Compartir

Cómo adiestrar a un perro pastor vasco

 
Por Isbel Delgado. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo adiestrar a un perro pastor vasco

Un pastor vasco es un perro fuerte, robusto y muy leal, por lo que resulta una compañía perfecta para quienes desean un animal enérgico que disfrute las actividades al aire libre. Sin embargo, su alto sentido de la independencia puede jugar en contra de su entrenamiento, por lo que es necesario enseñarle pautas de comportamiento para asegurarle un óptimo manejo corporal y social dentro y fuera de casa. La buena noticia es que son perros tan inteligentes que su aprendizaje puede comenzar tranquilamente en la etapa adulta, aunque no es lo recomendable.

Si tienes un perro de esta raza o estás considerando tener uno, en unCOMO te enseñamos cómo adiestrar a un perro pastor vasco para que tengas éxito enseñando a tu mascota.

También te puede interesar: Cómo adiestrar a un pastor alemán
Pasos a seguir:
1

El pastor vasco, como su nombre indica, proviene de esta región española y su nombre en euskera es Euskal Artzain Txakurra. Este tipo de pastor es un animal de guarda, por lo que tradicionalmente se ha utilizado en labores del campo como el resguardo de ganado y de propiedades.

Existen dos variantes de esta raza: Iletsua y Gorbeiakoa y sus colores más comunes son el blanco, el canela y el negro. Los machos pueden llegar a medir hasta 61 centímetros de alto y pesar hasta 36 kilos.

2

Aunque son perros muy territoriales pueden ser muy amistosos y cariñosos, especialmente con el amo, a quien respetan y siguen de manera muy leal. De hecho, disfrutan estar a su lado y sentirse útiles ayudándolo en sus tareas, especialmente si son al aire libre. No se dan tan fácilmente con otros perros al principio, pero una vez establecen el orden jerárquico con los otros perros son muy sociables.

3

Para saber cómo adiestrar a un pastor vasco lo primero que hay que tener en cuenta es que no son perros para espacios pequeños ni cerrados. Su energía y capacidad de trabajo se aprovechan mejor en casas amplias, preferentemente en el campo o con jardines extensos, ya que disfrutan mucho corriendo y jugando. Mantenerlo en un espacio inadecuado podría hacer que acumulase demasiada energía que al final podría volverlo agresivo y drenará su energía ladrando incesantemente, mordiendo objetos o haciendo agujeros en el suelo, lo que impedirá que asimile el entrenamiento recibido o que lo pase por alto como forma de reclamo.

Si el perro ya se encuentra en un espacio pequeño, la mejor manera de contrarrestar la situación es con paseos diarios y juegos al aire libre, por lo que hay que considerar un tiempo diario para estas actividades.

4

Como son animales tan inteligentes y que disfrutan de estar ocupados pueden ser muy buenos recibiendo el entrenamiento adecuado. Eso sí, hay que programar actividades variadas, ya que suelen aburrirse rápidamente de las tareas repetitivas, lo que podría hacerlos abandonar su proceso de enseñanza.

También hay que tener en cuenta la importancia de enseñarle que es el amo quien manda, porque con su carácter dominante podrían intentar imponerse durante el entrenamiento y, una vez que entienden esto, el resto del proceso se vuelve más sencillo.

Hay que tener en cuenta que la mejor forma de hacerles entender esto y que, de hecho, se trata de una parte importante de adiestrar a un perro pastor vasco es la del refuerzo positivo. Premiarlo por los objetivos logrados y por su buen comportamiento lo animará a continuar aprendiendo, en cambio los castigos pueden provocar reacciones no deseas y problemas futuros en el comportamiento. Así que una galleta, un juguete o una sesión de juego intenso pueden ser buenas recompensas para él.

Cómo adiestrar a un perro pastor vasco - Paso 4
5

Como los pastores vascos son perros de guarda su respuesta a ciertos estímulos puede ser de alarma o incluso agresiva. Hay que enseñarles a socializar con otros animales y con desconocidos para evitar comportamientos que pongan en peligro su integridad o la de otras personas o mascotas. Una vez que se acostumbran a la presencia de otros, son muy cariñosos y sociables.

6

Como su gusto por excavar es instintivo, hay que entrenarlo para que modere esta conducta, ya que puede abrir hoyos en la tierra con mucha rapidez y esto puede ser problemático si es una tarea que no se requiere en el terreno. Es muy importante que, al ser un perro enérgico y activo, realice el ejercicio diario que necesita, así que, si es posible permítele correr y jugar hasta que se canse. De esta forma evitarás conductas indeseadas como la que acabamos de comentar.

7

Además, si durante la educación y el entrenamiento de tu mascota crees que necesitas ayuda, no dudes en contactar con un profesional de la etología o un adiestrador canino, de esta forma evitarás errores en su educación y problemas futuros.

Si te ha resultado útil conocer cómo adiestrar a un perro pastor vasco, puede que también te interese conocer cómo adiestrar a un pastor alemán.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo adiestrar a un perro pastor vasco, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Escribir comentario sobre Cómo adiestrar a un perro pastor vasco

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo adiestrar a un perro pastor vasco
1 de 2
Cómo adiestrar a un perro pastor vasco

Volver arriba