Compartir
Compartir en:

Cómo cuidar a un Teckel

Cómo cuidar a un Teckel

El Teckel es una raza de perro que se caracteriza por su baja estatura y su cuerpo alargado. En un principio, era utilizado como perro de caza debido a sus excelentes capacidades olfativas ya que, a pesar de ser un perro pequeño, tiene una gran resistencia. En la actualidad es un perro cada vez más elegido para formar parte de nuestras familias, y aunque no es un perro que requiera de cuidados especiales, es importante tener en cuenta algunos aspectos característicos de esta raza. Si te estás planteado incorporar a la familia a esta raza, continúa leyendo este artículo de unComo.com donde te explicamos cómo cuidar a un Teckel. De esta forma, estarás seguro de proporcionarle todos los cuidados necesarios y de darle la bienvenida que se merece.

También te puede interesar: Cómo es la raza del perro Teckel

El Teckel

El Teckel es una raza formidable que nos inundará con su carácter curioso, tozudo y tierno. Este perro no necesita grandes espacios para vivir, por lo que es una buena opción si vivimos en un piso. No obstante, siempre debemos tener en cuenta que el hecho que sea una raza pequeña no implica que necesite realizar menos ejercicio.

Podemos diferenciar entre dos razas de Teckel: el de pelo corto y pelo largo. El tamaño también puede variar entre standard, miniatura y toy. Asimismo, su pelaje puede variar de color, presentando una mezcla de negro y marrón, canela y castaño, en función de donde se críen. Esta raza era utilizada para la caza en Alemania ya en el siglo XV gracias a sus excelentes cualidades olfativas, aunque a día de hoy es más común verlo como mascota en muchos hogares.

Carácter del Teckel

El primer paso para saber cómo cuidar a un Teckel y proporcionarle todos los cuidados que necesita es saber los rasgos que caracterizan su comportamiento.

El Teckel es una raza tranquila, afectuosa y muy decidida, con un fuerte carácter que puede aflorar en ocasiones, y con el cual debemos mostrarnos firmes para evitar problemas a posteriori. Al ser un perro tranqulo y afecuoso es fácil de que se adapte a la vida en familia, pero también es un perro al que le gusta correr y realizar actividad físico, aspecto en el que nos centraremos más adelante.

Alimentación del Teckel

Las necesidades alimenticias de esta raza, como en todos los casos, depende de varios factores, como la edad, el peso, enfermedades, etc. La mejor opción es acudir al veterinario para que sea este quien recomiendo la alimentación mas eficiente según las necesidades del perro.

Al ser una raza pequeña, el Teckel no necesita grandes cantidades de alimento, aunque también dependerá de la cantidad de actividad física que realice. Debemos alimentar a nuestro Teckel con 100-200 gramos diarios de pienso seco, en función de los factores nombrados anteriormente. Lo mejor es darle de comer en dos turnos al día para evitar que tenga la necesidad de comer durante el resto del día como el caso de alimentarlo solo en un turno. Debemos evitar darle de comer justo después de realizar ejercicio, o antes de que vayamos a pasearlo. Tampoco es recomendable dejarle todo el día la comida en su comedero, sino más ben esperarnos un rato desde el momento en el que le servimos la comida, y retirarlo pasado un rato. De esta forma lo acostumbramos a comer siempre a las mismas horas y durante un tiempo determinado.

En este artículo te explicamos cómo alimentar a un perro cachorro.

Actividad física del Teckel

A pesar de que el Teckel es una raza pequeña, esta raza tiene una gran vitalidad, por lo que es necesario darle largos paseos y dejar que corra para gastar parte de su energía. Es recomendable realizar largos paseos mientras es cachorro para ejercitar su masa muscular. De esta forma, evitamos que pueda tener problemas cuando sea mayor debido a la estructura de su columna vertebral. Asimismo, también es positivo una vez llegado a la edad adulta, tratar de que los paseos sean cortos y frecuentes, con la posibilidad de que pueda correr o jugar con otros perros para evitar la tendencia a engordar. Aunque sea un perro pequeño, esta raza es ágil y se mueve rápidamente.

