Cómo cuidar a un Husky Siberiano

Cómo cuidar a un Husky Siberiano
Imagen: perrosamigos.com

Si buscas un perro fuerte, amigable, noble y con una apariencia imponente y elegante, el Husky Siberiano es sin duda la raza ideal para ti. Se trata de uno de los canes que guarda más similitudes con el lobo en la actualidad, y aún hoy son utilizados para arrastrar trineos y para acompañar a viajeros y cazadores en las zonas más gélidas del mundo. Con un carácter excepcional, este animal requiere de varios cuidados para mantenerse saludable y feliz, por eso en unComo.com te explicamos cómo cuidar a un Husky Siberiano de forma adecuada.

Pasos a seguir:
1

Así como ocurre cuando adoptamos o adquirimos a cualquier perro o gato, es importante que llevemos en cuanto sea posible a nuestro Husky Siberiano al veterinario para una revisión general y para aplicar las primeras vacunas que necesita el animal. Existen vacunas básicas que no debemos pasar por alto si queremos proteger a nuestro cachorro de algunas enfermedades graves que podrían poner en riesgo su salud y su vida, como el moquillo o el parvovirus.

2

Un aspecto importante de cuidar a un Husky Siberiano es la alimentación. En el caso de mascotas domésticas lo mejor es comprar pienso de calidad fortificado y elegido según la etapa de su vida: si es cachorro, adulto o un perro mayor. También deberás tener en cuenta la elección de un pienso especial en el caso de que tu mascota tenga alguna condición médica particular.

3

Si tu Husky Siberiano es cachorro, entonces deberá comer cuatro veces al día si tiene menos de cuatro meses. A partir de esta edad y hasta los ocho meses, el animal deberá hacer tres comidas diarias, hasta los 18 meses dos veces al día y a partir de ese momento en adelante apenas una vez diaria bastará para mantenerlo nutrido y saludable.

4

Toma en cuenta que mientras más come más veces hará sus necesidades, por lo que durante el primer año y medio de vida de tu mascota deberás sacarlo a pasear al menos dos veces al día para que pueda realizar sus micciones y deposiciones. Esta frecuencia debe ser la ideal para un perro de gran tamaño como el Husky Siberiano.

5

Para cuidar a un Husky Siberiano debes darle una buena dosis de ejercicio diario. Se trata de un perro de gran tamaño y fuerte que genéticamente está preparado para recorrer largas distancias, por lo que la actividad es fundamental para esta raza. Tu perro necesitará al menos 20 minutos de ejercicio (correr, jugar, no solo caminar) al día y es importante que dediques tiempo a esta tarea para mantenerlo saludable y feliz.

6

Además deberás cepillar a tu perro al menos una vez a la semana para evitar molestos nudos, favorecer la limpieza del pelaje y monitorear al presencia de pulgas y garrapatas.

A todos estos cuidados deberás añadir darle mucho cariño y atención a tu mascota, pues el Husky Siberiano es un perro que requiere de amor para crecer feliz. Recuerda brindarle todas las atenciones que necesita para estar saludable y contento día tras día.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar a un Husky Siberiano, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.