Compartir

Cómo cuidar a un jilguero

 
Por Isbel Delgado. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo cuidar a un jilguero

El jilguero es un ave perteneciente a la familia de los fringílidos, muy común en Europa, el norte de África y Asia occidental. Su canto, muy alegre y algo parecido al de los pericos, ha hecho que desde la antigüedad se le criara en cautiverio, por lo que hoy en día es muy común encontrarlo en certámenes de canto de aves.

Si quieres tener un ave de este tipo debes aprender cómo cuidar a un jilguero para mantenerlo saludable. Por eso en este artículo de un COMO compartimos algunos datos que serán de tu interés para que puedas lograrlo.

También te puede interesar: Cómo cuidar a una golondrina

Características del jilguero

El jilguero europeo o Carduelis carduelis llega a medir entre 12 y 13,5 cm, puede tener un peso estimado entre los 14 y los 19 gramos y una longevidad máxima entre los 8 y 10 años. Una de sus señas de identidad adulta está en su rostro, que presenta una pigmentación roja que asemeja a una máscara, mientras que sus alas son negras con franjas amarillas. La parte posterior de su cuerpo tiene tonalidades marrones, la parte anterior es blanquecina y su cola es de color negro. Las características entre machos y hembras son casi imperceptibles, salvo la presencia de una tonalidad más oscura en la cara del macho o en sus plumillas nasales. Aunque existen otras variedades de esta especie como el jilguero amarillo o azafranado que podemos ver en la imagen.

El jilguero puede vivir tanto en bosques y zonas agrícolas como en ciudades. En estado silvestre se alimenta fundamentalmente de semillas de cardos, así como de girasol o trigo y de insectos en estación de cría. Las parejas suelen criar dos veces al año y la anidación dura unos 12 días.

Cómo cuidar a un jilguero - Características del jilguero

Alimentación

Para aprender a cuidar un jilguero adecuadamente hay que saber que si bien su alimentación es granívora, por lo que se alimenta especialmente de semillas, pero también consumen plantas silvestres, como bolsa de pastor, verdolaga, sorgo, achicoria, avena, vara de oro, diente de león, amapola, cerrajas, etc. De igual manera pueden comer verduras y frutas, tales como lechuga, endibias, tomate, fresas, sandía, naranja, manzana y pera. Lo importante es que su alimentación sea variada para que puedan obtener todos los nutrientes que necesitan.

Por otra parte, es de vital importancia revisar muy bien los alimentos antes de dárselos al pájaro. Las semillas, especialmente, pueden contener hongos patógenos que de ser consumidos por el ave pueden ocasionarle graves enfermedades. También es importante incorporar alpiste a su dieta diaria, bien sea mezclado con otras semillas o en un comedero independiente. El consumo de alpiste evita que el ave desarrolle obesidad, una condición que puede generar infertilidad entre otros problemas serios de salud.

Condiciones de alojamiento

Parte importante de los cuidados de un jilguero tienen que ver con su lugar de alojamiento. Por lo tanto, para poder escoger una jaula para pájaros adecuada a esta especie debes saber que esta debe ser lo suficientemente amplia y con varios palos como para permitir que el ave vuele y salte; si el tamaño es muy restringido el animal corre el riesgo de golpearse al intentar volar. Asimismo, debe estar alejada de otras mascotas y fuera del alcance de roedores y pájaros silvestres. La temperatura debe ser fresca, pero sin ser fría, para estimular su gasto energético y el lugar debe tener ventilación permanente.

Prácticas de higiene

El agua debe ser renovada a diario y en verano hasta dos veces al día. Tanto la jaula como los comederos, la bandeja, la parrilla, los palos de la jaula y el dispensador de agua deben ser limpiados y desinfectados a fondo una vez a la semana para evitar la proliferación de bacterias, parásitos y agentes patógenos. Si se utilizan insecticidas o desinfectantes deben ser de uso ornitológico, es decir apto para aves, y deben ser cambiados periódicamente para evitar que los parásitos desarrollen resistencia al mismo. La comida que entra en contacto con la parrilla debe ser desechada, ya que probablemente se haya contaminado con los excrementos.

Los jilgueros disfrutan jugar con el agua, así que pueden tener un recipiente extra para que se salpiquen y se bañen, sobre todo en épocas de calor, pero el agua debe ser cambiada diariamente.

Asimismo, si en una jaula hay más de un jilguero y alguno de ellos llega a enfermar debe ser separado del grupo para evitar que contagie a las otras aves.

Descubre más sobre cómo limpiar la jaula de los pájaros correctamente en este otro artículo de unCOMO.

Cómo cuidar a un jilguero - Prácticas de higiene

Protección del jilguero

Los jilgueros son aves protegidas, eso significa que su captura está regulada y solo puede hacerse por silvestristas (personas especializadas en la captura de ejemplares para hibridación o concursos de canto o belleza), quienes deben tener licencia y estar autorizados por las instituciones pertinentes según cada región.

Durante el proceso de captura, solo se permite la obtención de ejemplares macho usando una red de captura de nueve metros de longitud máxima. Ni las hembras ni los nidos deben cazarse. Una vez que el ejemplar está en poder del silvestrista, es marcado con anillas cerradas para su control. No está permitida la captura con fines comerciales, solo con fines de cría en cautiverio.

La caza y comercialización indebida del jilguero no solo afecta el crecimiento de su población, sino que altera el equilibrio del ecosistema del cual forma parte. Por lo tanto, hay que evitar cualquier práctica que ponga a esta ave en peligro y acudir a las autoridades en caso de presenciar irregularidades vinculadas a su captura.

Si te ha gustado conocer cómo cuidar a un jilguero, puede que también te interese saber cómo alimentar a un mirlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar a un jilguero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Consejos
  • Los requerimientos para cuidar a un jilguero no distan mucho de lo que requiere cualquier ave en cautiverio.
  • Es importante recordar que la principal característica de esta ave es su peculiar canto. Si el jilguero disminuye la frecuencia de su canto o simplemente deja de hacerlo puede ser síntoma de alguna condición de salud.
  • En tal caso, deberás consultarlo con un veterinario, especialmente si esto viene acompañado de ausencia de apetito o pérdida abundante de plumaje fuera de su período de muda.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar a un jilguero

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo cuidar a un jilguero
1 de 3
Cómo cuidar a un jilguero

Volver arriba