Educación del Teckel

El Teckel es un perro inteligente pero testarudo. Por ello, tiene la capacidad de aprender a obedecer pero, en ocasiones, puede obcecarse y dificultar el proceso de aprendizaje. Es importante esmerarse en su educación durante los primeros meses de vida, puesto que cuando alcanza la madurez adulta es más difícil modificar determinadas conductos.

Es frecuente ver a esta raza en concursos de adiestramiento canino, lo que confirma su gran capacidad para aprender ejercicios.

En este artículo puedes consultar cómo enseñar a mi perro a hacer sus necesidades en el periódico, una de las primeras cosas que necesitamos que aprenda.

Higiene del Teckel

La higiene del Teckel variará en función de su pelaje: los Teckel de pelo corto necesitan menos cuidado, en general, en este aspecto, mientras que los de pelo duro tienden a ensuciarse más. En el caso de que sea de pelo corto, es recomendable pasar una vez al mes, como mínimo, un guante de crin. Si el Teckel es de pelo largo, lo mejor es optar por un cepillo de crin y un cepillo de cerdas duras para quitar los nudos. Por otro lado, podemos darle un baño una vez al mes, aunque también dependerá de si está en contacto con entornos naturales donde pueda ensuciarse más. En cualquier caso, debemos comprar un champú específico para el tipo de pelaje de nuestro perro. Asimismo, también deberemos cortar sus uñas. En caso de no saber cómo hacerlo, en este artículo te explicamos cómo cortar las uñas a un perro. Antes de arriesgarte a cortarle las uñas sin estar seguro de que sabes hacerlo, acude al veterinario, puesto que podrías lastimar a tu perro.

Salud del Teckel

Debido a la forma alargada del cuerpo del Teckel y sus cortas patas, pueden sufrir problemas en las vértebras por realizar saltos demasiado grandes, como subir escaleras o saltar a sitios como el sofá. Es recomendable evitar que esta raza realice esta clase de esfuerzos, por lo que podemos cogerlo cuando debamos subir o bajar escaleras o cuando queramos que suba al coche.

  • Hernia discal. Es frecuente en los perros de patas cortas y supone dolor en la parte posterior del dorso, aunque puede irradiarse al cuello.
  • Acantosis nigricans. Afecta solo a esta raza y se caracteriza por una piel oscura y gruesa en sus axilas e ingles. No existe una cura definitiva aunque se ha empleado vitamina E.
  • Hipotiroidismo. Es la insuficiente producción de hormonas tiroideas, siendo más común en los Teckel la tiroiditis linfocítica. Es frecuente que se vean afectados durante el primer año y los tres años de vida.
  • Epilepsia. Otro de los problemas de salud a tener en cuenta para saber todos los cuidados que necesita un Teckel. Esta afección puede ser tratada con fármacos y es frecuente en más razas de perro.
  • Problemas oculares. Las cataratas, el glaucoma y la atrofia progresiva de la retina son afecciones que puede padecer un Teckel y que puede provocar ceguera progresiva hasta alcanzar la ceguera total.

Por ello, el mejor consejo es visitar el veterinario para garantizar que nuestro Teckel goza de salud y no sufre de ningún problema. En este artículo de explicamos cuándo llevar a tu perro al veterinario en función de su edad y diversas afecciones comunes.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar a un Teckel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo cuidar a un Teckel

¿Qué te ha parecido el artículo?

Descubre vídeos interesantes
Órdenes de adiestramiento de perros
Barbie en español - juguetes y aventuras
Manualidades para mascotas
Manualidades caseras fáciles de hacer - DIY
Cómo cuidar a un Teckel
1 de 7
Cómo cuidar a un Teckel