empapa unas gasas en yodo diluido y pásalas con cuidado por la piel o bien, coloca unas gasas bajo las marcas y vierte el yodo directamente, recogiendo con las gasas los residuos. Deja el yodo rebajado en la piel hasta la próxima cura.

Hazle las curas 3 veces al día y, en el caso del yodo, cada vez que vayas a hacerlas lava bien la zona con gasas humedecidas en agua mineral tibia, para retirar los restos, dejar que la piel se airee por unos minutos (media hora máximo) y después aplica el desinfectante de nuevo. En el caso del jabón se han retirado los restos al momento y el alcohol se evapora en poco rato, aunque por extremar la limpieza puedes lavar la zona de esta forma antes de cada cura igualmente.

Al terminar, asegúrate de colocar un collar isabelino o campana a tu perro, ya que es mejor que no se lama las heridas, sobre todo mientras esté el yodo en su piel. También puedes adquirir cremas para aliviar el picor que producen las picaduras de garrapata, para evitar la irritación y que el can se haga más lesiones rascándose.

Cómo curar heridas de garrapatas en perros - los mejores consejos - Desinfectar las heridas de garrapatas en perros

Remedios caseros para curar las heridas por picadura de garrapatas en perros

Ahora que ya hemos explicado cómo se curan las heridas de garrapata a un perro desinfectándolas, que es lo más importante, pasamos a los remedios caseros para curar y cicatrizar las heridas en perros, los cuales sirven para las picaduras de garrapatas y para cualquier otro tipo de herida poco profunda.

Aloe vera

Con gran capacidad hidratante y cicatrizante este es un remedio muy usado en personas y animales para cuidar la piel. Compra gel de aloe vera o bien corta una hoja de esta planta para extraerlo. Aplica el gel directamente sobre las lesiones cutáneas de tu peludo con un suave masaje circular para facilitar la penetración en la piel. Deja que se absorba por completo. Puedes usar este remedio varias veces al día, pero mínimo hazlo 3 veces. Si quieres conocer mejor los Beneficios del aloe vera para la piel de los perros, en este otro artículo de unCOMO te los explicamos todos.

Miel

La miel natural es un alimento muy beneficioso para la piel, tanto en personas como en animales, pues es un gran antiséptico que evita y trata infecciones de forma natural, además de hidratar y nutrir en profundidad. Sencillamente tendrás que aplicar una capa de miel que cubra bien la piel lesionada, si es posible coloca gasas o vendajes y déjala el máximo tiempo posible. Luego retira la miel y limpia bien la zona con agua y jabón neutro, deja la herida al aire unos minutos y vuelve a aplicar este remedio. Hazlo entre 2 y 3 veces al día.

Infusión de manzanilla

Esta planta medicinal es muy usada para tratar la salud por sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y calmantes. Para usar la manzanilla para tu perro y curar su piel, haz una infusión bien cargada y cuando esté tibia guárdala en la nevera al menos 30 minutos. Pasado este tiempo, sácala de la nevera para que no esté demasiado fría, moja gasas o compresas en la infusión y colócalas sobre la piel lesionada de tu peludo. Deja las gasas hasta que se sequen y luego retíralas, lava bien con jabón neutro y agua y vuelve a aplicarlas en las lesiones. Hazlo 3 veces al día. También puedes pasar las gasas empapadas sobre la piel haciendo un masaje suave y dejar que se seque al aire.

Cómo curar una herida de garrapata infectada en un perro

Si vemos que las lesiones en la piel ya están infectadas, lo mejor es acudir directamente al veterinario para que nos recete antibióticos inyectados, orales o tópicos, así como antiinflamatorios. Además, podemos usar productos naturales antibióticos como los siguientes:

Ajo

Este es un gran antimicrobiano, es decir es efectivo contra bacterias, hongos y otros microorganismos culpables de las infecciones. Por tanto, es bueno para prevenir y tratar infecciones y para aplicarlo en tu perro solo tendrás que machacar un par de dientes de ajo para crear una pasta y aplicarla en las heridas o bien, mezclarlos con un poco de vaselina para poder untarlos mejor a modo de pomada. Deja el remedio el máximo de tiempo posible, luego retíralo con gasas y lava bien la zona, dejando que se aireen las lesiones varios minutos. Después aplica el ajo de nuevo, hasta un total de 2 o 3 veces al día.

Tomillo y romero

Estas dos plantas medicinales son muy desinfectantes y antiinflamatorias, por lo que prepara una infusión cargada con ellas y aplícala tal y como hemos comentado en el apartado sobre la infusión de manzanilla.

Además, los remedios explicados en el apartado anterior también son antisépticos, sobre todo la miel, por lo que puedes usarlos en este caso también.

Mi perro tiene un bulto por picadura de garrapata, ¿qué hago?

Un bulto por garrapata en un perro aparece después de haberla quitado. Se trata de un problema común cuando no se quita correctamente la garrapata o bien luego no se cura la herida adecuadamente. Puede darnos la sensación de que ha quedado una garrapata dentro de la piel del perro pero, en realidad, lo que sucede cuando se quitan mal es que al tirar de ellas se queda enganchada la mandíbula en la piel, ya que son parásitos que se agarran perfectamente a esta para alimentarse. Así, no es una garrapata entera lo que hay bajo la piel, sino su boca. La otra posibilidad es que se trate de un bulto con pus, debido a una infección que se haya producido.

Es importante no apretar y tratar de sacarlo y limpiarlo en casa, sino que es necesario acudir al veterinario para que recete antibióticos, limpie bien la piel afectada y extraiga la mandíbula de la garrapata si es necesario de forma correcta, pues es necesario realizar una cirugía ambulatoria o leve.

De todos modos, aunque el perro no tenga bultos, tras haber tenido aunque sea una sola garrapata es necesario que un veterinario revise su salud para asegurarse de que no ha sido contagiado con enfermedades como la erlichiosis canina, comúnmente llamada la enfermedad de la garrapata, la babesiosis, la enfermedad de Lyme o la hepatozoonosis.

Cómo curar heridas de garrapatas en perros - los mejores consejos - Mi perro tiene un bulto por picadura de garrapata, ¿qué hago?

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar heridas de garrapatas en perros - los mejores consejos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo curar heridas de garrapatas en perros - los mejores consejos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo curar heridas de garrapatas en perros - los mejores consejos
1 de 3
Cómo curar heridas de garrapatas en perros - los mejores consejos

Volver arriba