Cómo cuidar de un pollito

Cómo cuidar de un pollito

Los pollitos son una de las aves y mascotas más comunes en los hogares. Cuando son pequeños tienen un tacto y comportamiento gracioso, que enamora a los más pequeños de la casa. Pero aunque los pollitos son entrañables, tenemos que seguir unas pautas básicas para cuidar de ellos. Aquí en unComo, te indicamos cómo cuidar un pollito y darle una vida saludable.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Una vez llega el pollito a nuestro hogar, le hemos de proporcionar un alojamiento adecuado dónde poder cobijarse y pasar el tiempo.

En este primer paso podemos adquirir o construir una jaula o corral considerando que el pollito va a crecer.

2

Esta jaula debe acondicionarse para que sea habitable y salubre.

Para ello vamos a disponer de una cama de paja o de papel desechable para que absorba la humedad y pueda él mismo pueda hacerse su nidito.

Ten en cuenta que esta jaula esté protegida de las corrientes de aire y de las altas temperaturas. A su vez no podrá estar cerrada por completo para que esté siempre ventilada.

La jaula, la limpiaremos periódicamente cambiando la base por una limpia, para proteger la salud del pollito.

3

Un aspecto importante de la jaula o corral es su seguridad. Esta jaula o corral debe proteger al pollito de los perros, gatos y otros animales que puedan atacarles. Son frágiles y pequeños, siendo estos una presa fácil para los felinos.

4

Además de la estructura de la jaula o corral, mientras son crías, los pollitos necesitan de una fuente de calor constante para mantenerse entre los 37ºC y los 39ºC. Esta fuente de calor podría ser una lámpara de luz infrarroja.

5

Los pollitos se alimentan y beben durante todo el día. Por ello es importante disponer un recipiente para el agua y otro para la comida. Cuando el pollito es una cría, la alimentación se la daremos nosotros.

Durante los primeros días el pollito es posible que no coma nada. Cuando nacen estos tienen unas reservas de alimento que les puede durar de dos a tres días. En cambio es importante que siempre tengan un cuenco con agua y aprendan dónde está. Tened en cuenta que sea grande para que tenga reservas pero que no se pueda caer dentro y ahogarse.

6

Durante el período de crecimiento, los pollitos se alimentan de maíz en polvo. A medida que van creciendo se les puede dar granos de avena o maíz triturados, para ayudarles a digerirlos.

También es recomendable acudir a una forrajearía o centro veterinario dónde obtener el forraje para aves. Es importante tener en cuenta que esta alimentación no sea de engorde , ya que tienen hormonas que aceleraran su crecimiento.

7

Durante los primeros días los pollitos transcurren por el proceso de impronta. Durante esta fase los pollitos reconocen a su mamá y establecen un vínculo intenso con ella. Al separar al pollito de su madre, este nos reconocerá a nosotros como mamá, espera que lo empollemos y que le mostremos lo que puede comer y lo que no.

Para que durante todo el tiempo se sienta acompañado, lo mejor es tener varios pollitos, de este modo se dan compañía los unos a los otros.

8

Es importante asegurarse que el pollito tiene las vacunas necesarias para garantizar su salud. No dudes en consultar con un veterinario o especialista en aves, para que estos apliquen las vacunas obligatorias en tu zona.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar de un pollito, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Consejos
  • La temperatura de la zona de la cría debe mantenerse entre los 37º y 39º para un buen crecimiento.
  • Limpia diariamente la zona o caja dónde se encuentre el pollito.
  • Si vas a usar una caja, recuerda hacer pequeños agujeros para permitir respirar al polluelo.
  • Si tienes dudas acerca de su salud, consulta con tu veterinario.