Compartir

Cómo cuidar un galgo

Por Pablo Roca. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo cuidar un galgo

El galgo es una raza de perro que se caracteriza por su cuerpo delgado y sus largas patas. Son unos perros muy tranquilos, a pesar de que tienen una gran capacidad para alcanzar una alta velocidad. El galgo no suele ladrar, ni tirar de la correa y le encanta dormir. Es un perro tímido, que tiende a volverse asustadizo si su amo no contribuye a su correcta socialización. El galgo es muy inteligente y puede llegar a aprender rápidamente a adoptar conductas que otros perros tardarían más en entender, a pesar de que no disfruten con la obediencia. Se trata de una de las razas con menos enfermedades genéticas, a pesar de su apariencia frágil, aunque hay que tener en cuenta una serie de aspectos en cuando a su salud. En este artículo de unComo.com te informamos acerca de cómo cuidar un galgo.

También te puede interesar: Cómo cuidar el pelo de un galgo afgano

Más sobre el galgo

Lamentablemente, esta bonita raza de perro suele ser utilizada para cazar y para otra serie de prácticas, como la caza de la liebre, con la cual se somete a los galgos a duros entrenamientos y sufren de grandes episodios de ansiedad, además de quedar exhaustos tras la persecución. Después de las temporada de caza, muchos de estos animales son abandonados o incluso se han encontrado casos de galgos asesinados cruelmente.

Esta raza de perro tiene un carácter dócil y agradable que resulta excelente para convivir en pisos pequeños. Esto puede resultar contradictorio, pero a pesar de lo que puede pensarse, los galgos no necesitan realizar mucho ejercicio físico. El motivo es que esta raza tiene una alta explosividad, que le permite alcanzar altas velocidades en poco tiempo, pero dispone de una baja resistencia, por lo cual se cansan rápidamente. Dependiendo de cada galgo el carácter puede variar, especialmente si se trata de un galgo abandonado.

Cómo cuidar un galgo - Más sobre el galgo

Comportamiento del galgo

El galgo es una raza tímida, que puede adquirir una actitud miedosa fácilmente si no se contribuye a una correcta socialización. Los galgos que han sido abandonados son los que tienden a presentar traumas, desarrollando pánico hacia las personas. En estos casos, la ciudad es el peor entorno donde pueden convivir. Un galgo que no ha sido abandonado puede adaptarse sin ningún problema a la ciudad y tener una actitud confiada, mostrándose receptivo ante cualquier persona. Lo galgos son perros muy sensibles y cariñosos, por lo que necesitarán que les prestes un rato de tu tiempo para acariciarles y mostrarles tu cariño, con tal de que se sientan queridos. En caso de que vayamos a dejarle más tiempo de lo normal a solas, lo que debemos evitar siempre que podamos, es recomendable dejarlo en un espacio reducido, puesto que son propensos a desarrollar síntomas de ansiedad por separación.

Educación del galgo

Esta raza de perro es muy inteligente, al contrario de lo que muchas personas piensan por su actitud tranquila. Gracias a su inteligencia, educar a un galgo a hacer sus necesidades fuera de casa, a no saltar encima de la cama o no morder no conlleva una gran dificultad; obviamente, dependerá de cada galgo, y educar a un perro requiere su tiempo y paciencia. Como explicábamos anteriormente, el galgo es un perro que puede ser algo asustadizo, y teniendo en cuenta que pueden recorrer largas distancias, no es recomendable dejarlo sueltos en sitios abiertos donde puedan huir. Por ello, no deberíamos soltar a un galgo en un parque o por la calle. En caso de querer soltarlo para que corra o juegue con otros perros, lo más recomendable es hacerlo en una zona vallada. Sin embargo, esto no implica que todos los galgos sean propensos a escaparse o que no puedan dejarse sueltos. Con tiempo, paciencia y un adiestramiento adecuado, es posible que lleguemos a conseguir que nuestro galgo acuda a nuestra llamada. En general, el galgo no es un perro al que le guste la obediencia o la práctica de otras habilidades de aprendizaje. Sin embargo, ¡cada perro es un mundo!

