Compartir
Compartir en:

Cómo bañar a un perro que no le gusta el agua

Cómo bañar a un perro que no le gusta el agua

Una de las rutinas a las que debes acostumbrar a tu perro es al baño así que si quieres bañar a tu perro pero tiene temor al agua, te invitamos a que sigas leyendo. Si tu mascota no soporta el agua sea cuál sea el motivo tendrás que ver la forma de hacer el momento lo más llevadero posible. Un aseo lleno de seguridad, cariño y distracciones hará que esa rutina de higiene sea mejor llevada por tu perro. En unComo.com te contamos cómo bañar a un perro que no le gusta el agua.

También te puede interesar: Cómo bañar a mi perro sin agua
Pasos a seguir:
1

Hay perros que no plantean ningún problema ni resistencia cuando hay que bañarlos pero hay otros canes que sienten miedo cuando saben que el temido momento del baño se acerca. A pesar de esto, es recomendable que tu perro tome un baño 1 vez al mes si resides en una ciudad y si vives en zonas rurales, incluso un par de veces al mes. Todo dependerá del ritmo de vida de tu mascota y de si se ensucia mucho o no.

Para empezar debes entender que ese temor es fruto de malas experiencias, un perro no nace con pavor al agua. Un can doméstico suele desarrollar ese miedo por alguna experiencia pasada negativa así que cada vez que vea la bañera o el agua le vendrán recuerdos sobre esas vivencias.

En este artículo te contamos cómo bañar a tu perro en casa por si necesitas algunos consejos antes de comenzar a establecer esta rutina en tu hogar.

2

Lo más importante es convertir el aseo en una experiencia segura y relajante. Cuida todos los detalles de ese momento y todo irá bien para que tu can no se estrese tanto. Es recomendable que pongas una alfombrilla de antideslizante en la bañera, para que así no se resbale ni haya patinazos; con este recubrimiento tu mascota se sentirá menos vulnerable en el baño.

Si tu mascota es pequeña o de tamaño reducido quizá la bañera sea un lugar muy inestable. En ese caso, usa mejor la pila del lavabo o una palangana con suficiente profundidad. También hay que evitar poner objetos a su alcance y que puedan caerse, como el bote de champú específico para perros, más que nada porque si se cae algo mientras le bañas el susto será de impresión y no ayudará a que la atmósfera sea buena para un can miedoso.

3

Una buena idea puede ser compartir la bañera con tu mascota, así será una manera de estrechar lazos y verse arropado y seguro en ese espacio. Con algunos perros funciona, así que podrías probar a meterte en el baño mientras lo aseas, para relajarlo, acariciarlo y pasar un rato agradable.

Una recomendación importante para el baño es que no uses la ducha porque el ruido y el impacto del agua a presión aumentará su miedo. Puedes usar un cazo o palangana pequeña para verter poco a poco agua sobre el cuerpo de tu mascota, de esta manera el temor decrecerá. Mientas lo bañes, habla, acaricia su cabeza y todo su cuerpo. El tono de voz mientras le hablas es importante, debe ser tranquilo y nada estridente, si suenas tenso o con nervios asociará el baño como una experiencia angustiosa.

4

Muchos perros sienten pánico y claustrofobia si se encuentran en espacios reducidos como la ducha o la bañera así que es posible que el baño le produzca emociones negativas que le impidan sobrellevar esta situación. Para hacer que esto sea más fácil, no cierres la puerta del baño y tampoco cierres del todo la mampara o cortina así sentirá que hay vía de escape y no está atrapado en un espacio pequeño.

Para que el baño pueda convertirse en una rutina calmada e incluso divertida, los juguetes y los premios son perfectos para ayudar a tu perro a que soporte el agua, será una invitación divertida para que cada vez sienta menos miedo al baño. Hay cantidad de juguetes de goma idóneos para jugar en la bañera, empieza jugando fuera del aseo para distraerlo y estimularlo, y poco a poco, acercar la juerga al baño.

5

Los premios comestibles son una alternativa genial para animar a un perro con miedo al agua. Esto, junto el cariño, la paciencia, una temperatura adecuada en el baño y el agua a unos 39 grados harán que tu mascota disfrute del baño como una vivencia agradable y hasta divertida.

Si tu perro ha llegado a casa siendo cachorro haz que el aseo sea una experiencia positiva desde el primer momento. Las primeras veces que un perro es bañado marcarán su actitud ante el agua en el futuro. En este artículo de unComo te contamos cuándo empezar a bañar a un perro.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo bañar a un perro que no le gusta el agua, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo bañar a un perro que no le gusta el agua

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo bañar a un perro que no le gusta el agua
1 de 5
Cómo bañar a un perro que no le gusta el agua