Cómo cuidar a mi perro en verano

Cómo cuidar a mi perro en verano

Llegan los días de calor, y así como nosotros debemos prepararnos luciendo ropa más ligera para aliviar el sofoco, o aumentando la ingesta de agua para no deshidratarnos, nuestros perros también requieren de atenciones especiales para mantenerse saludables durante esta intensa estación. ¿Pero qué medidas debemos tomar en cuenta en éste período?, en unComo.com te explicamos cómo cuidar a tu perro en verano y garantizar su salud.

Pasos a seguir:
1

Durante el verano, como en cualquier otra estación, es muy común salir a dar una vuelta en coche con nuestro perro. Pero repentinamente nos vemos en la necesidad de bajar un momento del automóvil, es allí donde muchos dueños comenten un tremendo error: dejar al perro dentro del coche.

En el verano las temperaturas ascienden de tal forma que en pocos minutos tu mascota puede sufrir un golpe del calor, y en el caso de razas como el bulldog o el pug carlino, que sufren de dificultades respiratorias, pocos minutos en estas condiciones pueden conducirlos a la muerte. Durante ésta estación jamás dejes a tu perro en el coche, ni siquiera por un brevísimo período.

2

Si sales a pasear, correr o ejercitarte con tu perro, debes ayudarle a aumentar su ingesta de agua. Durante esta época debido al calor y el esfuerzo físico bajo altas temperaturas es más probable que el animal de deshidrate. Lleva siempre contigo una cantimplora especial para tu perro, y en cuanto veas que comienza a sacar la lengua con insistencia, dale un poco de agua. Deja que beba hasta que se sienta satisfecho.

3

Algunas personas piensan que facilitan la vida de su perro si, ante la llegada del verano, cortan su pelo, creyendo que estarán más frescos. La realidad es que el pelaje ayuda a nuestro perro a protegerse del sol, por lo que al hacer esto lo estaríamos dejando expuesto. Lo mejor es cortar su pelo en primavera u otoño.

4

Si estás constantemente fuera con tu perro quizá conviene protegerlo del sol. Lo mejor es salir con él en las primeras horas de la mañana o al final de la tarde, cuando el sol está menos intenso, así evitarás que queme sus patas con el asfalto o que el calor lo afecte demasiado. Pero si el plan es llevarlo a pasear o a la playa en otro momento del día, deberás disponer de una sombrilla o espacio con sombra para que se resguarde y no hacerlo caminar demasiado.

5

Nunca apliques protector solar humano en el animal, ésto es muy peligroso para su salud. Si deseas usar crema protectora para el sol, consulta con tu veterinario cuáles son las opciones.

6

Durante las semanas de mayor calor debes disminuir la cantidad de ejercicio que hace tu perro en el caso de que sea viejo, tenga sobrepeso o cuente con un pelaje demasiado grueso. De esta forma evitar someterlo a situaciones extremas que puedan afectar su salud.

7

Y si el plan es pasear por el campo o la montaña, recuerda que en verano aumenta la presencia de insectos y parásitos, haciendo que tu perro sea más vulnerable, por lo que es importante prevenir las pulgas y garrapatas aumentando los cuidados.

8

Si observas que tu perro luce agotado, aletargado, sacando constantemente la lengua, si está mareado, vomita o se tira al suelo, es importante atenderlo enseguida disminuyendo la temperatura de su cuerpo, pues posiblemente ha sido víctima de un golpe de calor.

Llévalo a un sitio con sombra y aplica abundante agua preferiblemente fresca en su cabeza, cuello y torso. Deja que beba agua y no dejes de refrescar todo su cuerpo. Una vez que la situación esté un poco más controlada, lleva al animal al veterinario para una revisión completa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar a mi perro en verano, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.