Cómo cuidar un galgo - Educación del galgo

Alimentación del galgo

Debemos alimentar a nuestro perro, independientemente de la raza, con alimento de calidad. En el caso del galgo, es preferible alimentarlo con pienso seco, con la posibilidad de humedecerlo con agua templada. Lo más recomendable es servirle dos comidas al día, evitando siempre que sean justo después de que haya realizado ejercicio. Los galgos tienden a deshidratarse con facilidad, por lo que debemos estar pendientes de que siempre tienen agua a su alcance. La cantidad de comida que debemos servirle en cada turno, dependerá de su peso. Por ello lo más recomendable es acudir al veterinario para que nos indique la cantidad óptima para nuestro galgo, con el fin de evitar que sufra sobrepeso o, por o contrario, que no disponga de la comida suficiente para su peso y edad.

¿Cuánto ejercicio necesita?

Como hemos indicado anteriormente, se cree de forma errónea que el galgo es una raza que necesita de mucha actividad física. No obstante, es un perro que puede vivir en pisos y que se cansa rápidamente si dejamos que corra durante un rato. Esto no significa que no necesite salir de casa; por supuesto que no. Un galgo debe pasear un mínimo de tres veces al día durante unos 20 minutos en cada uno de los mismos. Además, es bueno que desde pequeños los acostumbremos a socializarse y jugar con otros perros.

Cómo cuidar un galgo - ¿Cuánto ejercicio necesita?

¿Cada cuánto debemos darle un baño?

El galgo es un perro de pelo corto y no muda grandes cantidades de su pelaje. No es extraño que esta raza tienda a lavarse por sí mismo, por lo que se le considera un animal bastante limpio. Sin embargo, se recomienda lavarlo una vez al mes, con un champú específico para perros. Además, a pesar de que no suelta mucho pelo, debemos cepillarlo habitualmente para facilitar su caída. Otro aspecto a tener en cuenta es el cuidado de sus uñas, por lo que deberemos cortarlas periódicamente con el utensilio adecuado. En este artículo te enseñamos a cortar las uñas a un perro, para que puedas hacerlo correctamente en casa.

La salud del galgo

Dependiendo del estado de salud del perro, un galgo tiene una esperanza de vida de entre 12 y 14 años. Es uno de los perros con menos predisposición genética a sufrir enfermedades. Sin embargo, también tienen una tendencia genética a padecer algunas enfermedades como displasia de cadera, cáncer de huesos y torsión gástrica. Esta última es propensa en los perros de raza grande, y se ve incrementada en el caso del galgo debido a su complexión delgada. Este daño tiene lugar por una acumulación de gases o por un giro del estómago sobre sí mismo provocado por la debilidad de los ligamentos. Esta situación deriva en un corte del riego sanguíneo. Para evitarlo, podemos adoptar las siguientes medidas:

  • Repartir siempre la comida en dos turnos al día.
  • No dar de comer a nuestro perro después de que haya hecho ejercicio.
  • Evitar que beba mucha agua antes, durante y después de realizar ejercicio. Debemos dejar que beba, pero evitando que se empache.

Por otro lado, la displasia de cadera, una malformación de la articulación por la cual la cabeza del fémur no encaja correctamente. Esto deriva en problemas para utilizar las patas traseras o que se siente con las dos patas a un lado. Para prevenir la displasia de carrera en un galgo debemos controlar el exceso de peso mediante el ejercicio y la alimentación adecuados, especialmente durante el desarrollo del perro en sus primeros meses de vida.

Por último, el cáncer de huesos es una enfermedad genética a tener en cuenta en los galgos. Es difícil averiguar los antecedentes familiares de un perro, especialmente si es adoptado.

Cómo cuidar un galgo - La salud del galgo

¡Adopta un perro!

En unComo.com somos partidarios de la adopción, por ello en este artículo te explicamos cómo adoptar un galgo, con el fin de dar una oportunidad a un miembro de esta maravillosa raza.

Por otro lado, adoptar a un perro es un paso muy importante, por lo que debes informarte previamente sobre los requisitos que se deben tener en cuenta. En este artículo puedes averiguar lo que hay que saber antes de adoptar un perro.

Cómo cuidar un galgo - ¡Adopta un perro!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar un galgo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar un galgo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Mariela
Mi galgo tiene 2 meses de edad
Que alimento puedo darle?
Ayuda porfis!!

Cómo cuidar un galgo
1 de 6
Cómo cuidar un galgo

Volver arriba