Compartir

Cómo bañar a una chinchilla

 
Por Isbel Delgado. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo bañar a una chinchilla

La chinchilla doméstica es un roedor originario de América del Sur y proviene del cruce entre las dos únicas especies de chinchilla: la de cola corta (de la especie Chinchilla chinchilla) y la de cola larga (chinchilla lanigera). Es parecida a una ardilla y se caracteriza por su pelaje suave, espeso y brillante, además de su carácter tranquilo. Además, no consumen mucho alimento: unos 25 gramos diarios de vegetales, por lo que resultan económicas y fáciles de mantener.

Si ya tienes una chinchilla doméstica o te planteas tener una, es importante que sepas que, a diferencia de otro tipo de mascotas, no se les debe bañar con agua sino con un tipo especial de arena. Si quieres saber más, en unComo.com te explicamos cómo bañar a una chinchilla para que aprendas a hacerlo de la manera correcta.

También te puede interesar: Cómo bañar a un hámster
Pasos a seguir:
1

Las chinchillas son animales extremadamente activos, les gusta mucho el movimiento, por lo que el espacio que dispongas para ella debe ser lo suficientemente amplio, no solo para que viva, sino para que pueda ejercitarse y entretenerse; de lo contrario, se estresará y terminará enfermándose.

Puedes tenerla en una caja de cartón que sea amplia o en una jaula de alambre grande siempre y cuando corrobores que no sobresale ninguna punta que pueda lastimar al animal. En el mejor de los casos, puedes adquirir una jaula multiniveles, para que pueda subir, bajar y saltar.

El lecho de la jaula debe estar hecho con viruta de álamo o sustrato especial para roedores. Nunca utilices viruta de pino o cedro, ya que desprenden moléculas que pueden ocasionarle problemas respiratorios a la chinchilla.

En unComo te contamos cómo cuidar una chinchilla.

Cómo bañar a una chinchilla - Paso 1
2

La higiene de la chinchilla y la de su jaula van de la mano, ya que de nada sirve que la mascota esté limpia si el sitio en el que vive no tiene las condiciones adecuadas. Si está en una jaula de alambre, lo ideal es lavarla una vez a la semana con agua caliente, evitando el uso de cualquier producto químico ya que podría afectar la piel del animal. Si está en una caja de cartón, hay que cambiarla con frecuencia para evitar la acumulación de bacterias.

3

Las chinchillas son animales muy aseados. Si es la primera vez que tienes una, te darás cuenta cuándo quiere bañarse porque comenzará a usar el sustrato de su lecho para limpiar su pelaje. La manera correcta de bañarlas es usando arena especial para chinchillas que puedes conseguir en las tiendas de mascotas.

También puedes usar marmolina el polvo desprendido después de la manufacturación del mármol. En este caso, es importante asegurarse de que se trate de un polvo previamente tamizado, de lo contrario podría contener restos puntiagudos que pueden herir al animal mientras esté lavando su pelaje.

4

La chinchilla debe bañarse en un recipiente aparte. Para ello puedes utilizar desde latas de galletas, tazones como los que se utilizan para que alimentar a los perros, cajas de arena para gatos o bañeras especialmente diseñadas para chinchillas, todo depende de tu presupuesto. Lo importante es que ese recipiente sea utilizado exclusivamente para ello. La arena especial o la marmolina debe cubrir unos dos centímetros de alto en la superficie donde se bañará el animal.

Cómo bañar a una chinchilla - Paso 4
5

Para saber cómo bañar a una chinchilla correctamente sácala de la jaula sosteniéndola como si fuera un gato: poniendo una de tus manos sobre su vientre y la otra sobre su lomo, con firmeza pero sin apretar, ya que podrías ocasionarle daños en sus órganos internos. Introdúcela en el recipiente o bañera y deja que ella haga el resto. La verás rodar sobre la arena o la marmolina, usando el roce con el polvo para limpiar su pelaje.

Estate atento a las reacciones de la chinchilla ya que generalmente el baño es una actividad con la que disfrutan. Si hace algo parecido a un estornudo, si notas irritación ocular o cambios en su pelaje acude al veterinario para que te indique qué tipo de arena usar.

6

La frecuencia para bañar a la chinchilla dependerá de la humedad del lugar. Mientras más húmedo, más baños a la semana. Si la chinchilla se baña todos los días hay que dejarla apenas unos 5 minutos, si es entre dos y tres veces a la semana puedes dejarla unos 10 ó 15 minutos.

En el caso de la arena especial se use más de una vez durante la semana, hay que utilizar un tamiz para limpiar el pelaje y células muertas que ha botado el animal. La arena debe cambiarse semanalmente.

7

Como ves, aprender a bañar a una chinchilla ha resultado bastante sencillo. Ahora que ya sabes cómo hacerlo y estás listo para tener una de estas mascotas en casa y darle los cuidados que merece.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo bañar a una chinchilla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo bañar a una chinchilla

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo bañar a una chinchilla
1 de 3
Cómo bañar a una chinchilla

Volver arriba