Compartir
Compartir en:

Cómo alimentar a un cachorro recién nacido

Cómo alimentar a un cachorro recién nacido

La alimentación de un cachorro durante sus primeras semanas de vida es de vital importancia para su correcto desarrollo. Si bien su dieta varía con el tiempo debemos asegurarnos de proporcionarle los nutrientes necesarios en esta primera etapa de su vida en la que el animal es más vulnerable. De esta forma, no solo protegemos su salud como cachorro, sino que garantizamos su bienestar físico y mental en futuros períodos de su vida. Por ello, en este artículo de unCOMO te damos los detalles acerca de cómo alimentar a un cachorro recién nacido, indicándote las cantidades adecuadas y otras pautas que debes tener en cuenta.

También te puede interesar: Cómo cuidar a un perro recién nacido 

Alimentar a un cachorro: los nutrientes necesarios

A la hora de alimentar a un perro cachorro debemos tener en cuenta que los requerimientos nutricionales son distintos a los de un can que se encuentra en su edad adulta. Durante las primeras semanas de vida, los perros necesitan una elevada cantidad de proteínas, minerales, vitaminas y grasas. Todo ello se encuentra concentrado en la leche materna, motivo por el que lo ideal sería que un cachorro recién nacido fuera amamantado por su madre.

La leche materna

Le forma más adecuada de alimentar a un cachorro es dejando que sea amamantado. La leche materna cumple con todas las necesidades nutricionales del pequeño durante sus primeras semanas y es la mejor forma de garantizar su salud y bienestar. Esto se debe principalmente a que su leche es rica en en proteínas y sales que ayudan a prevenir enfermedades. Este compuesto es conocido como calostro y su ausencia aumenta un 50% las posibilidades de supervivencia de un perro recién nacido.

Alimentar a un cachorro recién nacido: leche artificial

En el caso de que no exista la opción de que el cachorro sea amamantado por su madre podemos recurrir al uso de leche materna artificial. Esa alternativa es muy útil cuando uno o más cachorros han sido abandonados por la madre o en el desafortunado caso de que esta haya fallecido.

Alimentar a un cachorro con leche artificial

  • Acudir al veterinario. Lo primero que deberíamos hacer cuando tenemos en nuestras manos un cachorro recién nacido es llevarlo al veterinario. Es posible que, en el caso de que lo hayamos encontrado abandonado o no conozcamos su procedencia, el cachorro sufra malnutrición o cualquier otro problema que ponga en riesgo su vida.
  • Solicita leche materna artificial en el veterinario. Existen distintos preparados comerciales en formato polvo que pueden prepararse fácilmente en casa para alimentar al perro. También puedes optar por preparar leche materna para perros.
  • Deberás adquirir un biberón para poder administrar al cachorro el preparado de leche artificial. Es importante que cada perrito disponga de su propio biberón, puesto que en el caso de que uno de ellos sufriera una enfermedad evitaríamos el contagio.

Cómo dar el biberón a un cachorro recién nacido

Una vez hemos comprado la leche maternizada es hora de preparar el biberón para dárselo al cachorro. Estos son las pautas que debes tener en cuenta a la hora de hacerlo:

  • Lee las instrucciones del prospecto. A la hora de comprar la leche maternizada es importante consultar el veterinario acerca de cómo administrar las distintos tomas. No obstante, podemos consultar las instrucciones del producto para averiguar la cantidad que debemos darle al cachorro, en función de su peso y edad.
  • Por lo general, el número de tomas es de una cada cuatro horas hasta las tres semanas de edad.
  • Preparamos la leche artificial y acercamos la tetina a la boca del animal asegurándonos de que tiene una temperatura adecuada -37ºC-. En el caso de que esté dormido, estimula su apetito aproximando el biberón con cuidado para que sienta ganas de comer, siempre sin forzarlo.
  • No es necesario que el perrito se encuentre recostado, de hecho podemos dejar que siga acostado en su cama para mantener su calor corporal.
  • Esperamos hasta que el cachorro se acabe el biberón y posteriormente masajeamos con un trapo húmedo los genitales del cachorro. Esta es la mejor forma de simular la lengua de la madre, la cual lame a su cachorro tras las comidas para que este defeque y orine. Por lo tanto, debemos realizar estos masajes hasta conseguirlo.
  • Una vez hemos alimentado a nuestro perro cachorro lavamos bien el biberón. La mejor opción es hervirlo con agua caliente para asegurarnos una limpieza completa.

Consejos para alimentar a un cachorro recién nacido

  • No utilices leche de vaca. Es común pensar que a los cachorros se les puede alimentar con leche de vaca, pero lo cierto es que no es el alimento más adecuado. La leche de vaca es pobre en nutrientes en comparación con la leche que produce una perrita embarazada. Además, la lactosa puede producir diarrea y otros problemas en el recién nacido. Por ello, opta siempre por la leche maternizada para alimentar a un perro recién nacido.
  • Entorno adecuado. Habilita un espacio del hogar para que el cachorro o los cachorros estén cómodos. Dicho espacio debe estar limpio, alejado de cualquier peligro y tener una temperatura adecuada. En condiciones normales, los cachorros dispondrían del calor corporal de su madre, por lo que no debemos olvidar este aspecto y garantizarle una temperatura de entre 30ºC y 32ºC durante la primera semana. A partir de la segunda semana la temperatura debe oscilar entre los 26ºC y los 28ºC.
  • Controlar su peso. El desarrollo de un perro es rápido, especialmente durante los primeros meses. Por ello, la mejor señal de que está sano es que va aumentando de tamaño y peso. En caso de que el cachorro no coma, no aumente de peso, no defeque o sufra de diarrea deberemos acudir al veterinario.
  • No reutilizar la leche. Si sobra leche después de darle el biberón, es conveniente guardarla en la nevera y no utilizarla pasadas 12 horas.
  • Cuida su socialización. Durante los primeros meses se crea un vínculo muy especial entre la madre y sus cachorros. Es por este motivo que en el caso de criar a un perro recién nacido sin madre procuremos una correcta socialización. Por ello, una vez pasadas las primeras semanas y con la autorización del veterinario, podemos empezar a juntar a nuestro cachorro con otros canes. En este artículo te explicamos cómo socializar a un cachorro con perros adultos y personas.
  • A partir de las 6 semanas de vida, el perro pasará a consumir alimentos sólidos, por lo que te recomendamos leer este artículo acerca de cómo alimentar a un perro cachorro que te resultará muy útil.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo alimentar a un cachorro recién nacido, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Cómo alimentar a un cachorro recién nacido

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Claudia G
El cachorrito tiene 10 horas de nacida y no come de la testa de su mamá, que puedo HACER? Observo que si hace pipi y popo! Me preocupa que se debilite

Cómo alimentar a un cachorro recién nacido
1 de 3
Cómo alimentar a un cachorro recién nacido