Compartir
Compartir en:

Cómo cuidar a una tortuga en invierno

Cómo cuidar a una tortuga en invierno

Las tortugas de tierra y de agua son seres vivos de sangre fría. Con la bajada de las temperaturas en invierno suelen entrar en periodo de hibernación o brumación aunque no todas las tortugas necesitan hibernar. Pero si tu tortuga entra en esta fase vital deberás conocer sus necesidades específicas ya que es básico que te informes para que la salud de tu mascota no corra riesgos. Sigue las pautas que te vamos a contar y verás cómo tu tortuga pasará un invierno segura y bien cuidada. En unComo.com te contamos cómo cuidar a una tortuga en invierno.

También te puede interesar: Cómo cuidar un hurón
Pasos a seguir:
1

Lo primero que debes saber para cuidar bien a tu tortuga es determinar si es de las que necesita hibernar. Generalmente las especies terrestres y acuáticas de climas tropicales próximos al ecuador no suelen entrar en periodo de hibernación. Debes saber qué especie de tortuga tienes en casa para saber cómo tratarla.

Las tortugas que hibernan suelen ser: galápagos del bosque, las moteadas, las de Texas, las de caja, las rusas, las moras, las mediterráneas, las del desierto, las de la Florida, las mordedoras, las marginadas y las que tienen orejas rojizas. Si no las distingues te recomendamos que acudas a un especialista que determine su especie.

2

Una vez que sepas qué tipo de tortuga es, lo conveniente es que acudas a un veterinario para una buena revisión. Esto es especialmente importante en el caso de las tortugas y es que si no está sana no debe entrar en fase de brumación. Durante este periodo vital, el sistema inmune se ralentiza y si tu mascota esté enferma corre el riesgo de morir así que dedica un poco de tiempo para ver que está perfecta de salud para cuidarla como merece.

Tras saber que su estado es bueno, tendrás que averiguar cómo debe hibernar. En general los expertos recomiendan que las tortugas acuáticas y terrestres de espacios cerrados estén dentro de casa activas durante el invierno. También se afirma que si el hábitat en el exterior no es seguro, acaben dentro de casa.

3

Normalmente, las tortugas acuáticas pueden estar hibernando al aire libre si la zona es segura y no hay peligro de que el agua se congele. Las tortugas semiacuáticas o terrestres pueden hibernar tanto al aire libre como en casa. Si la tortuga vive en el exterior, será más fácil que responda a los cambios térmicos y ella sabrá el momento idóneo para prepararse para hibernar. Si vive dentro de casa, tendrás que ayudarle a que entre en hibernación estimulando los cambios necesarios.

En unComo te contamos cómo cuidar una tortuga de agua así como aspectos básicos sobre su alimentación.

4

Otro de los cuidados de tu tortuga es el control de peso. Tendrás que pesarle durante la brumación para saber si ha perdido peso de manera natural (por la inactividad) o si corre peligro su salud. Pesa a tu tortuga al principio para tener un peso como referente y después hazlo cada 3 semanas aproximadamente. Usa una balanza de precisión sobre todo si tu mascota pesa menos de 3 kilos.

Antes de la hibernación, en los meses cálidos deberás darle vitamina A, porque durante ese periodo de inactividad tu mascota agotará sus reservas. A las que son terrestres puedes darle calabacín y zanahorias, a las semiacuáticas, puedes dar de vez en cuando vegetales de hoja verde como brócoli o col rizada y a las acuáticas, puedes alimentar con pescado. Además de la vitamina A, tendrás que incrementar la cantidad de fibra en su dieta por estas fechas.

5

Antes de la hibernar, entre 2 y 6 semanas haz que tu tortuga ayune así no habrá riesgo de muerte por albergar alimentos por digerir en su aparato digestivo. Cuando tu mascota esté ayunando tendrás que hidratarla a menudo. Es conveniente que la mojes cada media hora hasta la barbilla y procura que siempre tenga agua a su alcance desde el inicio hasta el fin de la hibernación.

Un poco antes de empezar, deberás reducir la temperatura, ya que es la que condiciona el metabolismo de tu tortuga. Tendrás que empezar a reducir los grados de forma progresiva, pero nunca bajar de diez. Más o menos durante un mes tendrás que hacer esto para aclimatar a tu mascota.

6

Después tendrás que elegir el lugar para que tu tortuga hiberne. La mejor opción suele ser usar refrigeradoras dentro de casa pero solo si tu mascota está segura de todo tipo de depredadores. Si la mascota está en el exterior, debes tener cuidado para que no se hiele el agua y que al menos tenga 45 cm. Si la tortuga está en el interior de casa busca un sitio fresco o con la suficiente humedad en el ambiente para ese periodo.

Durante toda la hibernación tendrás que vigilar a tu tortuga para ver su evolución, no olvides que tenga la ventilación apropiada y que la temperatura del entorno es estable para su bienestar.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar a una tortuga en invierno, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo cuidar a una tortuga en invierno

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo cuidar a una tortuga en invierno
1 de 3
Cómo cuidar a una tortuga en invierno