Compartir

Cómo cuidar las uñas del gato

Cómo cuidar las uñas del gato

Las uñas del gato son las mejores aliadas de nuestra mascota, ya que le permiten protegerse ante posibles ataques, trepar, limpiarse e incluso tonificar sus músculos, pues las emplean para agarrarse cuando hacen estiramientos.

Sin embargo, las uñas del felino también suelen ser gran fuente de problemas para sus amos, ya que es muy común que arañen sillones y muebles del hogar. Para intentar encontrar un equilibrio, en unComo.com explicamos cómo cuidar las uñas del gato.

También te puede interesar: Cómo cuidar a tu gato en invierno

Desungulación

Debemos tener claro que las uñas del gato no son como las del ser humano, ya que a los felinos les permiten realizar muchas funciones que en el hombre no tienen lugar. En algunos países es muy común que se practique la oniquectomía o desungulación para evitar que un gato arañe. Pero lo que realmente es esta operación es una amputación, de modo que debemos evitarla.

Los efectos de esta intervención, especialmente si se practica en gatos adultos, pueden llegar a ser problemas musculares o incluso cojera, ya que el animal dejará de tener uno de sus puntales a la hora de tonificar sus músculos y de caminar.

Cortarlas

Una alternativa para cuidar las uñas del gato consiste en cortarlas, aunque esto se debe hacer sólo en el caso de animales que estén acostumbrados a ello desde pequeños. De lo contrario, los efectos serían similares a los de la desungulación.

Cortar las uñas del gato es una operación algo complicada y debemos tener cuidado de no seccionar una vena que corre por esta zona. Además, el animal debe estar tranquilo y relajado para evitar que un movimiento brusco acabe en un accidente.

Rascador

En todo caso, un gato siempre debe tener un rascador para conservar sus uñas en buen estado, tanto si se las cortamos como si no. Si acostumbramos a nuestra mascota a cuidar sus uñas con este aparato, evitaremos que utilice el mobiliario de nuestra casa para ello.

Hay rascadores de todos los tamaños, desde simples estructuras alargadas que apenas ocupan espacio, hasta otros más complejos que incluyen pequeños juegos para nuestro gato.

Es posible que, a pesar de tener un rascador, el animal acuda, también, a sillones o muebles para afilar sus uñas. Entonces, tenemos que echar mano de nuestras dotes de adiestradores para conseguir que el animal sólo use el rascador.

Uñas de plástico

Otro método para mantener a raya las uñas de nuestro gato es usar uñas de plástico. Éstas se colocan sobre sus uñas naturales y están diseñadas de tal modo que el animal pronto se acostumbrará a realizar sus actividades cotidianas con ellas puestas.

Estas uñas hay que cambiarlas. Sabremos cuando tendremos que hacerlo porque, una vez que crezcan las uñas del gato, se caerán las de plástico. Son una alternativa muy adecuada cuando en el hogar hay bebés o personas mayores a las que el arañazo del animal le podría causar graves daños.

Alimentación

Una buena hidratación y una alimentación variada son factores muy importantes a la hora de cuidar las uñas del gato. De forma esporádica, podemos suministrarle a nuestra mascota un suplemento de calcio, aunque es preferible que consultemos antes con el veterinario.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar las uñas del gato, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar las uñas del gato

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
María José Álvarez Molares
Hola Luz, me alegro mucho.
luz adriana
exelente sus sugerencia me encantaron

Cómo cuidar las uñas del gato
Cómo cuidar las uñas del gato

Volver arriba