Cómo cortar las uñas a un gato

Cómo cortar las uñas a un gato

Si tenemos un gato en casa y nos preocupa el estado de nuestros muebles además de proporcionarle un rascador y entrenar al gato para que lo utilice podemos minimizar su necesidad de afilarse las uñas mediante un corte periódico de las misma. Cortar las uñas a un gato es una operación complicada y no es necesaria para la higiene del gato, puede resultar conveniente para el estado de los muebles de casa, para minimizar el resultado de los arañazos y para la higiene de los dueños del gato especialmente si se trata de un gato que entra y sale de casa con regularidad y puede traer suciedad a casa atrapada en sus uñas.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Debes cortar las uñas al gato desde muy pequeño para que se acostumbre. Cortarle las uñas a un gato adulto que no está acostumbrado a ello puede resultar peligroso para ti y para el gato y quizás sea mejor acudir al veterinario para que lo haga. Todo dependerá del carácter del gato.

2

Compra un cortaúñas especial para gatos. No intentes hacerlo con un cortaúñas para gatos para personas o unas tijeras normales ya que pueden dañar al gato.

3

La postura ideal es con el gato sentado más o menos entre nuestras rodillas y manteniéndolo en esta postura bajo nuestro brazo izquierdo y cogiendo la pata del gato con la mano izquierda y el cortaúñas con la mano derecha. La posición de las manos será la inversa si somos zurdos. Mantén al gato en esta postura con firmeza pero sin apretarlo.

4

Presiona suavemente las almohadillas del gato con tus dedos hasta que asome la uña.

5

Verás que las uñas del gato tienen dos partes. La parte más exterior y estrecha que se curva hacia abajo en forma de garra y la parte más interior que es más gruesa y que tiene dentro una aureola rosada. Sólo debes cortar la parte afilada, no cortes las parte rosa, esta parte es la raíz de la uña, tiene terminaciones nerviosas y riego sanguíneo por lo que le dolería al gato y le podría provocar sangrado.

6

Si por accidente cortamos la parte rosada y la pata del gato empieza a sangrar introduce la pata del gato en polvo antiséptico y durante los días siguientes observa al gato para comprobar que la hemorragia cesa y que no hay complicaciones en la herida.

7

Por muy buen carácter que tenga tu gato es improbable que puedas cortarle todas las uñas en una sola sesión. Si ves que se pone muy nervioso déjalo y corta el resto de uñas otro día. Empieza siempre por las patas delanteras. Las uñas de las patas traseras no están tan afiladas y no crecen tan deprisa como las de las patas delanteras.

8

La periodicidad idónea es de más o menos cada dos semanas para las uñas de las patas delanteras.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cortar las uñas a un gato, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Consejos
  • Puedes encontrar el polvo antiséptico en farmacias o tiendas veterinarias. Cerciórate bien de que adquieres polvo antiséptico especial para gatos ya que hay polvos antisépticos de uso veterinario aptos para muchos animales excepto para gatos.