Compartir

Cómo cuidar a un whippet

Por Pablo Roca. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo cuidar a un whippet

El whippet es una raza de perro perteneciente a la familia de los sabuesos. Se le conoce por su figura delgada y elegante y su parecido al galgo. Antiguamente se le utilizaba como perro de caza por su excelente visión y su agilidad y rapidez. Por lo general, el carácter de este can es tranquilo y dócil, pudiendo ser tímido si no se le socializa cuando es pequeño. Estas características junto con su estatura media hacen del whippet una opción recomendable para personas a las que les gusta estar en casa, ya que a esta raza de perro les encanta la compañía. Si quieres saber cómo cuidar a un whippet, continúa leyendo este artículo de unComo.com en el que proporcionamos toda la la información que necesitas.

También te puede interesar: Cómo cuidar a un basenji

Características físicas del whippet

No hay duda de que esta raza presume de una belleza envidiable, caracterizada por una figura esbelta y elegante. A primera vista, parece un perro extremadamente delicado y frágil, pero lo cierto es que tiene una gran capacidad física, entre las que destaca su gran rapidez y agilidad. Además, por extraño que pueda parecer, también es fuerte y resistente, otro de los motivos por el que era empleado como perro de caza.

El whippet tiene una cabeza larga y alargada y un hocico estrecho. Sus ojos son ovalados y muy expresivos, que suelen transmitir ternura. Este es uno de los motivos por el que nos puede parecer que siempre está triste o asustado, a pesar de que no sea así. Las orejas son pequeñas y su cuello alargado y musculoso. La altura del whippet ronda los 47-51 cm en el caso de los machos, mientras que las hembras suelen medir entre 44-47 cm. Asimismo, el peso de esta raza oscila entre los 9 y 20 kg.

Comportamiento del whipper

Si quieres saber cómo cuidar a un whippet, es importante que conozcas su carácter. Lo cierto es que esta raza no suele provocar muchos problemas, puesto que son dóciles, gentiles y amistosos. Sin embargo, también es un perro energético que necesita realizar actividad física frecuentemente. Son excelentes animales de compañía, ya que que les encanta sentirse cerca de los humanos y disfrutan descansando junto a ellos. Además, tiende a llevarse bien con los niños, a pesar de que no sea la mascota más adecuada para niños pequeños, y que no les gustan los juegos rudos. Esto no significa que esta raza sea incompatible con los más pequeños, puesto que podemos enseñarles a respetar al animal y no golpearle. Por otro lado, el whippet no es la mejor raza para convivir con mascotas ya que su instinto cazador podría incitarle a perseguir y capturar animales pequeñas. No obstante, con una buena educación desde que es pequeño se pueden llegar a evitar este tipo de comportamientos.

Cómo cuidar a un whippet - Comportamiento del whipper

Adiestramiento del whippet

A pesar de que el whippet es un perro tímido, no presenta ningún problema para relacionarse con otros canes, siempre y cuando hagamos que desarrolle una buena socialización desde que es pequeño. Por ello es recomendable acostumbrarle a la presencia de personas y otros canes, con el fin de que se vaya habituando, normalice estas situaciones y aprenda a disfrutarlas.

Con el fin de ser consciente de cómo cuidar a un wippet, es imprescindible tener en cuenta que esta raza no tolera bien las castigos físicos ni psicológicos. Por este motivo es fundamental educarle mediante estímulos positivos, es decir, premiándole las conductas deseadas e ignorando las que consideramos negativas. Nunca golpees a tu perro, tanto si es un whippet como cualquier otra raza, puesto que dificultarás su aprendizaje y puedes crear traumas en tu amigo peludo.

Alimentación del whippet

Es importante proporcionar a nuestro perro alimento de calidad, independientemente de la raza. Una buena alimentación rica en los diferentes nutrientes que nuestro perro necesita contribuirá a fortalecer su salud, evitar posibles enfermedades y, por qué no, aumentar su esperanza de vida. Podemos optar por servirle dos comidas al día, nunca justo antes o después de que haya hecho ejercicio. Además, debemos estar pendientes de que siempre tiene un cuenco con agua y de que no lo ubicamos en un lugar donde de mucho el sol. La cantidad de comida variará en función del peso, la edad y otros factores, por lo es mejor consultarlo con el veterinario. Por lo general, el whippet come alrededor de 250-300 gramos de pienso seco.

Cómo cuidar a un whippet - Alimentación del whippet

Cada cuándo debemos darle un baño

El whippet tienen un pelaje fino, corto y delgado, por lo que no requiere de muchos cuidados. Bastará con que tengamos en mente los cuidados generales. A pesar de esto, la frecuencia con la que bañemos a nuestro perro dependerá de si se ensucia con más frecuencia al pasearle por lugares donde hay tierra, vegetación u otros elementos que puedan aumentar la suciedad. Por lo general, debemos bañar a nuestro whippet una vez al mes con el champú adecuado para su pelaje. Para ello es recomendable consultar con el veterinario. Asimismo, debemos tener en cuenta el cuidado de las uñas. Esta tarea puede resultar complicada si nunca la hemos ejecutado, por lo que puedes consultar este artículo sobre cómo cortar las uñas a un perro.

Actividad física del wippet

Como hemos explicado anteriormente, el cuidado del whippet requiere de ejercicio físico. A pesar de que no sea un perro de grandes dimensiones, tiene mucha energía, y su gran capacidad para correr hacen de esta raza un animal que necesita un desgaste energético adecuado. Debe disfrutar de un buen paseo 3 veces al día, y en alguno de estos es más que recomendable que pueda correr y jugar con otros perros. Otra buena opción es disfrutar jugando con tu whippet, por lo que puedes consultar cuáles son los mejores juguetes para perros y elegir aquel que te atraiga más.

Podemos aprovechar cuando el whippet es aún pequeño para que juegue con perros durante los paseos. De esta forma conseguiremos que obtenga una buena socialización, además de contribuir a su bienestar físico y emocional.

Cómo cuidar a un whippet - Actividad física del wippet

La salud del whippet

El whippet es una raza que no suele presentar muchas complicaciones de salud y que vive entre 12 y 14 años, sin embargo, esto variará en función de su alimentación, ejercicio físico y otros cuidados que son responsabilidad del propietario. Estas son algunas enfermedades o problemas de salud que puede presentar esta raza:

Sensibilidad al frío

La piel fina del whippet y su baja grasa corporal hacen de esta raza un animal propenso a sentir frío. En las temporadas frías es recomendable comprarle un abrigo adecuado para protegerle de las bajas temperaturas y el viento. Asimismo, es importante procurarle un sitio cálido en la casa donde pueda dormir bien.

Salud dental

Por lo general, este perro tiene una dentadura fuerte. Sin embargo, es importante prestar atención al cuidado de sus dientes y encías. Las enfermedades de las encías pueden complicarse y producir enfermedades de más gravedad, motivo por el que es importante saber cuándo llevara tu perro al veterinario.

Obesidad

Como a la mayoría de perros, a los whippet les encanta comer. Especialmente cuando envejecen, pueden engordar con facilidad, motivo por el que debemos procurar proporcionarles comida de calidad y en la cantidad adecuada.

Quemadura solar

Los whippets disfrutan tomando el sol. Esta es una razón por el que debemos tener especial cuidado con que no abusen de este hábito, ya que podrían quemar su piel.

Cómo cuidar a un whippet - La salud del whippet

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar a un whippet, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar a un whippet

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo cuidar a un whippet
1 de 5
Cómo cuidar a un whippet

Volver arriba