Compartir

Cómo cuidar a un San Bernardo

Por Pablo Roca. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo cuidar a un San Bernardo

El San Bernardo es una raza de perro grande conocida por sus características físicas inconfundibles. Puede llegar a pesar hasta 90 kg y su pelaje es de color blanco y marrón o amarillo castaño. Es un perro con excelentes cualidades olfativas que hacen de él una raza idónea para realizar tareas de rescate en zonas de montaña. A pesar de que suele ser visto como un perro dócil y torpe, la verdad es que mucho más ágil de lo que la gente cree. Sus grandes dimensiones hacen que debamos asegurarnos de que recibe una buena educación y que crece siendo un perro obediente. Si estás interesado en conocer todo acerca de esta raza, en unComo.com te explicamos cómo cuidar a un San Bernardo.

También te puede interesar: Cómo es un San Bernardo

El carácter del San Bernardo

El San Bernardo es un perro muy cariñoso y al que le gusta dar y recibir amor de los humanos. Es un perro muy tranquilo, pero puede reaccionar frente a las amenazas, especialmente si siente que alguno de sus amos está en peligro. Su trato con los niños es inigualable y le encanta cuidar de ellos. Es un perro al que, con una buena educación, no le cuesta obedecer, y a pesar de su gran físico no suele ser problemático con otros perros y no se muestra agresivo con razas más pequeñas. Aunque obviamente, cada perro es un mundo y en gran parte depende de su educación.

Con estas características, el San Bernardo es un buen candidato a perro guardián de la casa. Además, convivir con él no es un problema puesto que aunque es un perro de tamaño grande, no tiende a morder muebles y otros objetos de la casa, aunque sí es algo tozudo.

En este artículo te explicamos cómo es el San Bernardo.

Educación del San Bernardo

Tal y como explicábamos en el punto anterior, este grandullón suele ser, por lo general, dócil y cariñoso. No obstante, debemos tener en cuenta que es un perro de gran tamaño, por lo que es importante que reciba una educación adecuada desde que es pequeño para evitar que cuando sea adulto se abalance sobre la gente tirándolos al suelo. Por ello, uno de nuestros principales consejos para saber cómo cuidar a un San Bernardo es ser consciente de que debemos esforzarnos para que obedezca y así como darle la mejor educación de nuestra parte. La verdad es que es una raza que suele mostrar predisposición por el aprendizaje.

Cómo cuidar a un San Bernardo - Educación del San Bernardo

Actividad física del San Bernardo

Otro de los cuidados del San Bernardo que debemos tener en cuenta, como en todos los perros, es la actividad física diaria que necesita. A pesar de que es un perro de raza grande, la verdad es que el San Bernardo no necesita hacer mucho ejercicio. Lo mejor es sacarlo a pasear mínimo tres veces al día y tratar de que que juegue con otros perros durante un tiempo o dejar que corra. Trata de enseñarle desde que es pequeño a que pasee a tu lado, y acostúmbrale a que acuda a tu llamada para asegurarte de que podrás soltarlo sin problema.

Alimentación del San Bernardo

La alimentación es uno de los factores que debemos tener en cuenta en los cuidados del San Bernardo, puesto que este perro tiende a engordar fácilmente. Por ello, lo mejor es alimentarle en dos o tres turnos cuando es adulto, y dosificarle la cantidad de comida que puede comer diariamente. De esta forma, evitaremos que solo coma una vez y tenga hambre durante el resto del día. Consulta con el veterinario cuál es la cantidad de comida que debes darle a tu San Bernardo en función de su edad, peso, y otros factores a tener en cuenta. Por lo general, esta raza come una gran cantidad de alimento, por lo que debes asumir los gastos que supone adquirir comida de calidad.

No hace falta decir que debes evitar darle de comer cualquier cosa que no sea su comida habitual indicada por el veterinario. Puedes darle golosinas para perros puntualmente, sobre todo cuando se encuentra en el período de aprendizaje, pero debemos tener en cuenta que deberemos rebajar la cantidad de su comida diaria.

Cómo cuidar a un San Bernardo - Alimentación del San Bernardo

Higiene del San Bernardo

En el caso de que acostumbremos a pasear a nuestro perro por zonas de montaña o entornos naturales, lo más probable es que se ensucie con más frecuencia. Por lo general, lo recomendable es bañarlo una vez al mes con un producto adecuado para su pelo que podrás encontrar en cualquier centro veterinario. Otro de los cuidados del San Bernardo está ligado a su frondoso y abundante pelaje, por el cual deberemos cepillarle frecuentemente con el fin de ayudar a mudar el pelo y evitar tener que estar barriendo la casa constantemente. Asimismo, deberemos cortar las uñas de nuestro San Bernardo una vez al mes utilizando el utensilio adecuado para no dañarle. En este artículo te enseñamos a cortar las uñas a tu perro.

Por otro lado, también debemos limpiar sus ojos con un algodón para evitar que se infecten. Para realizar esta tarea con éxito lo mejor es que consultes con el veterinario cuál es el mejor producto a utilizar, evitando siempre aquellas que puedan resultar irritables. Aquí puedes consultar cómo limpiar los ojos a tu perro.

Otros consejos para cuidar a un San Bernardo

  • Al ser una raza grande, es aconsejable que el San Bernardo disponga de un jardín o patio donde pueda olfatear, investigar y curiosear, ya que es un excelente perro rastreador.
  • Por lo general, el San Bernardo tiene una esperanza de vida de unos 10 años, aunque hay casos en los que pueden vivir más, en función de su salud y calidad de vida.
  • Un San Bernardo que no haya sido educado adecuadamente, como cualquier otro perro, puede presentar comportamientos que supongan un peligro para las personas, puesto que es una raza grande. Sin embargo, debemos de ser conscientes de que es nuestra responsabilidad saber cómo cuidar a un San Bernardo y cubrir todas sus necesidades.
  • Al ser un perro de raza grande, puede tener problemas de salud como torsión de estómago.
  • Asegúrate de que tu perro visita al veterinario periódicamente y que tiene todas las vacunas necesarias.

Por último, recuerda antes de comprar un perro, que hay miles de perros abandonados buscando una segunda oportunidad y que podrían ser perfectos para ti. En este artículo te enseñamos cómo encontrar perros para adoptar.

Cómo cuidar a un San Bernardo - Otros consejos para cuidar a un San Bernardo

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar a un San Bernardo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar a un San Bernardo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Pecas
Porq..? Mi pecas tiene la mirada trizte y sus ojitos están rojos......aparte tuvimos un problema con el mordió a un chihuahua..y lamentablemente murió el cachorro y a hora pecas ya no es tan libre como antes por q ya no corre mucho ni es tan juguetón ... y para mi es una desgracia por q el dueño del cachorro le pego a mi pecas y no se si tenga q ver con esa tristeza

Cómo cuidar a un San Bernardo
1 de 4
Cómo cuidar a un San Bernardo

Volver arriba